Cruz Roja le dio play a sus operaciones en Venezuela

Este martes el Gobierno de Venezuela, encabezado por el presidente Nicolás Maduro, recibió el primer cargamento de medicinas y plantas eléctricas donado por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), organismo que inició el pasado mes de marzo un conjunto de evaluaciones diagnósticas para determinar las áreas en las que puede cooperar.

El anuncio lo hizo el ministro con competencia en la materia, Carlos Humberto Alvarado, quien informó que en total se recibieron 24 toneladas de ayuda humanitaria para el ppaís que serán distribuidas al pueblo a través de los centros de la Cruz Roja en Venezuela y del Sistema Público Nacional de Salud.

Por su parte, el presidente de la Cruz Roja Venezolana, Mario Villarroel, destacó que los insumos arribaron al aeropuerto Internacional de Maiquetía, provenientes de la ciudad de Panamá.

Asimismo, agradeció la labor de las instituciones privadas y del Estado que permitieron el ingreso de la cooperación internacional, al tiempo que insistió en que el auxilio será distribuido de acuerdo con los principios del movimiento: neutralidad, imparcialidad e independencia.

“Les pedimos a todos sin excepción, que no permitan la politización de este gran logro, nuestro mandato es ayudar a salvar vidas”, expresó Villarroel.

En efecto, el organismo ha llevado hasta el momento sus operaciones con la mayor neutralidad posible, sin entrometerse en asuntos delicados para la nación y asumiendo su compromiso de  la salud de los ciudadanos ante toda circunstancia.

Caso omiso: el cuento es otro desde la perspectiva política

A pesar de los reiterativos llamados de la Cruz Roja a no politizar el ingreso de la ayuda humanitaria al país, diferentes actores del ámbito político nacional decidieron hace caso omiso a la sugerencia del organismo, lo que pudiera poner en peligro la operación y provocar la salida de los voluntarios del CICR de Venezuela.

El primero en destacar que este logro es de su gestión fue el diputado Juan Guaidó, quien recordó a través de su cuenta en la red social Twitter que se había comprometido a ingresar la ayuda humanitaria al país, lo que a su juicio ocurrió este martes.

Sin embargo, Guaidó olvidó mencionar que el cargamento de la Cruz Roja no tiene nada que ver con la ayuda acumulada por su gestión y que se encuentra todavía en los almacenes visitados por el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, en Cúcuta el pasado domingo.

Otro que pone en peligro la operación del CICR es Carlos Vecchio, quien aseguró que el ingreso de estos insumos es un logro de la oposición que además confirma la grave crisis en la que se encuentra el país y que, según su criterio, Maduro quiso ocultar.

https://twitter.com/carlosvecchio/status/1118278873270095872

Por parte del Gobierno, el único que hizo mención a la llega del cargamento fue el canciller Jorge Arreaza, quien en su cuenta en Twitter señaló que esta ayuda servirá para proteger al pueblo “en momentos en que arrecia el ataque de Estados Unidos contra Venezuela, en complicidad con la oposición”.

Más datos

Tal y como lo prometió el presidente de la Federación Internacional de Cruz Roja, Francesco Rocca, el pasado 29 de marzo, la operación comenzó dentro de los 20 días siguientes a su pronunciamiento.

Se estima que la ayuda humanitaria que entregarán al país tenga un alcance de 650 mil ciudadanos que serían atendidos entre los centros que el organismo dirige en Venezuela y 12 hospitales públicos cuyas estructuras esperan sanear y dejar plenamente operativos.

Los centros de salud que pudieran ser considerados para la operación son: el Clínico Universitario y el J.M. de los Ríos (Distrito Capital); la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera (Carabobo); el Luis Razetti (Anzoátegui); el Hospital Central de San Cristóbal (Táchira); el Hospital Universitario de Maracaibo (Zulia); el Antonio Patricio de Alcalá (Sucre); el Hospital Alfredo Van Grieken (Falcón); y el Antonio María Pineda (Lara).

________________________________

Por Andreina Ramos Ginés / Supuesto Negado