ALEJANDRA BENÍTEZ: “DEFINITIVAMENTE SOY DEL CHAVISMO DURO, DEL RESTEADO”

La esgrimista y exministra de Deportes Alejandra Benítez examinó para Supuesto Negado la coyuntura política del país. En esta conversación evaluó el proceso constituyentita, habló sobre el deslinde de algunos excompañeros dentro del chavismo y sobre cuál es el sentir de la gente en la calle. También se pronunció sobre el accionar de la fiscal general Luisa Ortega Díaz.

Su análisis de la jornada del 30 de julio.

Definitivamente el pueblo venezolano cree en la democracia, se activó y salió a decirle al mundo que efectivamente queremos paz, que creemos en la libertad, que somos un país libre.

La atleta asevera que se creó un efecto especial con el hecho de que la gente tuviera que salir a votar por su propia gente “ya que no eran los mismos candidatos de siempre”.

Había candidatos del sector, del barrio, de la comunidad… señoras, jóvenes, profesionales, amigos. Eso movió a una masa que a veces no se mueve o una masa de venezolanos que quizás estaban cansados de los mismos candidatos. Movió a un grupo que estaba alejado del voto, de participar. Eso fue muy importante para nosotros: la apertura de que todos podían participar y ser constituyentistas. Se dio ese paso gigantesco y despertó a nuestro pueblo amado, que definitivamente cree en la democracia.

Ya instalada la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Benítez tiene formada la expectativa de que restablezca el orden entre los poderes públicos y ponerse en la vanguardia de una lucha de todos y no de un sector y en la que “se vea reflejada el sentir del pueblo”.

Ahorita estamos pasando por un problema económico bien fuerte que nos está pegando a todos. No puede ser que una página web te pueda manejar la moneda del país, no puede ser que todo se lleve a través de estas redes que quieren manipular la economía del país.

Sobre si la ANC renovará políticamente al país, la exministra sostiene que ese proceso ya viene dado por los seleccionados el domingo 30 de julio:

La renovación ya se está dando por los nuevos constituyentistas, por las caras. Hay caras comunes pero también hay nuevas caras. Ellos tienen como renovar al país y queda de su parte hacerlo mejor, que se haga en santa paz y que el país se enrumbe como debe ser.

Benítez adoptó un bajo perfil desde que abandonó la cartera ministerial, pero rápidamente se reconoce al momento de ser abordado ese punto: “Definitivamente soy del chavismo duro, del resteado, del que morimos con las botas puestas, del que estamos aquí en una lucha de clases, en una lucha para que nuestro país sea cada vez más independiente. Solo nosotros los venezolanos podemos, a través de la paz y el diálogo, llevar a adelante a nuestro país. No a la injerencia y a toda esta gran red que se ha dedicado a desprestigiar a nuestro país. Aquí estamos, en la lucha para lo que venga”.

La gente está cansada de muchas cosas

Puesta a auscultar la calle, Alejandra Benítez analiza que “la gente tiene siempre una incertidumbre sobre qué pasará. La gente está cansada de muchas cosas, de no conseguir un punto de encuentro, la gente está cansada de pelear, de que estén jugando con nuestro bolsillo, de que no hayan medidas y de que sigan abusando del venezolano de a pie”.

La gente está cansada de muchas cosas, de no conseguir un punto de encuentro, la gente está cansada de pelear, de que estén jugando con nuestro bolsillo, de que no hayan medidas…

“Por otro lado, se despertó en una lucha. Muchísima gente decidió que esto hay que discutirlo, que hay que hablar, de llevar la palabra y ser como los pregoneros de la Revolución. Eso se ha visto: como la gente se explica entre ellos sobre qué es lo que está pasando, sobre el cómo puede estar de aquel lado y no de este”.

La gente tiene una conciencia política increíble y eso lo despertó el comandante Chávez, quien nos guió, nos educó y en el momento de su partida nos dejó bien orientados. No te creas, la gente está resteada. Ese es el chavismo fuerte, está en la calle y en su lucha.

Acerca de la capacidad de que el chavismo mantenga el empuje demostrado el 30 de julio, la esgrimista olímpica anota que esa posibilidad tendrá correspondencia con el desempeño de la ANC.

—Depende de muchos factores. El chavismo real, el que cree en esto, el que se movilizó, también está tocado porque está cansado de las locuras de la derecha de Venezuela. Para mantener la movilización es necesario que la gente se afiance, que vea a sus líderes trabajar por ellos, que vea que no se están rindiendo ante la implacable y más que fascista acción de la derecha de Venezuela.

El pueblo está cansado de muchas cosas, pero en este momento de la tranca, de no poder ir a trabajar, de sentir amenazas, de tener que estarse escondiendo y ni poder decir siquiera que eres chavista. La gente está cansada de esas amenazas y esas burlas que le tienen a todo.

