Bañarse con tobito ahora es “lo normal” en zonas de Caracas

Desde el megapagón de marzo el servicio de agua en la Gran Caracas ha sido un martirio. Los racionamientos están a la orden del día.

En octubre, específicamente el 19, las operaciones del sistema de bombeo del Tuy I, II y III se vieron afectadas, dejando sin agua gran parte de la capital. Esto, producto de las fluctuaciones eléctricas, dijeron vecinos de Prados del Este, La Candelaria, Libertador, en denuncias que publicaron en Twitter.

En parroquias como Santa Rosalía y Santa Teresa del municipio Libertador la cosa no se normaliza. El agua la ponen a las 6 de la mañana y la quitan a las 7 de la noche, “porque suele pasar que deja de entrar agua y la bomba del edificio se puede dañar”, dijo a Supuesto Negado la coordinadora de la junta de condominio del edificio Jardín del Centro.

Pasan cosas raras. Por ejemplo, en el edificio Santa Teresa, a cinco cuadras de Jardín del Centro, ponen el agua dos veces al día nada más, y el servicio dura una hora. Eva González, quien habita en esa residencia, dijo: “Aquí nunca faltaba el agua, era raro. Ahora es raro que haya agua. Ya yo me acostumbré a bañarme con tobito, bañarme con regadera es extraño, esto es un martirio diario, hay que correr a lavar platos, llenar tobos, esto no es vida”, comentó en entrevista telefónica.

En la red social Twitter siguen las quejas por el servicio. Las fallas se registran en Prados del Este, El Hatillo, La Trinidad, Los Dos Caminos, Chacao, entre otras.

Josefina Rivas, de La Candelaria, aseguró que esta situación del agua “es terrible”. Sostuvo que pasan hasta tres y cuatro días sin agua. “El fregadero vive lleno de platos, esto es realmente insoportable, uno no se puede bañar decentemente”, expresó.

De martirio a pésimo

María Noguera vive en un edificio en Chacao, muy cerca del Metro. Habló con Supuesto Negado sobre el tema del agua. “El servicio en Chacao es pésimo, de verdad que son mayores las veces que no tenemos agua. Es demasiado impredecible. Siempre hay racionamiento, nunca tenemos agua. Cuando hay, la ponen media hora en la mañana y media hora en la noche, eso no alcanza ni para lavar ropa”.

Agregó: “Hidrocapital dice que va a surtir y que habrá racionamiento, pero el racionamiento es perenne, cargo agua todos los días del distribuidor Altamira. De allí cargo agua yo todos los días para solventar. Uno ve Twitter, Hidrocapital dice que hay agua, pero no hay”.

Otro caso es Caricuao, donde algunas zonas tienen el servicio dos veces a la semana nada más. Sara de Santiago comentó que la norma es que no haya agua. “Los martes salgo del trabajo corriendo a lavar porque esos días la ponen”.

Hay zonas de la Gran Caracas que padecen esta situación desde antes del apagón. Guarenas y Guatire, por ejemplo, siempre han tenido intermitencias. El tema del agua en los barrios siempre ha sido una constante. Subir tobos de agua hasta sus casas empinadas es una tradición.

Pero, pasa también que en zonas como La Urbina hay botes de agua que nadie arregla, tuberías rotas y agua inundando vías. Eso, por nombrar un caso.

¿Qué dice Hidrocapital?

En un tuit publicado este martes, Hidrocapital informa las zonas donde hay agua: La Guaira, Macuto, Charallave, Guarenas-Guatire, Altos Mirandinos, entre otros. Información reciente de Caracas, no han publicado. Los vecinos siguen esperando soluciones.

Por Nancy Mastronardi / Supuesto Negado