Autoridades no se han pronunciado sobre ataques a educadores este lunes y martes en Caracas

Foto: Luis Morillo

Las autoridades venezolanas, entre ellas el Ministerio Público, aún no se han pronunciado sobre los ataques que este lunes y martes sufrieron un grupo de educadores venezolanos mientras se manifestaban en el centro de Caracas.

El pasado lunes 16 de septiembre, mientras un grupo de docentes regresaban a las aulas para dar inicio al nuevo año escolar, otros se sumaron a una protesta general en todo el país para exigir mejores condiciones laborales.

Durante esa protesta varias situaciones se presentaron: en principio la marcha fue detenida por efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Nacional Bolivariana. Ese piquete, luego de una intensa presión por parte de los educadores que asistieron a la marcha, fue superado sin violencia.

Desde las afueras de la sede del Ministerio de Educación, los docentes -acompañados de padres, representantes y algunos niños- exigían aumento de sueldo mientras grupos de choque que han identificado en redes sociales como supuestos miembros de colectivos y de la Misión Chamba Juvenil, los atacaban con cascos y envases plásticos llenos de agua.

En la trifulca no intervino ningún cuerpo de seguridad del Estado. Tampoco lo hicieron cuando aproximadamente a las 11:00 de la mañana unos 10 motorizados llegaron hasta el bulevar Panteón armados y efectuando disparos al aire para amedrentar la marcha, según se registra en fotos y videos difundidos a través de redes sociales.

En el hecho no se registraron heridos. Luego de estos eventos, los manifestantes decidieron abandonar la concentración.

Al día siguiente, este martes, los educadores se apostaron en las cercanías de la Asamblea Nacional para continuar con las protestas. Allí fueron interceptados por un grupo de personas que comenzaron a atacarlos verbalmente, luego de varios minutos de discusión un hombre no identificado procedió a agredir a un reportero gráfico del medio digital Analítica.com, a quien golpeó en el rostro, según se muestra en un vídeo difundido por Twitter.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado