ZIZEK: HOY LA IZQUIERDA NO TIENE UNA RESPUESTA COHERENTE QUE ORIENTE EL CAMINO

Izquierda

El filósofo izquierdista de origen esloveno Slavoj Zizek concedió una extensa entrevista para la revista argentina Perfil en la que habla de la actualidad política global, de la crisis de la izquierda y de su visión del porvenir. Supuesto Negado te resume lo más importante:

El peronismo

La historia argentina me fascinó, pero debo decirle que nunca –y esto sorprendió a mucha gente, precisamente por ser yo una especie de izquierdista– me atrapó el peronismo. Sé que hay algunas tendencias de izquierda en el peronismo, pero me parece que la fórmula básica del peronismo sigue siendo la de un fascismo populista. Un gobierno fuerte y autoritario que controla ambos polos –los trabajadores y el capital–, trata de introducir algo de justicia, pero para mí esto nunca funciona a largo plazo. Causa corrupción, causa inmovilismo.

Trump

No deberíamos concentrarnos en Trump, sino en el fracaso del establishment político estadounidense, que le abrió un espacio. El acontecimiento importante es el fracaso de lo que, en términos marxistas, llamábamos hegemonía ideológica. Se abrió una brecha de desconfianza del proceso político dominante en el pueblo y Trump llenó ese espacio.

¿Cómo? Sí, quizás de forma peronista: combinando izquierda y derecha. Por eso me parece muy interesante la persona de Steve Bannon, el ex-asesor de Trump. Él juega constantemente a este juego de llegar a coquetear con el senador Bernie Sanders, incorporar algunas exigencias de izquierda que hoy ningún socialdemócrata se atrevería a implantar.

La derecha europea

Me sorprendí cuando un amigo polaco me contó que el gobierno cristiano conservador polaco –de Kraczynski, la gran eminencia en Polonia– implementó algunas medidas socialistas, como bajar la edad de la jubilación o más atención a la salud, cosa que ningún partido de izquierda moderada mainstream se animaría a hacer.

Lo mismo en Francia: Marine Le Pen fue la única, entre los grandes partidos, que se dirigió directamente a la clase obrera. Mi enemigo es la ideología de izquierda predominante, que es este moralismo políticamente correcto.

China

Lo que lograron en los últimos cuarenta años es impresionante. No creo que nunca haya habido un período –ni siquiera en el primer capitalismo de Estados Unidos– donde en solo treinta o cuarenta años un país haya pasado de la pobreza a un desarrollo tan explosivo. Pero lo triste es que demuestra que este desarrollo explosivo del capitalismo puede funcionar muy bien con un Estado autoritario. No es capitalismo en el sentido clásico, pero tampoco es un régimen autoritario cualquiera.

Un disidente chino –ésta es una historia verídica– denunció al Partido Comunista ante su justicia. Dijo que el PC había cometido crímenes (creo que se refería a Tiananmen). Le dieron una respuesta a los dos meses. Y esto no es una broma. ¿Sabe cuál es la respuesta? “Disculpe, pero analizamos todos nuestros registros y no existe ninguna organización llamada Partido Comunista”. El PC gobierna, pero no tiene status legal. Es misterioso. Todo el comunismo chino gobierna así. Y creo que ésta es la fórmula más pura del gobierno autoritario. Hay cierto sistema legal, el Gobierno, el Parlamento, pero todo se decide de antemano.

IzquierdaInternet y los monopolios tecnológicos

Los nuevos monopolios –Google, Amazon, Facebook– son algo que Marx no podría haber anticipado. En mi libro trato de desarrollar de dónde proviene el dinero, esas ganancias inmensas. Tampoco son ganancias, son rentas. ¿Qué hace Microsoft? Todos estamos en contacto, necesitamos un medio, que es nuestro medio común. Bill Gates tiene un monopolio (o más o menos) sobre ese medio.

Entonces privatiza nuestro espacio común. Lo mismo Amazon, uno compra libros. Facebook, el espacio común de nuestra vida privada. Entonces, no son ganancias. No es correcto afirmar que Bill Gates nos explota. No explota a sus trabajadores, creo que hasta les paga relativamente bien: Nosotros le pagamos a él una renta para que yo me pueda comunicar con usted. Es algo nuevo que Marx no pudo predecir. Marx pensaba que en el momento en que hubiera algo común, se terminaban las ganancias.

