Alcalde peruano que amenazó a venezolanos dice que no es xenófobo

El alcalde peruano Arturo Montesinos, quien en días recientes amenazó y propuso expulsar a todos los venezolanos residentes en el municipio Caravelí, tras el asesinato de una pareja de empresarios presuntamente a manos de dos venezolanos, se retractó y dijo que sus declaraciones iban dirigidas solo a los supuestos homicidas.

“Esa reacción que tuve en ese momento fue, más que un discurso, el dolor que sentíamos (…) No todos los venezolanos son malos, cuando yo me refiero a que se vayan, (era) específicamente contra estos dos ciudadanos (…) yo no tengo odio contra los hermanos venezolanos, la cólera y mi indignación era en contra estos dos, o tres, cuatro ciudadanos venezolanos, era el sentimiento contra ellos exclusivamente”, explicó a una cadena de televisión local.

Sin embargo, pocos minutos después, y al ser cuestionado sobre el supuesto aumento de la criminalidad en todo Perú atribuido a los venezolanos, Montesinos volvió a cargar contra los migrantes, asegurando que es imposible mediar con ellos y que no se comportan como “una persona normal”.

“Esta ciudad pacífica se ha visto vulnerada por la inseguridad que generan estos ciudadanos, toman en una esquina, se pelean en una esquina, nadie puede intervenir (…) actúan de una forma tal, que de verdad dejan mucho que desear de una persona normal”, declaró.

La autoridad regional adelantó que se había reunido con efectivos militares de alto grado para elaborar un plan que permita revisar los antecedentes de los venezolanos que llegan a su ciudad y propuso que los poderes Ejecutivo y Legislativo establezcan normas en ese sentido.

Por Maya Monasterios Vitols / Supuesto Negado