A un año de la Reconversión: ¿Qué ha sido del cono monetario?

Cuando casi ya se cumple un año de la Reconversión Monetaria que le dijo adiós al Bolívar Fuerte y le dio la bienvenida al Bolívar Soberano, el cono monetario original ya no se usa, arrastrado por la hiperinflación.

Con una propuesta original por el Banco Central de Venezuela (BCV) de ocho billetes y dos monedas, en la actualidad el venezolano sólo paga con seis, tres de ellos nuevos, y las monedas desaparecieron por completo al poco tiempo de ser inyectadas en el mercado.

Aunque en algunas partes de Venezuela todavía se acepta el billete de 50 bolívares, en la mayoría del país se aceptan los de: 100, 200, 500, 10.0000, 20.000 y 50.000, estos tres últimos lanzados por el BCV en junio de este año.

En el ayer quedaron los de Bs. 2, 5, 10 y 20, que se han visto tirados o rotos en la calle o como parte de curiosas artesanías como carteras u origamis, que muchos venden para paliar un poco la crisis financiera.

Las monedas de 50 centavos y un bolívar, ya no se ven por ninguna parte.

Los que nadie quiere

“Billetes de 50, no”, escuchó el equipo de Supuesto Negado en una parada de autobús en Zona Rental, donde una mujer, que decía ser de Mérida, reclamaba al colector.

“Eso es dinero, es tan válido como cualquier otro billete, que yo sepa no lo han sacado todavía, y además, eso es lo que se consigue en los bancos de allá”, comentó la enfurecida mujer.

Los sustitutos

Pese a la aparición de los billetes de más alta denominación y a que la Constitución establece en su artículo 318 que la moneda de curso legal en Venezuela es el Bolívar, cada vez es más común ver a la luz del día cómo se comercia con dólares estadounidenses.

En una entrevista para Supuesto Negado, el economista y exdiputado a la Asamblea Nacional por el PSUV, Adel El Zabayar, advertía sobre la dolarización informal en Venezuela, y cómo este fenómeno respondía a la incapacidad del cono monetario venezolano de satisfascer las necesidades del mercado interno.

“El problema es la falta de divisa nacional, y la efectividad de ese billete, es decir hoy en día cuando tú calculas los precios de los productos en todo momento se establece en base del precio en dólar. Aparentemente, el Gobierno ha permitido la posibilidad de que la población esté utilizando, no solamente el dólar, sino todas las divisas y eso se impone precisamente por la falta de presencia de la moneda nacional”.

Para El Zabayar, la política monetaria del BCV “ha sido ciega a la evolución del mercado”.

Cuando todavía no ha cumplido un año, la Reconversión Monetaria, que el 20 de agosto le quitó cinco ceros al Bolívar, ya acumula cifras mínimas de tres, y su tasa de cambio oficial, ya supera la barrera de los 14 mil, ubicando el sueldo mínimo del venezolano (40.000 mil bolívares mensuales) en 2,76 dólares per cápita.

Por Maya Monasterios Vitols / Supuesto Negado