700 mil (por chamo) para arrancar clases

El próximo lunes, 16 de septiembre, los niños y adolescentes venezolanos están convocados a acudir al comienzo del nuevo año escolar 2019-2020. Para cumplir con los requerimientos que hacen las escuelas y colegios para asistir a ese primer día de clases, los padres y representantes debieron realizar un importante esfuerzo económico que supera los dos millones de bolívares.

Para iniciar el año escolar, los alumnos deben contar con el uniforme, compuesto por pantalón o mono, camisa o franela, medias y zapatos. También deben tener un bolso, una lonchera, varios útiles escolares, y llevar una merienda.

El equipo de Supuesto Negado visitó este jueves dos ferias escolares, una ubicada en la esquina de El Chorro y otra desplegada en el Palacio de las Academias, frente al Parlamento Nacional, para verificar cuál es el monto que las familias deben destinar para que sus hijos comiencen el nuevo año escolar.

En ambas ferias, un pantalón escolar tiene un costo que oscila entre 100 y 120 mil bolívares, las franelas pueden comprarse en 60 mil, un mono deportivo en 85 mil y un par de medias en 20 mil bolívares.

Más cerca de Plaza Caracas, una tienda que regularmente vende zapatos y maletas ofrece en esta temporada bolsos y loncheras cuyos precios oscilan entre 100 mil y 300 mil bolívares.

En varias papelerías consultadas por Supuesto Negado durante el recorrido, se pudo constatar que un cuaderno tiene un valor mínimo de 20 mil bolívares, mientras que los precios de una caja de creyones se ubican entre 30 mil y 100 mil, dependiendo de su calidad. En rubros como sacapuntas, borras y lápices, se deben invertir al menos 20 mil bolívares.

Por otra parte, el costo de la merienda sobrepasa los 20 mil bolívares, si esta se compone de una empanada, un jugo y una galleta.

En total, para acudir al primer día de clases, un padre o una madre deberá gastar aproximadamente 700 mil bolívares por niño.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado