ÁNGEL PRADO: “PRETENDIMOS GANAR LA ALCALDÍA PARA MATERIALIZAR UNA CONSTITUYENTE MUNICIPAL”

Cuando se anuncian elecciones, es habitual que se produzcan desavenencias en el seno de los partidos entre rivales que quieren ser candidateados, salvo que en la tolda alguien ostente un desprendido liderazgo. La verdad, no es para alarmarse, porque regularmente la fiesta termina en borrón y cuenta nueva.

Pero el caso de Ángel Prado en el chavismo quizás sea diferente. Más de 13 mil votos, de los 17 mil posibles, lo llevaron a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). De mil firmas necesarias, asegura haber recaudado 8 mil para respaldar su inscripción como candidato a la alcaldía del municipio Simón Planas (LAR).

La mayor bandera de Prado es la consolidación de La Comuna El Maizal, ejemplo de cómo seguir al pie de la letra uno de los últimos encargos del comandante Chávez antes de inmortalizarse.

La polémica negativa de su candidatura a la alcaldía, el sueño necio de la construcción de comunas y la lucha necesaria contra el Poder Constituido para hacerlas realidad, forman parte de esta conversación de Supuesto Negado con el comunero.

Hay mucha gente cuestionando que si la Comuna El Maizal es un ejemplo del pretendido Estado Comunal, ¿para qué ir por una alcaldía que forma parte del aparato del Poder Constituido?

Nosotros creemos firmemente en la construcción del poder popular y el socialismo desde lo territorial. Venimos acompañando al comandante Chávez desde que estaba en la presidencia entendiendo que había toda una intención de impulsar la creación del Poder Popular. Lamentablemente, una vez que parte físicamente el Comandante cambian las cosas y vemos cómo ha habido un retroceso, o al menos una paralización en el impulso del poder popular y el apoyo al pueblo organizado.

Las organizaciones de base están siendo golpeadas al punto que si no se alinean con una corriente de pensamiento, simplemente quedan desamparadas. Y más allá, si asumen alguna crítica o alguna reflexión, ya quedan marcados, etiquetados, señalados.

Nuestro territorio (Simón Planas) está casi 100% conformado en comunas, pero tenemos unos obstáculos que lo que han hecho en muchos años es golpear y golpear, que son los funcionarios que han estado en la alcaldía. Este año, que ha sido de grandes victorias en lo político, en lo económico y electoral desde nuestro municipio, en la lucha contra el latifundio y tomando empresas que estaban paralizadas, todas esas victorias de este año y esa fuerza acumulada, nos hizo coincidir en que entre todos nosotros debía haber la fuerza y la responsabilidad de asumir ese espacio burocrático que ha sido un obstáculo para el avance del poder popular que es la alcaldía, para desde allí apalancar la organización popular y evitar que desde ese centro de poder se siga intentando desarmar todo lo que hemos impulsado. Por eso justificamos ir hasta allí, para hacer lo que dijo el comandante Chávez: tomar los espacios de poder para transferirle poder al pueblo.

¿La comuna debe, entonces, enfrentarse al Poder Constituido?

La comuna debe enfrentarlo, es un reto que tiene. Nosotros vemos que cada día más se aleja la posibilidad de que el gobierno promueva las comunas. Y no es una responsabilidad del presidente Nicolás Maduro, nosotros apoyamos 100% al compañero y estamos resteados con él, pero sí entendemos actitudes de mucha gente que para nada le interesa el Poder Popular. Un reto que tenemos nosotros es: o existimos y avanzamos, o nos dejamos aniquilar. Por eso hay que montar un escudo de defensa para nosotros cuidar lo alcanzado, e impulsarlo cada día más para hacer crecer la organización popular, que es la base sólida que va a sostener el proyecto revolucionario.

¿Usted está convencido que sí hay gente dentro del Poder Constituido que le tiene miedo a las comunas?

