¿Un apagón definitivo en Venezuela es posible?

Desde aquel 7 de marzo, cuando Venezuela se quedó en completa oscuridad por varios días, los apagones y variaciones en la intensidad eléctrica son constantes. La mega falla se repitió el 22 de julio.

En esta oportunidad, la autoridades, que han asegurado que se debe a saboteos internos y ataques electromagnéticos, respondieron un poco más rápido, pero con las mismas consecuencias: días sin servicio de agua potable, calendario escolar y laboral alterado, fallas en los servicios de Internet, telefonía y de transporte masivo como el Metro de Caracas, etc.

Caracas ha registrado varios apagones masivos o parciales después de esta fecha y en el interior del país la situación es mucho peor, con cortes eléctricos de hasta 72 horas consecutivas.

Pero las fallas en el sistema eléctrico nacional, que tienen varios años, ya habían sido advertidas por algunos expertos en el área.

En julio pasado, Winston Cabas, presidente de la Asociación de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y Profesional de Venezuela, aseguró que otra falla la compañia estatal Corpoelec sólo produce 6.500 megavatios de los 12.000 que necesita el país. 1.500 para Caracas y 5.000 para el resto de los Estados. Guri genera 4.000 y las termoeléctricas 2.500 MV.

Tras estas declaraciones, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, solicitó a las autoridades iniciar una investigación a Cabas, quien huyó del país, y desde el extranjero sigue asegurando que un apagón total es inminente.

“Es posible que muy pronto se presente nuevamente una falla similar a las del 7 de marzo y la del 22 de julio. No salgan a perseguir a más nadie, empiecen a hacer los correctivos, los cuales pueden ser convenios con las universidades, con la academia de ingeniería, abran las escuelas técnicas e inicien un proceso de profesionalización en el sector”, dijo el 30 de julio pasado.

“¿Por qué no hay mantenimiento en el sistema eléctrico de Venezuela? Porque los venezolanos se fueron del país, porque en el sector eléctrico hay aproximadamente 54.000 trabajadores y se han ido casi 33.000, de estos últimos 9.000 son ingenieros electricistas y mecánicos y unos 12.000 a 15.000 son técnicos, mano de obra capacitada que tardó en formarlos, es por eso que no hay mantenimiento: no hay recurso humano”, añadió.

Por su parte el ingeniero y exdirector de la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados (OPSIS), Miguel Lara Guarenas, ha dicho en su cuenta en la red social Twitter, que el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) está muy deteriorado por la falta de mantenimiento y algunas decisiones erradas, sin embargo no es tan pesimista, y asegura que todavía es rescatable, si se toman correctivos a tiempo.

“Ahora somos más dependientes de Guri, pero tampoco funciona bien (…) Hay que poner a gente que tenga el conocimiento, experticia y ética para manejar recursos e ir resolviendo esos problemas. Habrá que ver las brechas de lo que se tiene y lo que se requiere, retomar el mantenimiento, dotar el sistema eléctrico de inventario y rescatar la infraestructura. La primera acción es poner a funcionar lo que se tiene y menos tiempo tarda. No vamos a tener lo que teníamos antes, pero podemos tener algo mejor”, dijo Lara Guarenas en un trabajo especial publicado por el diario El Estímulo en agosto pasado.

Del otro lado, el Gobierno Nacional asegura que el estado del SEN es responsabilidad del saboteo (interno y externo), ataques terroristas y el uso de ondas electromagnéticas con asesoría estadounidense y de otros países.

El Estado Mayor Eléctrico

Mientras estados del interior del país sufren estallidos de subestaciones y cortes programados que parecen eternos, el Ejecutivo creó en abril pasado el Estado Mayor Eléctrico, presidido por la vicepresidenta Delcy Rodríguez y en el que participan los jefes de las carteras de Interior y Justicia y Energía Eléctrica, entre otros.

Pero las informaciones de este tema, han venido disminuyendo. La última reunión del Estado Mayor Eléctrico, reportada por los medios públicos, fue el 4 de julio pasado, en el que el supraorganismo, en vocería de Rodríguez, hizo un llamado a trabajar “de manera mancomunada por continuar optimizando el SEN”, reseño el Correo del Orinoco en su versión web.

El titular de la cartera eléctrica, Freddy Brito, aseguró el 7 de septiembre pasado, en una inspección al una termoeléctrica en Zulia, que se reforzaría la prestación del servicio en esta entidad, una de las más afectadas por las fallas del sistema.

“Con la entrada de estas máquinas en el sistema eléctrico nacional estaríamos reforzando enormemente la generación termoeléctrica local, lo cual más allá de darle una generación propia al estado Zulia también contribuye lo que seria el sistema de transmisión desde la fuente principal (Guri), y reforzar los limites de transmisión, lo que seria la mejora sustancial del servicio que le prestamos al estado Zulia”, expresó Brito.

Sin embargo, este viernes un nuevo apagón afectó a 9 estados del país, incluido Zulia y el Distrito Capital. Por la situación, que no afectó completamente a toda la capital pues hubo sectores que presentaron sólo “bajores”, la línea 2 del Metro de Caracas quedó sin servicio por varias horas.

Las otras entidades afectadas fueron: Táchira, Lara, Cojedes, Yaracuy, Barinas, Apure, Carabobo y Mérida.

“Seguimos avanzando en la recuperación del sistema eléctrico nacional, con el compromiso y esfuerzo de los trabajadores de Corpoelec que se encuentran laborando para beneficio del pueblo”, escribió Freddy Brito en Twitter en julio pasado, pero la fallas parecen no encontrar solución.

Por Maya Monasterios Vitols / Supuesto Negado