Bolsonaro no genera consenso dentro de líderes y analistas antichavistas

Bolsonaro

La oposición venezolana tuvo diversas reacciones ante el triunfo en Brasil del extremista Jair Bolsonaro. Todos coinciden en la alegría por la derrota de la izquierda, pero las opiniones son una gama de matices interesante de analizar.

Alegres

Las figuras más prominentes de la derecha radical no se contuvieron en expresar su felicidad por el éxito del neofascista brasileño, y aprovecharon la ocasión para pedirle desde ya que se sume a la campaña intervencionista contra Venezuela.

María Corina Machado, líder del partido ultraderechista Vente Venezuela, felicitó a Bolsonaro y dijo que “Venezuela cuenta con Brasil en nuestra lucha por la democracia y la Libertad”.

Por su parte, el principal dirigente de Primero Justicia, Julio Borges, invitó a Bolsonaro a trabajar en pro de la democracia en Venezuela, porque Brasil “está llamado a ser uno de los líderes de la región en el proceso de liberar a nuestro país”.

En su mensaje de congratulación, otro dirigente prófugo de Venezuela, Antonio Ledezma, calificó a Bolsonaro como un aliado de la oposición nacional.

Lilian Tintori, esposa del líder de Voluntad Popular, Leopoldo López, declaró que tiene confianza en que el nuevo gobierno brasileño contribuirá a “promover la paz y la libertad en la región, y el rescate de la democracia en Venezuela”.

Dándole la vuelta

Otros partidos opositores trataron de buscarle una vuelta al triunfo de Bolsonaro,y tal vez para no verse demasiado contentos con un personaje tan dudoso. Robert García, secretario general nacional de una de las facciones de Copei (la que se autodenomina “Copei legítimo”), encabezó un grupo de socialcristianos que se presentaron ante la embajada de Brasil en Caracas para solicitarle al nuevo presidente brasileño “que no les cierre las puertas a los miles de venezolanos que salen del país”.

García, quien es concejal del municipio Chacao dijo que Bolsonaro no se ha pronunciado sobre los migrantes venezolanos, y por esa razón creyeron oportuno sensibilizarlo al respecto.

Culpa del populismo

No faltan los analistas de tendencia opositora que señalen al chavismo y a otros gobiernos “populistas” de la región como los grandes responsables por el retorno a la derecha. Indican que los electores se van al extremo como una reacción contra el socialismo y el estatismo. Algunos no llegan a calificar a Bolsonaro y otros gobernantes de derecha como extremistas. El internacionalista Carlos Romero se pone los guantes de seda y los llama “moderados”. Asegura que son “una expresión del agotamiento que siente el elector por la gestión de gobiernos populistas que terminaron implicados en hechos de corrupción, como el Partido de los Trabajadores de Brasil y su líder Luiz Inácio Lula Da Silva”.

Preocupados

Algunos intelectuales y analistas de la derecha han expresado sus dudas respecto a la figura de Bolsonaro. Uno de los más activos, a través de las redes sociales, ha sido Elías Pino Iturrieta, quien ha tuiteado las frases más célebres (y espeluznantes) del ahora presidente electo brasileño. Otros tuiteros pretendieron reconvenir al historiador, diciéndole que estaba sacando de contexto las palabras del líder. Pino Iturrieta, a su vez, contestó: “Tengo citas más monstruosas de Bolsonaro, un milico ignaro y fanático, todas en perfecto contexto”.

No saben / No contestan

Algunos líderes y partidos de la oposición venezolana se han hecho los locos con respecto al resultado de las elecciones brasileñas. Entre muchos que no han opinado se cuentan el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup y los excandidatos presidenciales Henrique Capriles Radonski y Henri Falcón. Tal vez están meditando antes de tomar posición.

_______________________________

Por Clodovlado Hernández / Supuesto Negado