El pueblo está cansado de muchas cosas, pero en este momento de la tranca, de no poder ir a trabajar, de sentir amenazas, de tener que estarse escondiendo y ni poder decir siquiera que eres chavista.

Hay que decirle a nuestra gente que tenemos que seguir en pie de lucha a trabajar y a conquistar, porque esta es una dura batalla que tenemos en contra de medios de comunicación internacionales, en contra de nuestra propia gente que está ciega y que se deja llevar por una cadenita de Whatsapp, por un mensaje de dos o tres que lo que están buscando es poder.

La oposición está sacando la peor calaña

Benítez no tiene paz con la miseria a la hora de ofrecer juicios sobre el antichavismo.

Definitivamente están sacando la peor calaña, que siempre la han tenido pero la han sacado a flote: la entrega del país a Estados Unidos y las cúpulas internacionales. Es increíble ver como no les importa nada, que prefieren que intervengan militarmente a Venezuela, que prefieren asumir posiciones anti patrióticas a establecer el diálogo, a trabajar en pro del venezolano. Han preferido quemar al país, han preferido crear esta nube de odio entre hermanos. El hombre de derecha se vende al mejor postor.

Es increíble ver como no les importa nada, que prefieren que intervengan militarmente a Venezuela, que prefieren asumir posiciones anti patrióticas a establecer el diálogo, a trabajar en pro del venezolano.

Me he quedado asombrada de ver compañeros, que los vimos en la universidad y en otros espacios y que sabíamos cuáles eran sus luchas, desatados y convirtiéndose en uno más de esos, que preferirían dejarlo todo a otros a luchar por nuestra tierra. Es increíble, pero es lo que hay. No tenemos una oposición seria y demócrata. Tenemos una oposición nefasta que cree en la dictadura y en los golpes de Estado.

No tenemos una oposición seria y demócrata. Tenemos una oposición nefasta que cree en la dictadura y en los golpes de Estado.

De Luisa Ortega Díaz y Andrés Izarra…

Otros tres puntos serán masticados por Benítez antes de poner fin a la entrevista. Los dos primeros son espinosos porque tienen nombres y apellidos: Luisa Ortega Díaz y Andrés Izarra.

Del primer caso dice: “Sin palabras. Todavía estoy en estado de shock con lo que ha pasado con muchos compañeros y no quiero emitir juicio contra nadie por más que pueda estar molesta por sus acciones. Cada cabeza es un mundo e internamente no se qué pasa con ella. No se qué paso… hay cosas que se debaten y yo lo hablo a lo interno, pero una opinión pública, no soy quién para hacerlo. Bastantes opiniones públicas dicen sobre mí que no son ciertas, que por haber tomado acciones me difamaron y yo no quiero difamar a nadie. No me parecen correctas muchas cosas que ella y muchos compañeros han hecho. Yo estoy muy dolida de que tengamos ahora estos enemigos que en su momento fueron importantes para la Revolución”.

No me parecen correctas muchas cosas que ella [Luisa Ortega Díaz] y muchos compañeros han hecho. Yo estoy muy dolida de que tengamos ahora estos enemigos que en su momento fueron importantes para la Revolución.

De Izarra: “No creo que esté de otro lado político. Simplemente emitió una opinión de lo que estaba pasando con Smartmatic. Dijo que si Smartmatic creía que había dudas con el conteo de los votos, que se revisara, pero no era que tuvo una posición política diferente. Conociendo a Andrés, no creo que esté de otro lado en la lucha. Estoy totalmente en desacuerdo en que se catalogue a un compañero por mensajes que emitió y fue bien claro”.

¿Volverá Benítez a un ministerio?

Y finalmente de sus recuerdos como integrante del gabinete de Nicolás Maduro: “No se si aceptaría nuevamente ser ministra. Sufrí mucho queriendo hacer cosas positivas y no tuve apoyo de los que en su momento creyeron en mí y en mis capacidades. No tuve apoyo de las personas que me orientaron a poner ciertas denuncias y después me abandonaron en la lucha y por eso sería muy difícil que yo aceptara otra vez. No tengo intereses sino el de ayudar al deporte y yo se que a veces eso incomoda. Mis intereses son el ámbito de la dirigencia deportiva y no por un cargo público y nada por el estilo. Mis intenciones siempre han sido ayudar al deporte y me encanta la dirigencia deportiva y lo estoy trabajando ahorita para, quizás, entrar en otro ámbito a nivel internacional”.

No se si aceptaría nuevamente ser ministra. Sufrí mucho queriendo hacer cosas positivas…

_________________________

Por Douglas Bolívar / Supuesto Negado