Antivenezolana y xenofóbica: la canción de moda en Perú

“A ella le tiran pulla, son puras envidiosas
Porque en su país ella era alguien famosa
Ahora se dedica a hacer otra cosa.
Uyyy qué cosa tan deliciosa”.

Así inicia el tema musical “La Chama”, del dominicano Mr. Saik, que es parte de una ola de xenofobia en contra de los inmigrantes venezolanos y que ha tomado especial énfasis en contra de la figura de la mujer venezolana.

En Colombia, Perú y República Dominicana varias son las letras que le han dedicado a la mujer del país suramericano que hoy atraviesa una fuerte migración.

La polémica de estas canciones radica en la denigración de la venezolana, llamada más allá de nuestras fronteras “veneca”, y en su promoción como prostitutas en países como Perú, donde el más reciente tema musical del grupo Son del Tambito, así lo demuestra.

Entrevistado por una televisora regional peruana, los fundadores de esta agrupación de música popular, un matrimonio conformado por Daniel Carmen y su esposa, Fabiola, explican que aprovecharon que las venezolanas están “de moda” para plasmar “la coyuntura social en nuestro país”.

“Nosotros los músicos (…) podemos crear miles de canciones, pero siempre hay una que vamos a pegar, y yo he aprovechado la coyuntura social en nuestro país, la realidad que vivimos a diario, y pues, están de moda las venezolanas, por la migración que ha habido, y necesitamos, pues, sacarle provecho, y gracias a Dios estamos teniendo la aceptación del público”, dice un sonriente Carmen, quien describe en su tema a “Las Venecas” como mujeres que lo único que buscan es sacarle dinero al hombre peruano, que deja de darle a su familia y se lo gasta todo con nuestras compatriotas.

Incluso, el músico relata (en presencia de su propia esposa) que “grandes amigos” lo han invitado más de una vez “donde las venecas” (y, aunque no lo dice, se sobre entiende que habla de burdeles), pero que él valora más a las peruanas, de las que dice que son “hermosísimas”.

“Habemos (hay) muchos patas que simpatizamos por las venecas, ¿por qué no decirlo?, (pero) nuestras peruanas son hermosísimas (…) hay que aprovechar la moda y nosotros definitivamente (lo hemos hecho)”.

Pero lo que Son del Tambito describe como una “moda”, en realidad se ha transformado en una campaña de desprestigio que trasciende religión y condición social y que ha afectado a muchas venezolanas que han sufrido en carne propia los prejuicios de ser inmigrante.

En Panamá, por ejemplo, el cantante de música urbana, Mr. Saik, dedicó su tema “La Chama” a las venezolanas, e incluso insinúa que todas se prostituyen y que su condición migratoria es irregular, pues “no le teme a nada, solamente a migración”.

Las reacciones

“La Chama” suscitó tanta polémica, incluso fue cantada por el caribeño en el internacional Festival de Viña del Mar, que varios youtubers, artistas y otros influenciadores venezolanos, también salieron en defensa de nuestras mujeres.

Reke – El Chamo (R.I.P. Mr Saik)

 Irrael Gómez, con Noticias 24

Mientras la polémica crecía, el propio Mr. Saik dijo a un canal de televisión panameño que él había ofrecido disculpas y que se estaba “doblegando” por algo que no era nada malo.

“¿No fue suficiente con una disculpa?, ¿qué quieres, que me arrodille y te ruegue? No puedo hacerlo, porque de verdad yo no hice nada malo, o sea, yo me estoy doblegando por pedirte disculpas por algo que no es malo, ¿tú también me vas a atacar? Entonces saco mi canción”, explicó el dominicano, cuyo verdadero nombre es Fernando Cabrera.

Entrevista a Mr. Saik

Los ataques a los venezolanos en el extranjero no cesan. En Perú se han organizado inclusive marchas que piden su expulsión, y hasta el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, llamó a la creación de brigadas antivenezolanas, que generó la airada reacción de ciudadanos de ese país, que durante horas arrasaron con casas y acosaron a familias enteras.

Y es que para el venezolano, migrar es algo nuevo, pues nuestro país siempre ha sido receptor de inmigrantes, y no lo contrario. Mientras tanto, el Ejecutivo Nacional y su Plan Vuelta a la Patria ha repatriado a más de 13 mil personas de países como Ecuador, Panamá, Perú y Chile, entre otros, que han pedido regresar cuando su sueño de una vida mejor no les fue tan sencillo como se lo pintaban.

Pero, afortunadamente, este tipo de episodios no representan el comportamiento de la mayoría de los latinoamericanos, que han visto en los venezolanos trabajadores de calidad y con excelente preparación académica.

“A la mujer ni con el pétalo de una rosa”, reza el dicho. Quizás algunos artistas latinoamericanos lo hayan olvidado. Ojalá la magia del Internet se los recuerde.

Por Maya Monasterios/ Supuesto Negado