El camino de Venezuela para llegar a la final de la Copa América

Este viernes comienza la Copa América Brasil 2019, y el sábado la vinotinto da su primera patada en el estado Arena do Gremio de Porto Alegre, en partido contra la selección de Perú.

Venezuela llega al torneo continental con un equipo repotenciado y con las máximas expectativas de cara a su participación, que garantizaría un puesto en el Mundial de Fútbol de Qatar, a realizarse en 2022.

Para la Copa América, la vinotinto quedó ubicada en el grupo A junto a las oncenas de Perú, Brasil y Bolivia. En total participan 12 equipos, de los cuales son 10 latinoamericanos y dos invitados: Qatar y Japón.

El segundo compromiso de los venezolanos será el martes 1, en el estadio Arena Fronte de Salvador. Allí se verá las caras con Brasil, el rival más desafiante del cuarteto. Su participación en la fase de grupos se cierra el sábado 22 jugando contra Bolivia en el estadio Mireirao de Belo Horizonte.

A partir de allí, asumiendo que los muchachos de Rafael Dudamel logren clasificar, se desprende todo un algoritmo de posibilidades para los cuartos de final.

Si el equipo venezolano llega de primero en el grupo, jugaría el jueves 27 de junio en Porto Alegre contra el equipo que llegue de tercer lugar en los grupos B (Argentina, Colombia, Uruguay o Qatar) o C (Chile, Ecuador, Japón o Uruguay), dependiendo del puntaje.

Si llega de segundo, jugaría el viernes 28 de junio en el legendario Maracaná de Río de Janeiro contra el segundo lugar del grupo B.

Y si la vinotinto logra el tercer lugar del grupo, que se disputaría con el tercer lugar del grupo B (solo dos de los tres grupos lograrán ubicar un equipo en el tercer lugar clasificatorio de la fase de grupos), la cosa sería el sábado 3 de julio en Salvador contra el número 1 del grupo C.

Si supera esta etapa, Venezuela tendría dos posibilidades de jugar en las seminifinales: el martes martes 2 de julio en Belo Horizonte o el miércoles 3 de julio en Porto Alegre.

De perder en las semifinales, la oncena nacional se disputaría el tercer puesto el 6 de julio en Sao Paulo. Si la vinotinto llega a este juego, igualaría su mejor participación en el certamen, lograda en 2011 en la Copa América de Argentina. Si gana el partido y logra el bronce, superaría su máximo puntaje histórico en el torneo.

Pero si supera la tercera fase, llegaría a la final de la justa, que será el 7 de julio en Río de Janeiro.

Para ver esta explicación gráficamente puede pinchar aquí y ver el calendario oficial de la Conmebol.

Por Rosa Raydán / Supuesto Negado