Conductores piden aumento de pasaje a 1.300 bolívares

Desde hace más de un mes los transportistas de la Gran Caracas vienen hablando de aumentar el pasaje. De hecho, al subir a una camioneta actualmente, algunos ya piden 1.000 bolívares. El pasaje está anclado oficialmente en este momento en 500 bolívares, pero en la práctica hace meses esa tarifa no es respetada.

Si hablamos de días feriados o domingos, los señores del volante también le suman un incremento cercano a los 1.000. Cuando colapsa el metro piden hasta 2.000 bolívares o más.

Los conductores no escapan a la hiperinflación, y debido a los altos costos de los repuestos, las asociaciones de transportistas del área metropolitana de Caracas han comenzado a estudiar desde esta semana un aumento del pasaje de forma oficial.

Hugo Ocanto, presidente del Bloque de Conductores del Oeste y coordinador nacional de la plataforma Transporte Unido por Venezuela, señaló que cada día es más difícil mantener el servicio.

Ocanto habla de 1.300 bolívares por persona y llamó al Ejecutivo a entregar un bono de transporte de 100 pasajes mensuales a los estudiantes, personas de la tercera edad y los empleados públicos que devengan salario mínimo de 40 mil bolívares.

Finalmente, las propuestas del sector deberán ser evaluadas por la Alcaldía de Caracas, organismo que deberá decidir si aprueba o no la propuesta. Hasta el momento, la autoridad del municipio Libertador no se ha pronunciado y no se conoce que  las partes hayan sostenido un encuentro para abordar el tema.

Habla la gente

Dayana Acuña vive en Guarenas y trabaja en Caracas, La Candelaria. Comentó a Supuesto Negado que prácticamente está trabajando para pagar el pasaje. “Hay días que de verdad no tengo plata para subir a Caracas, tengo que estar pidiendo prestado. A veces gasto hasta cinco mil diario”, confesó la trabajadora.

Para Lisandro Ramírez trasladarse de Propatria a Chacao, donde trabaja, se ha convertido en toda una odisea. Comentó que prefiere usar el Metro para no gastar tanto en pasaje, porque se le hace difícil conseguir efectivo. Dijo que el problema se le viene encima cuando el Metro colapsa y debe tomar camioneta. “A mí ya me cobran 700 y hasta 1.000 Bs. por ir a Chacao”, aseguró.

Mientras tanto, hay quienes se ponen en el lugar del conductor y entienden su pedido. En un trayecto realizado desde las Fuerzas Armadas hasta El Cementerio, unos pasajeros comentaban en la camioneta que era muy difícil mantener un vehículo en estos tiempos y que un pasaje en 1.000 bolívares les parecía bien.

Por Nancy Mastronardi / Supuesto Negado