BCV confirma lo que ya sabíamos, tres años después

Luego de tres años de silencio, el Banco Central de Venezuela (BCV) finalmente publicó las cifras macroeconómicas oficiales en su página web, algo que causó mucha más sorpresa que los propios indicadores expuestos.

De acuerdo con este informe, la tasa de inflación oficial en 2018 fue de 130.060 por ciento, una cifra bastante alta que sigue estando muy por debajo de las estimaciones publicadas por empresas de análisis económico nacionales e internacionales y el propio Fondo Monetario Internacional (FMI), que asegura que este indicador se ubicó el año pasado en 1.370.000%.

Asimismo, el BCV informó que la inflación acumulada entre enero y abril de 2019 es de 1.047 % y que la recesión cumplió 19 trimestres consecutivos.

Los datos publicados por la institución también destacan una caída acumulada en el Producto Interno Bruto de 47,6 %. También revela desplomes verticales en sectores clave para la generación de empleo y que tienen efecto multiplicador en el resto de la economía.

La Construcción se derrumbó un acumulado de 95% entre 2013 y el tercer trimestre de 2018; el sector Comercio un 79%; las actividades de Instituciones Financieras 79% y la Manufactura 76%.

Por su parte, la Inversión de capital cayó 45,3% en 2017 y en 47,8% hasta el tercer trimestre de 2018. El consumo también se redujo: un 16,2% en el año 2017 y otro 18,7% hasta el tercer trimestre de 2018, casi en línea con el desplome del PIB.

Las exportaciones pasaron de 18.054 millones de dólares en 2010 a 8.257 millones de dólares en 2018 y las importaciones no petroleras se desplomaron un 89 % en comparación con 2012 y cerrando en -1.560 millones de dólares.

Lo mismo viene ocurriendo, como ya se ha publicado en innumerables ocasiones, con la industria petrolera. Las exportaciones de este rubro, fuente del 96 por ciento de los ingresos del país, cayeron a 29.810 millones de dólares en 2018.

Según cifras oficiales citadas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo, la oferta de petróleo venezolano, que fue de 3,2 millones de barriles por día hace una década, se colocó en 1,03 millones en abril.

Según los datos, presentados por el BCV luego de un leve crecimiento de 1,3% en 2013, a partir del año 2014 comienza el deterioro de la economía al finalizar con una baja de 3,9%; así como una caída de 6,2% en 2015.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado