9 países endurecieron requisitos para migrantes venezolanos en 2019

Los principales países que en América del Sur son destino de los venezolanos migrantes iniciaron una escalada de restricciones migratorias contra el pasaporte criollo durante las últimas semanas que han ocasionado caos en sus fronteras y reforzado la xenofobia.

Estos Gobiernos, al mismo tiempo que denuncian la dictadura y la crisis humanitaria en Venezuela, cierran sus fronteras e imponen cada día más requisitos de entrada a los migrantes que ellos mismos califican de refugiados y que según sus declaraciones, huyen buscando comida y libertad.

Luego de que Panamá –principal destino de una primera oleada migratoria venezolana– debutara como el primer país de la región en exigir visa de entrada a los venezolanos en octubre de 2017, este año se le unieron Chile, Perú, Trinidad y Tobago y Aruba.

El Salvador, Nicaragua, Honduras y Guatemala, aunque no son precisamente destino predilecto de los venezolanos migrantes, impusieron también el requisito de la visa de turista para los venezolanos que deseen entrar en su país, entre los que quedan eximidos aquellos que cuenten con visa estadounidense, igual que en Panamá.

Esta exención deja claro que esos países –de dónde salen todos los días cientos de migrantes pobres para intentar cruzar a pie hacia EE.UU.– solo tienen las puertas abiertas a los venezolanos de clase media para arriba.

Ecuador, otro de los países a donde suelen dirigirse los migrantes venezolanos, aún no ha establecido la solicitud de visas para la entrada en su país, pero en reiteradas oportunidades ha anunciado que pronto lo hará.

Chile

Uno de los destinos por excelencia de los migrantes venezolanos de diversa clase social, comenzó a pedir visa de turista para los criollos desde el pasado 21 de junio. El anuncio, hecho abruptamente, ocasionó caos en la frontera del país donde venezolanos esperaban para ingresar vía terrestre. Igualmente, en Maiquetía bajaron de los aviones a quienes pretendían volar al país.

Ahora, para ingresar a Chile, los venezolanos deberán contar con un “Visto Consular de Turismo”, que permite una estadía máxima de 90 días y su trámite cuesta 60 dólares. Debe solicitarse en el consulado de Chile antes de viajar y, entre otras cosas, uno de los requisitos para que sea aprobado es demostrar que se tienen 50 dólares diarios para la manutención durante el tiempo que estará en el país.

En adicional, a los venezolanos que estén optando por quedarse a vivir en Chile, el país les exige una “visa de responsabilidad democrática” que se puede solicitar en cualquier consulado de Chile en el exterior y permite la residencia en el país por un año, prorrogable por otro más. El trámite cuesta 30 dólares.

El presidente Sebastián Piñera justificó la medida diciendo en una entrevista al diario ABC: “Creemos que Chile debe seguir siendo un país abierto y acogedor con la inmigración, pero queremos una inmigración ordenada, regulada y segura”, y subrayó que la política es de “fronteras cerradas” para aquellos que quieran entran de forma ilegal o tengan antecedente delictivos.

Perú

Perú es uno de los países que más venezolanos ha recibido y también que más xenofobia ha mostrado contra los migrantes. Abundan en medios de comunicación y redes sociales las reseñas de episodios de agresión contra venezolanos –individuales y colectivos–. Y más recientemente, desde lo institucional, la imposición del requisito de la visa para permitir el ingreso va en la misma línea.

El requisito está vigente desde el pasado 15 de junio y se trata de una “visa humanitaria” que se exigirá para ingresar al país y deberá estar acompañada de antecedentes penales y el pasaporte venezolano, no importa si está vencido. Se debe tramitar ante el consulado de Perú.

“Tenemos que tomar las acciones para mejorar y garantizar la seguridad de los ciudadanos en el Perú, es por eso que estamos tomando esta medida”, declaró el presidente Martín Vizcarra al momento de hacer el anuncio, que se realizó en paralelo a un “acto de deportación” de 50 venezolanos que presuntamente habían mentido sobre sus antecedentes penales al solicitar el permiso de residencia en el país.

