Criptomoneda de Facebook despierta suspicacias y temores entre políticos y expertos

No ha terminado de nacer libra, la criptomoneda de Facebook, y ya ha revolucionado el mundo de la economía digital con voceros a favor y en contra, que ven a la futura divisa como un incipiente “dólar digital”, es decir, una moneda hegemónica en su campo.

Políticos, legisladores, expertos en redes sociales y en criptoactivos se han expresado al respecto del anuncio de Mark Zuckerberg, abordando la regulación que deberá tener, la capacidad de Facebook para manejar un proyecto de esa envergadura y los posibles riesgos para los usuarios.

Casi al unísono, la crítica principal que se le hace al proyecto es la falta de regulación internacional que lo rodea, lo cual podría convertir a libra en una divisa −para bien o para mal− todopoderosa, ya que no hay ley que le dé marco.

Un premio Nobel

Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía, escribió un mordaz artículo para Project Syndicate en el que criticó fuertemente la moneda digital de Facebook.

“Solo un tonto confiaría en Facebook respecto a su bienestar financiero. Pero tal vez ese sea el punto: con tanta información personal de unos 2.4 billones de usuarios activos mensuales, ¿quién sabe mejor que Facebook cuántos tontos nacen cada minuto?”, opinó Stiglitz.

“Facebook ha decidido que lo que el mundo realmente necesita es otra criptomoneda y que lanzar una es la mejor manera de usar los vastos talentos a su disposición. El hecho de que Facebook piense así revela mucho sobre lo que está mal con el capitalismo estadounidense del siglo XXI”, aseveró el economista.

El catedrático considera que uno de los riesgos de la criptomoneda es que se podría usar para el lavado de dinero. “Como mínimo, libra debe estar sujeta a las mismas regulaciones de transparencia que se aplican al resto del sector financiero. Pero entonces no sería una criptomoneda”.

Legisladores y políticos

Instituciones de América y Europa han subrayado también la falta de regulación que rodea a la moneda, que según su White Paper, está orientada a satisfacer las necesidades del sector de la población no bancarizado. “Reinventar el dinero” es uno de los lemas del proyecto.

Benoit Coeure, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, es uno de los que ha pedido a los reguladores financieros medidas rápidas para prepararse para la llegada de libra.

Coeure declaró que permitir que los servicios financieros y los activos se desarrollen en el vacío reglamentario, es demasiado peligroso. También agregó que los reguladores financieros tendrían que moverse más rápido de lo que lo han hecho hasta ahora, citó una nota del portal especializado en tecnología IslaBit.

Otro que ha abordado el tema es Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, quien ha declarado que la entidad se acerca a la criptomoneda de Facebook “con una mente abierta, aunque no con una puerta abierta”.

Por su parte, Markus Ferber, miembro alemán del Parlamento Europeo, expresó su preocupación de que, en caso de que los reguladores no vigilen, el gigante de las redes sociales podría convertirse en una “sombra oscura”.

En Estados Unidos se han pronunciado la Reserva Federal y el Congreso, que no se limitó a pedir regulaciones, sino que pidió a Facebook detener de cuajo el proyecto.

La solicitud fue enviada desde el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, liderada por los demócratas.

Los congresistas ordenaron una moratoria durante la cual celebrará audiencias para examinar los riesgos y beneficios” de esta criptomoneda, proceso considerado necesario para evitar un “nuevo sistema financiero basado en Suiza que sería demasiado grande para desplomarse”, reportó Infobae.

“La escasa información provista sobre la intención, los roles, el uso potencial y la seguridad de libra expone la masiva escala de los riesgos y la falta de protecciones regulatorias”, advirtieron en una carta enviada a Zuckerberg.

Según señalaron, si productos y servicios de este tipo no están enmarcados en normas gubernamentales y supervisión necesaria, “podrían representar riesgos sistémicos que ponen en peligro la estabilidad de la economía financiera de EE.UU. y del mundo”, citó el mismo portal.

Desde China

El gigante asiático no se ha pronunciado oficialmente sobre el lanzamiento de libra, pero sus analistas sí lo han hecho, advirtiendo que si China no se pone las pilas en lo que respecta al comercio digital, libra se abrirá paso a sangre y fuego, incluso en un mercado tan particular como el de ese país.

“En el pasado, Estados Unidos estableció la hegemonía del dólar para tener bajo su control las financias mundiales. (…) ¿Qué pasaría si se repitiese la misma historia en la era de las divisas digitales? Si China no es capaz de participar en la nueva fase de esta revolución económica digital, quizás acaba encontrándose en una posición pasiva en esta competición”, advirtió una nota editorial del diario chino Global Times.

Por Rosa Raydán / Supuesto Negado