Alta comisionada de la ONU dice que está preocupada por consecuencias de sanciones

La alta comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (ACNUDH), Michelle Bachelet, dijo este jueves que está “preocupada por el impacto potencialmente severo en los derechos humanos del pueblo de Venezuela” que puede tener el nuevo conjunto de sanciones impuestas por Estados Unidos esta semana.

Además, expresó que teme que las sanciones económicas tendrán implicaciones de largo alcance sobre los derechos a la salud y a la alimentación.

Estas sanciones son extremadamente amplias y no contienen las medidas suficientes para mitigar el impacto en los sectores más vulnerables. Temo que tengan implicaciones mayores en los derechos a la salud y a la alimentación, en particular en un país donde ya existe una seria situación de escasez de bienes esenciales”, sentenció Bachelet.

El presidente estadounidense Donald Trump firmó el lunes 5 de agosto una orden ejecutiva que congela todos los activos del Gobierno venezolano en su país y prohíbe las transacciones con el Ejecutivo nacional.

“Todos los bienes e intereses en propiedad del Gobierno de Venezuela que se encuentran en Estados Unidos están bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados ni tratados de otra manera”, precisa el decreto con el que el mandatario norteamericano ha formalizado el bloqueo económico y comercial denunciado por Venezuela en reiteradas ocasiones y en distintos foros de concertación política mundial.

La declaración de la expresidenta de Chile se produce luego que el canciller venezolano Jorge Arreaza llamara a la ONU para que se pronunciase en torno al embargo impuesto por el país del Norte.

Por Nancy Mastronardi / Supuesto Negado