En el gobierno hay gente que no quiere perder los privilegios. Hay toda una intención de frenar el avance de la organización popular, a que el pueblo se organice y exija recursos, exija cuentas, exija participación. Muchos no quieren tener a unos barrios populares o a unos campos movilizados reclamando sus derechos.

Más bien, hay como una intención de reducir los movimientos populares a las formas de organización planteadas desde el mismo partido (PSUV). Por ejemplo, las UBCH asumen la organización político electoral, pero también asumen la distribución de los alimentos, entonces eso les quita la competencia al Consejo Comunal. Las UBCH son ocho o diez personas que están allí para pararse firme y sujetarse a lo que diga el líder del partido en el territorio, dejando de lado ese espíritu de la Asamblea Popular, que es donde el pueblo se expresa, donde participa.

Pienso que hay una pretensión de reducir al Poder Popular a ese tipo de prácticas, y nosotros, los que nacimos y crecimos con Chávez, nos resistimos y nos negamos totalmente a que eso ocurra. Creemos que sería un crimen que se instaure nuevamente en el país esa política representativa y se vaya eliminando esa política participativa que el presidente Chávez y el pueblo con tanto esfuerzo intentamos desarrollar.

¿A qué adjudica la prohibición de su candidatura a la alcaldía de Simón Planas por la ANC?

Hay muchos argumentos, comentarios y opiniones, pero yo pienso que el pueblo que no se alinea con el centro de poder, difícilmente llegue a los espacios de Poder Constituido. Obviamente nosotros íbamos a obtener una gran victoria y se me niega la posibilidad de participar por el PSUV, se me niega la posibilidad de ir por iniciativa propia y finalmente se me bloquea la posibilidad de que por algún partido el Polo Patriótico yo pudiera mantener mi candidatura.

Hay unas excusas que apuntan a que la ANC prohibió la participación a los constituyentes que no fueron postulados por el PSUV.

¿Está diciendo que el PSUV controla la ANC?

Lamentablemente se está viendo que es así. Quienes toman decisiones pasando por encima del pleno de la ANC quedaron en evidencia. Nosotros queremos informar a nuestro pueblo que hay sectores dentro del chavismo que pretenden asumirlo como algo particular en todos los ámbitos, y eso no está bien, eso reduce la posibilidad de la participación del pueblo en las tomas de decisiones.

El sectarismo atenta contra el sistema democrático y contra la democracia participativa y protagónica. Nosotros hicimos hasta lo imposible por defender nuestra candidatura, marchamos más de 800 personas en una gran comisión que viajó a Caracas con mucho esfuerzo a tratar de hablar con la presidenta de la ANC. No se logró el objetivo y la gente se fue bastante desmoralizada, porque ese es un pueblo casi 100% chavista y siempre lo hemos demostrado. Lo menos que esperábamos era una situación como esta.

Hasta donde tiene conocimiento, ¿la diatriba que se produjo en su caso se ha repetido en otros lugares donde existen comunas?

Conocimos de dos casos: uno de Falcón y uno de Trujillo. Pero en realidad no eran las comunas que pedían el derecho a participar. Sin embargo, nos solidarizamos con esos compañeros. Hay unos líderes de base muy buenos, con total reconocimiento de su pueblo y constituyentes también. Lamentablemente no pudieron participar.

El caso nuestro es curioso por cómo ocurrió, porque en realidad nosotros pretendimos ganar esta alcaldía para desde allí materializar lo que dijo el comandante Chávez de convocar a una constituyente municipal y desde allí transferir el poder al pueblo.

Yo pienso que el chavismo está más vivo que nunca, arraigado en el pueblo y nadie va a poder privatizarlo o particularizarlo a una corriente. Así como nosotros hacemos esos intentos de participación, hay muchos territorios donde la gente va a luchar por cambiar esta realidad. La gente va a exigir desde el chavismo que sean justas las acciones y las políticas.

Bajo la óptica que planteas y en plena lucha contra la guerra económica ¿qué importancia tienen las comunas en este momento?

Estoy seguro, de acuerdo a nuestra realidad, que nosotros como pueblo organizado somos la única garantía de salir de esta crisis, sobre todo de la crisis alimentaria, tomando en cuenta que las comunas rurales son la gran mayoría en el país, con una gran potencia para la producción, el desarrollo de muchos rubros y que en la comuna los recursos se administran bien y se ejecutan de manera muy eficiente.

Yo creo que se deben generar las condiciones para que el pueblo organizado asuma su responsabilidad. Lo digo por experiencia propia, El Maizal acaba de producir una gran cantidad de maíz, ganado, queso, hortalizas y leguminosas. Hay toda una experiencia visible y nosotros hemos luchado mucho para tener esas mínimas condiciones para llegar a ese nivel.

Hay otras comunas que son víctimas de cuestionamientos, inclusive desde sectores del gobierno, porque lamentablemente no han tenido la colaboración para desarrollar todo su sistema de producción. Vemos cómo el gobierno se la está jugando con el empresario privado, que está teniendo grandes beneficios, posibilidades de adquirir los recursos, medios de producción, fábricas, las divisas; ahora con el modelo de las empresas mixtas entre gobierno y empresa privada, donde prácticamente el privado es quien asume todo. Se le han dado todos los beneficios y ¿cuál es la respuesta? ¿Tener un kilo de queso en 120 mil bolívares? ¿Un cartón de huevos en 130 mil bolívares? Es un saboteo que nos han mantenido durante todos estos años en los que han recibido los recursos, tratando de justificar que es el empresario privado el que puede salvar la situación económica del país.

Decía el comandante Chávez que el pueblo organizado es el que puede impulsar un nuevo modelo. Las comunas tienen gran capacidad. En las comunas es donde vive el pueblo, donde vive la mano de obra de la industria, el artesano, el herrero, el albañil, el creador, el emprendedor, el campesino; es en la comuna donde está la fuerza de trabajo que con impulso y apoyo del Estado puede desarrollar una gran cantidad de producción y manufactura.

No se cree en la comuna porque se apostó al fracaso de algunas experiencias para dejar ver que el presidente Chávez estaba errado en esa política, pero se privilegia al empresariado privado y, lamentablemente, vemos hoy por hoy como no ha resuelto nada, más bien se están llevando los recursos de los venezolanos y la crisis cada día lo que hace es aumentar.

Tras la negativa de su candidatura ha anunciado que va a consolidar la Ciudad Comunal ¿cómo piensa que se hará eso?

Nosotros tenemos un reto. Somos luchadores incansables en defensa de nuestras ideas, del chavismo y el bolivarianismo. Nosotros vamos a insistir hasta el último día de nuestras vidas en trabajar para hacer realidad ese sueño del comandante Chávez. Él nos visitó dos veces a la comuna El Maizal y nos dejó un mensaje claro, nos alertó de todas las situaciones que amenazaban al futuro de esta organización y nosotros asumimos como reto ahora no quedarnos solamente focalizados en el ámbito de 22 Consejos Comunales que hoy día comprenden el territorio de El Maizal, sino que con nuestra experiencia creemos poder ir a la construcción de la ciudad comunal en todo un municipio y más allá.

Vamos a empezar a construir, a reanimar, a invitar a cada Consejo Comunal de la zona, luego ir al ministerio que competa y registrar nuestras comunas para buscar la unificación en un plan de lucha y desarrollo conjunto, a fin de conformar un gran corredor que entre diez o doce comunas seamos un solo ámbito donde la victoria de uno sea la victoria de todos, y el proyecto de uno sea el proyecto de todos.

Es indispensable la formación política e ideológica, no para manipular a nadie, sino para que cada quien vaya teniendo conciencia y criterio propio de lo que nos corresponde. Que busquen la participación de manera voluntaria en la construcción real de este proyecto.

______________________

Por Randolph Borges / Supuesto Negado