12 DE OCTUBRE EN ESPAÑA: ¿DÍA DE LA INDEPENDENCIA CATALANA?

12 DE OCTUBRE EN ESPAÑA

La celebración del Día de la Hispanidad, como llaman al 12 de octubre en España, estuvo marcada por la lucha de Cataluña en pro de su independencia. Tanto así que paralelo al desfile que tradicionalmente encabeza el rey en Madrid, fue convocada una marcha en contra de la independencia catalana en la propia Barcelona.

La manifestación fue organizada por el españolismo, como llaman en la península ibérica a la posición política que está a favor de la indivisibilidad de España, y también por organizaciones fascistas. Se calcula que asistieron unas 65 mil personas.

La extrema derecha estuvo representada por Comunión Tradicionalista Carlista, Hazte Oír, Alternativa Española, Hogar Social Madrid y Legión Urbana. Además, representantes de los partidos gobernantes de derecha, Ciudadanos y Partido Popular, encabezaron la caminata.

Más allá de las consignas fascistas y colonialistas no hubo violencia en lo que terminó por ser una manifestación minoritaria, en comparación con los actos políticos independentistas de los últimos días.

Pero los más radicales ultrafascistas, La Falange y Democracia Nacional, marcharon aparte, en un grupo de unas 200 personas, bajo la consigna: “Rajoy, traidor, defienda la nación”.

En otra zona de la capital de Cataluña otros grupos de la ultraderecha, vinculados al fútbol (Atlético de Madrid, Valencia C.F. y C.E. Sabadell), se enfrentaron entre sí.

Históricamente Cataluña, al igual que el País Vasco, no celebran el Día de la Hispanidad, sus gobernantes no han aceptado nunca la invitación real a participar en los actos de celebración del día nacional de la otrora llamada por muchos “madre patria”.

Lo mismo sucede en el sur de América desde hace algunos años, cuando dejamos de celebrar el Día de la Raza o del Descubrimiento para empezar a conmemorar el Día de la Resistencia Indígena.

Claro que se puede creer que las autoridades españolas tienen derecho a celebrar el día de su patria en la fecha que mejor les parezca, pero que lo celebren el 12 de octubre, cuando en 1492  un día como tal sus ancestros emprendieron el mayor genocidio de la historia, no es casualidad.

En 1918 el rey Alfonso XIII decretó la fecha como Día de la Raza Española. Su intención era revivir, con un gesto simbólico, el imperio español, cuya caída fue empujada un siglo antes por Bolívar y San Martín, entre tantos otros.

Unos lustros después la celebración cambió de nombre al actual, y las palabras “raza española” fueron sustituidas por “hispanidad”.

La palabra “hispanidad” estaba ya en desuso a principio del siglo XX, pero fue rescatada por el cura español Zacarías de Vizcarra, residente en Argentina.  Este humanista propuso que “raza española” debería sustituirse por el término “hispanidad” en las celebraciones del 12 de octubre.

Más tarde Ramiro de Maeztu, filósofo político, español, monárquico, conservador y humanista, defendió el uso del término “hispanidad” para celebrar la dominación española durante la guerra civil de 1936 a 1939.

Sin embargo, el líder fascista y monárquico, Francisco Franco, al ganar la guerra mediante el exterminio de las fuerzas republicanas siguió llamando al 12 de octubre Día de la Raza Española. Todo siguió así hasta la década de los ochenta, cuando se asumió formalmente el término “hispanidad”.

Poco tiempo después se dejó de hablar de “hispanidad” para simplemente celebrar la “Fiesta Nacional de España”.

Lo importante es que a pesar de que los nombres han cambiado con el tiempo, la fecha ha permanecido igual. Se suaviza la lengua, pero se celebra lo mismo: el dominio de la Corona y el mantuanismo español sobre los pueblos de la península ibérica y sobre sus excolonias.

Y es que si bien el dominio político español sobre Venezuela y el resto del sur de América es mera fantasía y nostalgia para España, no pasa así con respecto a Cataluña y el País Vasco.

Por tal razón no sería de extrañar que la lucha de estos últimos esté reviviendo el fascismo y los proyectos colonialistas españoles, aun y cuando sea debatible el carácter popular o no de la demanda independentista catalana.

___________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado