Choferes comenzaron a cobrar mil bolívares sin piedad y sin acuerdo colectivo

Desde el martes de esta semana los choferes de Caracas comenzaron a cobrar mil bolívares, sin acuerdo con las asociaciones de transporte y sin aprobación de las autoridades competentes; mucho menos con la venia de los usuarios.

De 500 bolívares pasaron a 700 en lo que va de año, y esta semana la tarifa cambió de repente. En la puerta de la camionetica va el colector, un hombre (mayormente) que va gritando la ruta y de una vez te anuncia que desembolses el pasaje. “Son mil, ya son mil, Chacao, Altamira, aquí ya son mil, la cosa cambió de color”.

Algún señor del volante cauteloso cobra aún los 700, pero casi todos piden los mil. “¿Caramba, mil bolívares ya?, expresó una señora este miércoles al montarse en la ruta El Silencio-Petare. La ciudadana sacó sus dos billetes de 500 bolívares y comentó: “Prefiero pagar mil que calarme el zaperoco en el Metro”.

El equipo de Supuesto Negado hizo ese recorrido para tratar de evaluar qué opinan los usuarios de este nuevo aumento, pese a que las asociaciones de transporte de Caracas están presuntamente evaluando un aumento.

El señor Pedro (no ofreció su apellido) comentó que le parecía un abuso cobrar mil, porque hay quienes toman hasta cuatro y cinco camionetas al día. “Eso es de verdad un abuso, estos tipos hacen lo que les da la gana y en este país no hay autoridad”, comentó.

Hasta el momento, las autoridades gubernamentales no se han pronunciado al respecto ni se conoce que haya sido convocada una mesa de trabajo para evaluar los costos de los pasajes.

Por Nancy Mastronardi / Supuesto Negado