5 CLAVES PARA ENTENDER LOS SAQUEOS EN COLOMBIA

Buenaventura es un pueblo del Pacífico colombiano y el equivalente al Puerto de la Guaira de nuestro país. Imagínate que hay un paro en el Puerto de la Guaira, que nada puede entrar o salir de él por casi una semana y que luego se desatan saqueos en la ciudad.

Bueno, eso es lo que está pasando en el principal puerto de Colombia, en el que en los últimos dos años se han hecho inversiones por más de 400 millones de dólares y por el que pasan 5,8 millardos de dólares en mercancías.

Buenaventura está localizado en el departamento del Valle del Cauca, a orillas de la Bahía de Buenaventura. En los años anteriores ha ocupado titulares por los sangrientos homicidios que ocurren allí, pero en los últimos días lo ha hecho por otra razón, aunque igual de mala: la ola de saqueos y represión que siguió luego del paro cívico que se inició allí hace una semana.

Buenaventura es una zona con graves problemas sociales, donde el Gobierno de Santos ha dejado una gran cantidad de promesas incumplidas. Muchos atribuyen a su mal manejo de la crisis que el paro cívico haya terminado en saqueos hace unos días.

Pero la situación en Buenaventura plantea muchas preguntas sobre América Latina, ¿estamos entrando en un periodo de ingobernabilidad? Acá dejamos unas claves básicas sobre lo que pasa en el Puerto de Buenaventura.

  1. Buenaventura es un pueblo muy pobre al lado de un puerto muy rico

Como la costa de Aragua y Miranda en Venezuela, el Pacífico colombiano es la región donde se concentra la mayor proporción de afrodescendientes de ese país, la cual -sorpresa, sorpresa- es también una de las más pobres. Debido al abandono del Estado, 80 % de la población está en la pobreza, el desempleo afecta al 60 % y el analfabetismo está en 17 %. El alcantarillado alcanza solo 60 % de la ciudad y el acueducto llega a 76 % de cobertura de acueducto urbano, el único hospital no funciona.

  1. Buenaventura es presa del paramilitarismo y el crimen organizado

Según un reportaje de la BBC, en Buenaventura bandas criminales de origen paramilitar usualmente descuartizan vivas a muchas de sus víctimas antes de arrojar los pedazos a la bahía. Habría unos 150 desaparecidos entre enero de 2010 y diciembre de 2013. No extrañe que sea el municipio de Colombia con más desplazados, 19 mil solo en 2013.

Según organizaciones de DD.HH, en Buenaventura poderosos grupos criminales que derivan de los paramilitares de extrema derecha continúan cometiendo abusos en contra de la población, incluyendo asesinatos, desapariciones y desmembramientos.

  1. Hay un paro cívico desde hace varios días en Buenaventura

Hace una semana, el 16 de mayo, inició un paro cívico convocado por varios gremios y organizaciones sociales. Además de las huelgas y movilizaciones, fueron bloqueados 11 puntos de acceso al puerto por donde sale 50 % de las mercancías producidas en Colombia, incluidas importantes “commodities como el café y el carbón. Mayor inversión social, mejoras salariales, cumplimiento de la estrategia contra la inseguridad que Santos ofreció desde 2014 están entre las reivindicaciones del que debería ser el municipio más próspero de Colombia.

  1. Las protestas fueron ferozmente reprimidas

Pese a los bloqueos de vías, el paro había transcurrido de forma ejemplarmente pacífica hasta que el Escuadrón Móvil Antidisturbio (Esmad) llegó a reprimir: “La situación se desbordó y es necesario un puente internacional que sirva como intermediarios entre fuerza pública y comunidad” fue la posición del Consejo Nacional Afrocolombiano de Paz (Conpaz). En dos de ocho puntos de concentración de manifestantes los agentes del Esmad usaron gases lacrimógenos, a pesar de que en el sitio se encontraban personas de la tercera edad y niños, también golpearon a los manifestantes y algunos han denunciado que les robaron sus pertenencias.

Justamente detrás de la violencia intempestiva del Gobierno -motivada seguramente por las pérdidas millonarias que estaba generando el paro- iniciaron los saqueos que ensombrecieron lo que, hasta entonces, había sido una protesta pacífica.

  1. Hubo saqueos y violencia en los últimos días

El cuarto día del paro se dieron saqueos en distintos puntos de la ciudad, como en un supermercado ubicado en el centro de Buenaventura. Los saqueos comenzaron hacia las 6 de la tarde cuando se iniciaron disturbios en varias zonas de Buenaventura tras la represión del Esmad. Vecinos empezaron a salir con machetes a enfrentar a la policía y pronto se formaron turbas armadas con palos y porras que llegaron a los comercios forzando las entradas.  

“Usted los veía con carros como si estuvieran mercando. Yo vi primero a un pelado con una bicicleta en un brazo y en la otra con un plasma, no sé cómo hacía. Jesús, viera eso, otros sacaron neveras. Unos de mi barrio llevaron comida, otros sacaron los electrodomésticos y el trago”, “contaba un hombre parado en una esquina del centro”, declaró un vecino.

A consecuencia de esto se decretó el toque de queda y el presidente Santos condenó el vandalismo pero no se refirió en nada a la actuación del Esmad.

Pese a la tragedia, las 83 organizaciones que han convocado al paro cívico declararon emergencia social y aseguraron que a pesar del toque de queda seguirán movilizándose.

¿Ingobernabilidad?

No es Venezuela el único país donde están ocurriendo protestas y saqueos: en Argentina se ha dado recientemente una huelga de maestros y decenas de protestas de centrales obreras y transportistas. En Brasil se realizó una huelga general y hubo grandes disturbios en ciudades como Sao Paulo, y en México protestaron por el “gasolinazo”. Aunque los escenarios y las intenciones de los manifestantes varían mucho de país en país, parece que con la baja en los precios de las materias primas el periodo de estabilidad que se vivió hasta hace pocos años ha dado paso a conflictos en varios países de la región.

¿Hemos entrado en un nuevo periodo de inestabilidad como el que se extendió desde finales de los ochenta hasta mediados de los noventa, o se trata de una mera casualidad? ¿Veremos más saqueos y disturbios urbanos en otros países del continente?

A lo largo del año lo sabremos.

_____________________

Por Fabio Zuluaga / Supuesto Negado