Currículum electoral de Guaidó apenas le alcanzó para diputado

Guaidó

Les proponemos un ejercicio: ingresen a Google y escriban “Juan Guaidó”. Serán “bombardeados” por un sinfín de entradas que lo colocan como el “Presidente Interino de Venezuela” y el “diputado más joven que llegó a la Presidencia de la Asamblea Nacional”, entre otras loas. Dan la imagen de toda una “Super Estrella”. Sin embargo,  su ascenso a las alturas ha sido bastante accidentado.

En el año 2012 este guaireño fue propuesto por Voluntad Popular como precandidato a la Gobernación del Estado Vargas en unas elecciones primarias que contaban con el apoyo técnico del CNE. Dicho proceso levantó muchas polémicas debido a que los promotores del mismoprocedieron a destruir los cuadernos de votación en menos de 48 horas de pasados los comicios.

Después de un recurso de amparo constitucional con medida cautelar, interpuesto por Rafael Velásquez Becerra, precandidato a las primarias por el municipio Bruzual, estado Yaracuy, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ofició al Consejo Nacional Electoral (CNE), a la Junta Electoral de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y al Comando Unificado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para que se impidierala destrucción de los cuadernos electorales.

A pesar de esta medida, el dañoya estaba hecho pues no se cuentan con cifras oficiales y/o confiables para avalar los resultados de tan publicitado proceso. En el caso del Estado Vargas, la Mesa de la Unidad Democrática terminó favoreciendo al precandidato de Primero Justicia, Juan Manuel Olivares. De esta forma, Juan Guaidó quedó “fuera de juego” ¿Fue por decisión popular o por fraude electoral? Probablemente, la coordinadora de las primarias de la MUD, Teresa Albánez, tenga la respuesta.

En el 2015 Juan Guaidó volvió a saltar al ruedo y fue elegido diputado para el período legislativo 2016-2021. Sin embargo, llegó de segundo en la carrera por la curul ya que fue superado en votos por la candidata de Acción Democrática, Milagros Eulate.

GuaidóCon estos antecedentes electorales, el diputado Juan Guaidó tomó posesión del cargo el 5 de enero de 2016 y su actividad parlamentaria pasó sin pena ni gloria. Hasta que – como diría Héctor Lavoe, – “llegó el día de su suerte” cuando le tocó asumir de manera accidentada la Presidencia del Parlamento.

Recordemos el Acuerdo de Gobernabilidad firmado por los partidos de la MUD al ganar con mayoría absoluta el parlamento. El mismo planteaba la rotación de la directiva a cargo del Poder Legislativo, entre los principales partidos de oposición. El pacto comenzó con el Henry Ramos Allup por Acción Democrática, seguido de Julio Borges en representación de Primero Justicia hasta llegar al 2017 con Omar Barboza por Un Nuevo Tiempo (UNT). Este año le tocaba a Voluntad Popular y Freddy Guevara era la opción para la presidencia del parlamento. Pero para desgracia de Guevara, el TSJ le levantó la inmunidad parlamentaria para abrirle un antejuicio de mérito por haber promovido las guarimbas del 2017.

Arrancó el 2019 con la incógnita de quién presidiría el parlamento y encabezaría este nuevo intento de Golpe de Estado cuyos planes se venían dibujando a finales del año pasado. Para este rol, Guaidó tampoco sonaba como la primera opción pues también tenían fuerza los nombres de Francisco Sucre, Freddy Superlano y Juan Andrés Mejía.

Ahora todo el planeta conoce a Juan Guaidó, un personaje gris del partido Voluntad Popular que con su pequeña cuota de poder – pero guapo y apoyado por los EE.UU. – se autoproclamó Presidente Interino de Venezuela. La página web chilena El Libero lo califica como el “Héroe por accidente que tiene línea directa con Chile”. Lo que no queda claro si la misma es para “asesorías en su mandato” o para hacerle compañía a Freddy Guevara.

________________

Por Manuela Díaz / Supuesto Negado