“Aquí no vamos a permitir que continúen personas que delinquen. (Expulsaremos a) los que sean necesarios: 500, 800, 1.000 o 2.000”, dijo el mandatario, citado por BBC.

La vigencia de la visa humanitaria tiene un plazo de 183 días, y al momento de expedirlo, las oficinas migratorias otorgan un carnet de extranjería que autoriza a la persona a trabajar formalmente y acceder a servicios públicos.

Para quienes no estén interesados en migrar a Perú, pero necesiten viajar al país, podrán tramitar la visa de turismo que tiene un costo de 30 dólares.

VenezolanosAruba

La isla caribeña, uno de los principales destinos turísticos de la clase media venezolana, comenzó a pedir visa a los nacionales en mayo de este año, cuando las fronteras fueron cerradas de lado y lado.

Al parecer esta isla, uno de los principales países beneficiados por el “raspacupismo”, comenzó a incomodarse con la llegada repentina de venezolanos que no correspondían al estándar tradicional de turistas a los que están acostumbrados.

La primera ministra del territorio autónomo de Países Bajos, Evelyn Wever-Croes, dijo el pasado 11 de julio que su Gobierno prepara el establecimiento de un sistema electrónico de autorización de viaje para los venezolanos, que será una réplica del sistema migratorio de Estados Unidos, reseñó EFE. También debe contar con al menos 150 dólares por día durante su estadía en la isla.

Trinidad y Tobago

A partir del lunes 17 de junio de 2019, todos los venezolanos que deseen ingresar a Trinidad y Tobago deben solicitar una visa en el consulado de Trinidad y Tobago en Caracas.

Las islas, a las cuales suelen migrar los venezolanos vía marítima desde el estado Sucre, ha sonado mucho en los últimos meses como país donde operan redes de prostitución y tráfico de personas que captan preferentemente mujeres venezolanas.

Lo venezolanos en Venezuela también pueden tramitar un visado de residencia que les permitirá trabajar y vivir legalmente en Trinidad y Tobago por el período de un año, anunció el ministro de Seguridad Nacional de ese país, Stuart Young, citado por EFE. Para este documento los interesados deben registrarse vía electrónica.

Estados Unidos

El país gobernado por Donald Trump, donde se ha recrudecido una cruzada contra la migración ilegal mexicana y centroamericana, hasta los momentos no se ha puesto coto con la migración venezolana, al contrario, se la ha favorecido con medidas como el anuncio de recibir a los venezolanos con pasaporte vencido.

Analistas señalan que en esa política influyen muchos factores, entre ellos, el poder del lobby cubano-venezolano de Florida, de mayoría republicana, que apoya a Donald Trump, para quien sin ese soporte sería imposible una nueva victoria electoral.

Otro de los aspectos a tomar en cuenta es que a diferencia de la migración ilegal mexicana y centroamericana, los venezolanos que arriban a EE.UU. lo hacen en su mayoría con visa de turista, es decir, que ya han pasado un primer filtro de aprobación, y son al menos de clase media y profesionales, lo cual no les afea en paisaje, sino que al contrario, les proporciona mano de obra calificada en el peor de los casos, y en el mejor, inversionistas.

Para quienes viajan a Estados Unidos, tanto la visa como las preguntas incómodas en migración son ya una costumbre de larga data.

En cuanto al viejo continente, solo el Reino Unido ha impuesto el requisito, que está vigente desde 2014, de resto, los venezolanos son libres de ir como turistas solo con su pasaporte a todos los destinos de la Unión Europea, sin embargo, al llegar a estos países, en la taquilla de migración deben justificar muy bien que cuentan con los fondos para permanecer durante los días de su estadía y preferiblemente mostrar una carta de invitación. Si no, se arriesgan a que no se les permita la entrada.

Por Rosa Raydán/ Supuesto Negado