Diputado Ricardo Molina volviendo a la AN: “Estamos dispuestos a tragar arena” para retomar el hilo constitucional

Los diputados del Bloque de la Patria que se reincorporan a la Asamblea Nacional están dispuestos a “tragar arena” por “conseguir la paz de los venezolanos” y devolver al Parlamento a la legalidad, sostuvo este martes el diputado por el PSUV, Ricardo Molina,

“Estamos dispuestos a tragar arena por conseguir la paz de los venezolanos, estamos apostando a que Venezuela entre en una etapa de tranquilidad”, afirmó.

“Nos incorporamos, va a ser una discusión dura, pero tiene que ser una discusión transparente”, que lleve a la vuelta de la AN a la vía legal y trabajar en la renovación del CNE, uno de los acuerdos de la Mesa de Diálogo Nacional entre el Ejectivo y varios partidos de oposición, dijo.

Sin embargo, el también constituyentista recordó que el Parlamento “se mantiene en desacato y está suspendido”, por tal motivo agregó que “nosotros con el presidente Nicolás Maduro vamos a incorporarnos como un gesto de buena voluntad para que mediante un acuerdo entre todos se pueda recuperar el Parlamento”.

El Gran Polo Patriótico está dispuesto  “a colaborar para el rescate de la Asamblea Nacional y con ello, el hilo constitucional del país”, agregó.

En entrevista en el programa Primera Página de Globovisión, Molina aseguró que una vez el Parlamento haya retomado la constitucionalidad, que incluye también la discusión de la juramentación de los diputados indígenas, “se seleccionará quiénes son las nuevas rectores y rectoras”, y así allanar el camino “para las elecciones a la AN del año 2020”.

Cuestionado sobre cómo hará el PSUV y sus partidos aliados para lograr sus objetivos, Molina explicó que la realidad de la oposición venezolana, que a su juicio está dividida, no es la misma de hace un par de años cuando la bancada oficialista se levantó de la AN, sino que ya hay mayor conciencia, sobre todo de los partidos políticos pequeños, de que fueron dejados de lado por el presidente del Parlamento, Juan Guaidó, en la toma de decisiones importantes, como los diálogos de Oslo.

Los pequeños partidos “no van a querer ponerse de acuerdo con quien los ninguneó (…) la división que hay en la derecha venezolana es tremenda”, opinó y agregó que estos partidos saben que sólo cuatro o 5 voceros de los partidos más mediatizados se han dado a la tarea de hablar por ellos.

“Hay 90 y tanto diputados de derecha que quieren hablar”, sostuvo.

La semana pasada, la vicepresidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Gladys Requena, descartó una elección de un nuevo CNE.  Detalló que lo que se hará es la revisión de los periodos de los rectores que estén vencidos para renovarlos.

“No es que van a quitar los rectores (…) son siete años que dura el período constitucional. Si alguien tuviera ese periodo vencido, se renueva”, declaró Requena, quien detalló que no está planteado un “paquete” de renovación del CNE, pero asegura, que hay un conjunto de acuerdos que demandan un análisis de la situación interna del ente electoral.

Por Maya Monasterios Vitols / Supuesto Negado