BRITTO GARCÍA: “CON MEDIDAS ENÉRGICAS DE CASTIGO ES POSIBLE AFIANZAR EL BOLIVARIANISMO”

Para el escritor Luis Britto García, la generación de relevo del chavismo no renunciará a lo que, desde su perspectiva, han sido las ventajas y beneficios sociales que han obtenido durante el “bolivarianismo” -como prefiere llamar, con insistencia, el proceso político iniciado por Hugo Chávez en 1998-. Considera que los hombres y mujeres formados en estos tres lustros están en la capacidad no solo de luchar por mantener las apuestas sociales que han adelantado los gobiernos chavistas, sino de profundizarlas “porque una revolución no puede estancarse”.

-¿Podrá el chavismo salir de la crisis económica que está enfrentando el país?

-Yo creo que sí, por lo siguiente ¿cuál ha sido el avance de la derecha al conquistar la Asamblea Nacional? No es que ha habido un cambio de la votación abrumadora de una izquierda chavista bolivariana a la derecha, no. La derecha ha mantenido más o menos su votación histórica: aumentó en un 4.22 %. Lo que hubo fue una gran abstención de sectores que antes votaron por el bolivarianismo.

Si se toman medidas enérgicas de castigo a los acaparadores, a los corruptos, a los traficantes del mercado negro (que los llamamos bachaqueros), castigo y cierre del contrabando -por el que se va por la frontera cerca del 40% de los productos que Venezuela produce o importa-, entonces, es posible verdaderamente afianzar el bolivarianismo.

Hay que contar, además, el hecho de que los precios del petróleo no van a seguir bajos consistentemente, porque quebrarían todas las industrias de los países desarrollados (…) El petróleo tiene que subir de nuevo, no va a ser esta tarde, no va a ser mañana, lo que hay que hacer es soportar una mala época, afianzarse, y cuando vuelvan los ingresos petroleros, dedicar parte importante de esos ingresos a una producción interna para las necesidades del país, para la producción agrícola, pecuaria, de bienes básicos para las grandes mayorías por un lado, y por otro lado, hacer reserva estratégica para los malos tiempos.

Todas las revoluciones han sido en países capaces de producir sus propios alimentos. Cuando un país no puede producir sus propios alimentos, le cierran la llave de las importaciones mediante un bloqueo y acaban con él en poquísimo tiempo.

Además, tenemos que diversificar la producción; todas las revoluciones han sido en países capaces de producir sus propios alimentos. Cuando un país no puede producir sus propios alimentos, le cierran la llave de las importaciones mediante un bloqueo y acaban con él en poquísimo tiempo. Fíjate que Cuba con todos los terribles procesos que ha tenido en más de medio siglo de bloqueo, nunca antes visto en la historia de la humanidad, ahí está ¿por qué? Porque tiene una relativa capacidad de producir sus alimentos y algunos de sus bienes, entonces tenemos que enfocar al país en ese sentido.

– ¿Cómo la militancia de base está entendiendo lo que está pasando actualmente en el país?

-Mira, no sé verdaderamente, yo soy intelectual, soy independiente, no tengo cargo público, veo desde el exterior,  pero yo te diría, meramente comentando las elecciones parlamentarias, que ha estado un poco desconcertada por lo que está sucediendo.Que repentinamente varios millones de chavistas se abstuvieran simplemente de ir a votar en un proceso del cual dependía, en parte, la continuación del bolivarianismo, es serio, señala que hay una cierta erosión. Ahora, el hecho de que esa gente se abstuviera y no fuera a votar por la derecha, también señala un cierto grado de conciencia.Es decir:‘yo estoy disgustado por la escasez y por otras cosas que están ocurriendo, porque no se toman medidas contra el mercado negro, pero yo no voy a darle mí voto a la ultraderecha’. Creo que esos resultados electorales te describen más o menos cuál es la situación de la militancia bolivariana dentro de la crisis actual.

-¿Se podría decir que dentro de la militancia de base las personas podrían dejar de ser chavistas?

-El crecimiento del voto opositor fue de un 4.22 % y parte de eso puede ser simplemente un crecimiento vegetativo en el sentido de que es normal, no hubo un crecimiento extraordinario. ¿Qué sucede? En Venezuela se quitó de la Asamblea Nacional el llamado procedimiento de representación proporcional mediante el cual se le daba oportunidad a quienes tenían cocientes electorales menores. El sistema que hay actualmente hace que prepondere de manera brutal la fracción que tiene la mayoría y, en ese sentido, la mayoría que tiene actualmente la oposición dentro del Congreso no representa la verdadera composición de las fuerzas electorales.

-¿Ha faltado trabajo político en los barrios para captar a la juventud?

-Posiblemente. Yo te diría lo siguiente: ha habido una serie de insuficiencia dentro de los aparatos comunicacionales. Yo he señalado en forma constante (que) no se ha explicado a fondo el problema de la crisis.

Por otro lado, gran parte de los aparatos comunicacionales, escasos, de los que dispone el bolivarianismo en relación a la brutal superioridad de los aparatos de la derecha, se dedica a diatribas políticas, a repetir todo lo que dice la oposición. Hay figuras de la oposición sumamente mediocres y sin relieve que han sido convertidas en próceres por las campañas que le ha hecho el bolivarianismo, por ejemplo, el actual presidente de la Asamblea Nacional, un personaje sin relieve, y a fuerza de puro nombrarlo y nombrarlo y dedicarle todos los programas, lo convirtieron en una notabilidad y ahora es presidente de la Asamblea Nacional, a pesar de que su partido no tiene mayoría en la Asamblea.

Son errores ocuparse meramente del adversario, de los chismes y las tonterías del adversario, en lugar  de ocuparse de las cuestiones meramente ideológicas y de los avances sustantivos innegables del bolivarianismo. El aparato comunicacional no ha incidido en eso, y debería hacerlo.

En Venezuela siempre hay descontento, eso es buena señal, porque una militancia siempre debe ser crítica, pero esas críticas no deberían llevar al divisionismo

-¿Qué reclama la militancia chavista a su dirigencia?

– Tendría que estar en cualquiera de los dos bandos, y yo no soy ni lo uno ni lo otro. Yo soy marxista, pero apoyo al bolivarianismo por todos los argumentos que te he dado (…) El bolivarianismo ha tenido los procesos más perfectos,aun así, ningún proceso es absolutamente perfecto, hay descontento, hay grupos que no se sienten representados por las personas que están ejerciendo el poder; esas son pugnas internas que existen en toda organización humana, yo no tomo parte en ella, creo que se deberían hacer todos los esfuerzos para hacer un debate interno todo lo abierto, lo libre, lo mordaz y lo crítico que se desee, pero una vez que se resuelva, presentar un frente unido ante los enemigos -que son muy poderosos-.

Te repito, yo creo que no ha habido consultas a las bases más amplias que las que ha hecho el bolivarianismo en toda la historia de Venezuela y, quizás, la historia del mundo (porque) ¿quién elige desde las bases a los representantes de los partidos Demócrata y Republicano, por ejemplo? Eso casi no existe, en los partidos europeos tampoco; en Venezuela siempre hay descontento, eso es buena señal, porque una militancia siempre debe ser crítica, pero esas críticas no deberían llevar al divisionismo, a paralizar las actividades políticas.

– ¿Dónde ve a la generación de relevo del chavismo?

– La generación de relevo del chavismo es una generación brillante (…) es una generación preparada que, en su mayoría,  ha estado libre del hambre en los últimos 17 años, ha tenido logros y mejoras en salud extraordinarias en todos los órdenes de la vida, es una generación sumamente preparada. Suena muy fácil pensar que por una coyuntural escasez de bienes, la oposición pueda obtener un conjunto de ventajas electorales, pero la pregunta es: ¿renunciaría toda esa generación que se está formando en Venezuela a las ventajas sociales que ya el bolivarianismo le ha concedido y que le ha hecho entender como propias e irreversibles? La Constitución establece que las ventajas sociales no son reversibles, un triunfo de la derecha implicaría una especie de apocalipsis social en Venezuela y, seguramente, toda esta generación nueva luchará por no perder todas las ventajas, los beneficios, los privilegios que le han sido concedidos.

Una revolución se sostiene en la medida en que avance, una revolución no puede estancarse, cuando se estanca el adversario empieza una labor de zapa y termina derruyéndola.

-¿De qué depende que el “legado” de Hugo Chávez perdure en el tiempo?

– Yo diría que depende de la medida en que se haga una instrucción ideológica y se haga una propaganda efectiva. No ha habido logros a favor de las clases populares en Venezuela nunca como las que ha hecho el bolivarianismo; el bolivarianismo mantuvo la inversión social  aproximadamente en 60% de todo el gasto público; uno de cada tres venezolanos está estudiando; uno de cada nueve venezolanos está estudiando en educación superior y, prácticamente, todos éstos en educación gratuita; pasamos de un índice de desarrollo bajo al índice de desarrollo medio y al índice de desarrollo alto certificado por Naciones Unidas; se venció el analfabetismo; tenemos el índice de Gini más bajo de la América Latina capitalista y, en ese sentido, somos el país con menos desigualdad social de América Latina. Todo este conjunto de logros prodigioso, si no son acompañados de un trabajo ideológico pueden perderse(….) En segundo lugar, yo diría que una revolución se sostiene en la medida en que avance, una revolución no puede estancarse, cuando se estanca el adversario empieza una labor de zapa y termina derruyéndola. Hay que hacer avanzar la revolución, no hay que estancarse y quedar a la defensiva, ese es el segundo elemento indispensable para que el legado de Chávez sobreviva.

-¿Cómo vislumbra al chavismo del futuro?

– Yo vislumbro un chavismo del futuro que haga avanzar cada vez más al proceso revolucionario. Por ejemplo, cantidad de veces he dicho que el Estado debe asumir la importación y distribución de bienes básicos porque, hasta ahora, lo que ha hecho el sector privado es tomar fortunas inmensas de dólares preferenciales, ha importado basura, ha perdido esos recursos o los importa para acapararlos. Sin miedo, se debería asumir el control de la banca en un momento determinado y progresar, sin descanso, en todas las restantes medidas de socialización acompañadas de una prédica ideológica consistente, fuerte y clara.

__________

-Luis Britto García es abogado,escritor, dramaturgo, con más de 60 publicaciones y múltiples galardones, entre los que destacan el Premio Casa de las Américas, el Premio Nacional de Literatura,Premio Municipal de Teatro y el Premio Alba Cultural en la mención Letras.

María Milagro Sánchez / Supuesto Negado