El capitalismo

El capitalismo realmente se volvió internacional… Ya no vale decir que el capitalismo es totalmente eurocéntrico y todo eso. ¡No! Hoy el capitalismo realmente cortó sus raíces. En este sentido es como un fantasma porque ya no está enraizado en una cultura particular, puede funcionar prácticamente con todas las ideologías, incluso con el Islam, con Singapur, China, Estados Unidos, Latinoamérica.

Entonces, el horror del capitalismo es que es una determinada maquinaria que funciona y puede ignorar todas las culturas y civilizaciones. Es algo único en la historia de la humanidad.

Lo que me temo –y no estoy diciendo nada revolucionario ¡por Dios!, Bill Gates y todos dicen lo mismo– es que el capitalismo, así como está, no puede sobrevivir.

Las revoluciones

En esto también soy crítico. Marx todavía creía que la revolución sería un único acto de emancipación. Creo que si el siglo XX nos deja una lección es que las revoluciones no solo pueden salir mal, sino que también, en cierto sentido, casi que diría que tienen que salir mal. No creo que el estalinismo haya sido un simple desvío accidental.

Me parece que tenemos que aceptar la dimensión arriesgada y trágica de toda revolución. Creo que deberíamos dejar esa visión marxista progresista ingenua, y aceptar la dimensión trágica de la historia. Esto no significa que debamos quedarnos de brazos cruzados y no hacer nada, sino que, más que nunca, debemos ser conscientes de los riesgos.

IzquierdaChávez y la izquierda

“Este es el gran problema para la izquierda: el capitalismo se está acercando a grandes problemas, pero hoy la izquierda no tiene una respuesta coherente para decir qué deberíamos hacer. Esa fue la verdadera tragedia con Chávez en Venezuela. Para mí, fue un Fidel Castro con dinero. No resolvía problemas, sino que tenía suficiente dinero para tirárselo a los problemas. Experimentaba todo el tiempo. Autogestión de los trabajadores, darles fábricas, cooperativas.

Quizás haya funcionado en algún lado, pero a nivel global, no. Por eso los de izquierda, en vez de llorar por el capitalismo global y nuevas formas de fascismo, debemos preguntarnos seriamente: ¿qué tenemos para ofrecer? ¿Tenemos una alternativa? ¿Cómo hacerlo? Es una situación trágica”.

El feminismo

Admiro y estoy de acuerdo con el MeToo, porque algo está cambiando radicalmente. Lo que fue el modelo de relaciones entre el hombre y la mujer durante miles de años se está debilitando. Me parece crucial retener una mirada crítica del MeToo o en líneas generales, de este nuevo movimiento de los transgéneros. Apoyo sus metas básicas, pero me parece que la forma en la que lo hacen es al menos discutible.

Me preocupa que tenga tantas jerarquías secretas… Tampoco estoy de acuerdo con este reproche de la cosificación, cuando dicen: “Los hombres nos cosifican”… La objetivación es cuando un hombre te observa con deseo, como un objeto sexual. Eso es parte de lo erótico, lo lamento… La cuestión es la libertad de cosificación.

¿Qué tiene de malo una mujer que quiere ser atractiva, o incluso promiscua para seducir a hombres y todo eso? El MeToo radical protesta contra la cosificación, no entiende la situación. Estoy a favor de la verdadera libertad, que contempla la libertad de que tanto hombres como mujeres se cosifiquen mutuamente.

Sí, es cierto que las mujeres fueron subordinadas. Muchas feministas occidentales escribieron al respecto. La de MeToo es una lógica de venganza, “Ahora haremos que el hombre las pague”. Si a uno lo acusan, ya lo consideran culpable diga lo que diga, a priori. Esa lógica terminará muy mal, creo.

El futuro

No lo diría de una forma tan determinista, pero estoy de acuerdo con usted en que, si no pasa nada, si no ocurre de alguna manera un despertar, entonces sí, lo más lógico, si extrapolamos la situación actual, es un autoritarismo mundial, no centralizado. Una combinación entre autoritarismo local, con un mercado global que funciona perfectamente.

_____________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado