En Cuba también hay evangélicos y también son peligrosos

Cuba

El 24 de febrero de 2019 tendrá lugar el referéndum nacional para ratificar el proyecto de nueva Constitución redactado por la Asamblea Nacional de Cuba.

Sin embargo, a tres meses del acontecimiento el debate ha sido acaparado por la propuesta de introducir el matrimonio igualitario (artículo 68) y el derecho a la no discriminación por sexo o género (artículo 40). La iglesia católica y sus pares evangélicas han declarado su oposición a la norma.

Según reporta elpais.com en un artículo titulado “El matrimonio gay centra el debate sobre la nueva Constitución cubana”, “la postura de las iglesias evangélicas roza un ánimo de cruzada”.

Según reporta el medio, el diácono del Ejército Bautista, Esbán Prado, sintetiza su exposición en el Comité de Defensa de la Revolución durante la consulta popular realizada por el Estado cubano:

“Pedimos que se eliminaran varios párrafos de los artículos 68 y 40, porque el Estado debe incentivar la pareja heterosexual y monógama, basamento natural de la procreación. Si el texto que se somete a votación en febrero no recoge nuestras propuestas, votaremos en contra o nos abstendremos”.

Además afirma que de no realizarse su voluntad el Ejército Bautista, “unos 4.000 lugares de culto en todo el país, y creciendo”, trabajará en contra de la nueva constitución: “Habrá muchos votos en contra y más abstenciones que en la del 76”.

CubaDurante la consulta popular cuarenta y cinco líderes de “congregaciones cristianas”, entre ellos diecisiete presidentes nacionales de la Iglesia Evangélica, entregaron un documento con propuestas a varías instituciones cubanas entre ellas la comisión encargada de la reforma.

En el documento no solo se oponían al matrimonio igualitario y demandaban “que se hable de familia en término singular y no plural”, sino que exigían “el reconocimiento del Estado a sus propiedades y el derecho de concentración de estas en personas jurídicas sin ánimo de lucro”.

El portal cibercuba.com reportó idéntica actitud de parte de la presidenta de la Liga Evangélica de Cuba, Alida León Báez:

“Si no se modifica el tema del matrimonio en el proyecto de Constitución todos votaremos en contra”, agregando que “si se aprueba, nuestra nación va a la destrucción total”.

La Iglesia Católica también se opone a la medida en términos dogmáticos. elnuevoherald.com reportó que el arzobispo de Santiago de Cuba, Dionisio García, declaró:

“Ignorar lo que por naturaleza nos ha sido dado, o ir en contra de las leyes y procesos inscritos, incluso genéticamente, en nuestro ser, trae siempre consecuencias lamentables ya sea de inmediato o con el correr de los años”.

CubaEn defensa de las tradiciones católicas añadió que la propuesta obedece a una imposición del “nuevo colonialismo ideológico”.

Entre tanto, la posición del exilio cubano en este punto habla de “travestismo de Estado” y gatopardismo, con lo cual quiere decir que el Gobierno cubano utiliza la cuestión para disfrazar sus verdaderas intenciones de dominio absoluto.

La propuesta de matrimonio igualitario fue presentada por Mariela Castro, hija de Raúl Castro y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), quien, según el New York Times, “se ha convertido en la máxima defensora de los derechos de las minorías sexuales”.

El mismo diario estadounidense reconoce que a pesar de lo sucedido en el pasado, “la Cuba de 2018 es una de las sociedades más tolerantes del mundo en lo que respecta a la diversidad sexual”.

En los años sesenta Cuba aplicó una política represiva contra la homosexualidad y llegó a implementar campos de trabajo. En 2010 Fidel Castro reconoció que se había cometido una injusticia.

A partir de allí el Estado cubano modificó radicalmente su actitud y creó el Cenesex, financió campañas para combatir la homofobia y la transfobia, programas educativos para prevenir el VIH y el sida, además de abrir cabarets, discotecas e incluso una playa gay.

CubaOtros cambios importantes en la nueva modificación cubana:

Estructura del Estado: se reemplazará al actual presidente de los Consejos de Estado y de Ministros por los cargos de presidente y vicepresidente de la República, y de primer ministro.

También se crean las figuras de los gobernadores provinciales y se separan los distintos niveles de Gobierno a nivel de provincia y de municipio.

Separación de libertad de palabra y prensa: en lugar de un artículo que garantice ambas libertades, se divide en dos y se sustituirá libertad de palabra por libertad de expresión.

Formas de propiedad: se reconocen varias formas de propiedad, entre las cuales están la propiedad socialista, la mixta y la privada, la extranjera.

Ratificación del socialismo y abandono del comunismo: el nuevo proyecto reafirma el carácter socialista del régimen cubano, pero elimina “el avance hacia la sociedad comunista” consagrado en el artículo quinto del viejo texto.

Asistencia jurídica: en el nuevo texto se incorpora el beneficio de que una persona pueda gozar con la asesoría de un abogado o representante legal desde el primer momento de ser encarcelado.

_________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado