¿POR QUÉ HAY PITI-YANQUIS Y NO PITI-SUECOS EN VENEZUELA?

venezuela

Incluso hoy en Venezuela siguen habiendo bastante piti-yankis. Pero también piti-españoles y unos cuantos piti-italianos. Se usa “piti” para referirse a las personas que no solo sienten una exagerada admiración por un país que no es el suyo, sino que quieren ser parte de él, o incluso, que su propio país se convierta en una suerte de “calco y copia” del país modelo.

En principio, no tiene nada de raro que la gente busque referentes en el pasado en otros países o en teorías económicas o políticas.

El problema está en pensar que un país puede servirle de “modelo” a otro.

Bueno, es el primer problema pero no el único. El más grave es que lo que los “piti” no toman los mejores modelos.

EE.UU es el único país desarrollado que no tiene salud pública, es de los más violentos y de los que tienen mayor pobreza. Ciudades como Baltimore, Los Ángeles o Chicago son tan violentas como muchas ciudades del tercer mundo.

Además está el crónico problema del racismo: las periódicas ejecuciones de negros por la policía o los sangrientos tiroteos. El nivel de vida en las zonas rurales de Missouri o Louisiana no es propio de un país desarrollado.

Su posición es mucho mejor que la de países subdesarrollados, pero en comparación con los de Europa es vergonzosa. Los estadounidenses lo saben.

Ahora pensemos en España. Con una crisis terrible producto de un sistema político enormemente corrupto que dejó a los bancos desfalcar la economía.

Y es bien sabido que España no es desarrollada, en el sentido en que lo es Alemania o Francia, el suyo es  “primermundismo” entre comillas.

Junto a Italia, forma parte de los PIGS (cerdo en inglés), un término muy despectivo que los tecnócratas de la Unión Europea usan  para referirse a los países con más carencias dentro de ella. Italia está polarizada entre un norte industrializado, que mira a Austria y Suiza, y un sur pobre con problemas de violencia, basura y gobernado por mafias como la Camorra o La Ndragheta.

Entonces es fácil preguntarse ¿por qué los piti-venezolanos se enamoran de esos países y no de otros?, ¿por qué no hay piti-suizos, piti-alemanes o piti-noruegos?

Finlandia tiene uno de los mejores sistemas educativos del mundo y es casi el único país que se toma en serio  y honra a los maestros de primaria y secundaria, ¿por qué no hay piti-finlandeses?

Islandia es de las naciones más democráticas del mundo, la que tiene menos homicidios. Resolvió la crisis bancaria de 2009 con un hermoso movimiento popular y puso en la cárcel a los responsables. Pero nadie es piti-islandés.

Los sistemas de salud y seguridad de Noruega y Suecia son públicos y cubren cada accidente y cada necesidad que puedan tener sus ciudadanos. Además, son las dos naciones con menos corrupción en el mundo. Pero no conocemos ningún piti-noruego o piti-sueco.

Si la gran queja del piti-yanquismo es que Venezuela es corrupta, fea, violenta y con pésimos servicios públicos, ¿no sería lo más lógico enamorarse de los que tienen mejores hospitales, escuelas y menos violencia y corrupción?

Para todo esto hay tres razones:

  1. La ignorancia de las clases medias. La mayoría de los “piti” son gente de clase media, la clase media petrolera está llena de gente que le dice “Capilla Séptima” a la Capilla Sixtina, y que cree que los Tang eran fabricantes de bebidas azucaradas.
  2. La aversión al socialismo. Los países del norte de Europa fueron gobernados por la socialdemocracia durante décadas. Eso quiere decir que sus logros tienen que ver con la intervención estatal y el poder de los sindicatos.
  3. El amor al poder. Es lo más importante. En el fondo, la cuestión no es cuál es el nivel de vida o la calidad del Gobierno en EE.UU, es que Estados Unidos es poderoso y ellos quieren envolverse y entregarse a ese poder.

Pero el problema de fondo no es si la gente es o no nacionalista: es pensar desde modelos, desde el “calco y copia”. Cada país tiene que encontrar su modo de gobernarse que es único.

Por supuesto que se debe estudiar la educación finlandesa, pero esas no son cosas que puedan ser “cortadas y pegadas”.

Esa fue la razón por la que Mariátegui llamó al socialismo “creación heroica”. Esas frases no solo están para citarse.

_________________________

Por Fabio Zuluaga / Supuesto Negado