Sin titubear Baltasar Garzón aseguró que Maduro sí es legítimo

Baltasar

El jurista español, Baltasar Garzón, famoso por haber solicitado el arresto del casi intocable dictador chileno, Augusto Pinochet, calificó de totalmente legítimo el gobierno de Nicolás Maduro y las instituciones del país.

Además, Garzón fustigó al autoproclamado presidente, Juan Guaidó y dijo que sus “embajadas” están “fuera de lugar”.

“Las embajadas de Juan Guaidó están fuera de lugar, no contribuye que distintos países ahonden esa fractura y no construyan puentes”, afirmó.

Explicó que los nombramientos hechos por Guaidó de representantes del Estado venezolano en el extranjero, no tienen basamento legal internacional.

“El reconocimiento internacional no da cobertura legal en la elección de representantes del Estado, ya que la institucionalidad del Gobierno venezolano es absolutamente legítima”, afirmó durante una entrevista a una radio del país europeo.

Para Garzón, ex magistrado Juzgado Central de Instrucción Nº 5 de la Audiencia Nacional, la situación de Venezuela es un asunto interno, que concierne sólo a los ciudadanos de ese país, que deben alejarse de las órdenes de Estados Unidos y de “halcones americanos” como el presidente argentino, Mauricio Macri.

“La situación de Venezuela tiene que resolverse entre los factores internos, lejos de la posición de Estados Unidos y de los halcones americanos como el presidente argentino, Mauricio Macri”, opinó.

Destacó que tras la autoproclamación de Guaidó en una plaza al este de Caracas, el caso Venezuela ha sido mediatizado.

“Venezuela es uno de los principales conflictos internacionales de la actualidad, ha habido un especial interés en que se mediatice”.

Injerencia Made in USA

Baltasar Garzón opinó que las declaraciones hechas por autoridades estadounidenses y de otros países rayan en la injerencia en asuntos internos.

Destacó lo que está ocurriendo en nuestro país como algo “absolutamente novedoso” porque representa un quebrantamiento completo de la Constitución y las leyes nacionales, por el capricho de la oposición, que no acepta los resultados de las elecciones del 20 de mayo de 2018.

“Este caso es absolutamente novedoso porque es un quebranto de la normativa constitucional (…) no se trata de crear dobles institucionalidades sólo porque la oposición no asume el resultado”.

Apoyó la posición asumida por países como México, Uruguay, Bolivia, Costa Rica y Ecuador, que junto con la Unión Europea, han planteado que la crisis política se resuelve en los actores internos.

“No hay que generar tensiones como las que generó Donald Trump con sus declaraciones, a la vez que otros halcones americanos como Macri”, cuestionó Garzón al referirse al Presidente argentino, quien fue uno de los primeros en “reconocer” a Juan Guaidó y recibió a su “embajadora” en Buenos Aires casi de inmediato.

 “En Venezuela, más allá de los nombres, se ha logrado quebrar la normativa interna de la constitucionalidad”, concluyó.

Garzón cobró fama internacional por dictar una orden de arresto contra el ex dictador chileno Augusto Pinochet por la muerte y tortura de ciudadanos españoles durante su dictadura y por crímenes contra la Humanidad, basándose en el informe de la Comisión chilena de la verdad (1990-1991) y en el caso Caravana de la Muerte instruido en Chile por el juez Juan Guzmán Tapia.

Pinochet fue entonces arrestado en 1998 en Londres y se desató toda una ola de defensa del gobierno chileno de la época, bajo el mando de Eduardo Frei, que pidieron que fuera extraditado a Chile por “razones humanitarias” y arguyeron que el dictador no podría estar en prisión por su condición de senador vitalicio, lo cual le daba inmunidad parlamentaria.

Una semana después, el mismo Garzón ordenó el embargo de sus cuentas bancarias en Suiza, Luxemburgo y otros países. Sin embargo, finalmente fue liberado por el gobierno británico y regresó a Chile, donde murió en la impunidad.

___________________

Por Maya Monasterios / Supuesto Negado