Dueños de Belankazar podrían enfrentar 30 años de prisión

Una red de pornografía infantil que presuntamente opera tras la fachada de la agencia de modelaje Belankazar, fue denunciada este lunes a través de la red social Instagram con innumerable evidencia que ubicaría a niñas de apenas seis años en una situación de vulnerabilidad.

La empresa, que anuncia en su página web la venta de contenido exclusivo de sus sesiones fotográficas en dólares o criptomonedas, aceptó en un comunicado que utiliza esta estrategia como método de financiamiento para costear los gastos operativos de su página web y eventos.

Sin embargo, causó suspicacia el tipo de uso que se le da a este tipo de material (fotos y videos de los detrás de cámara de las sesiones que podrían incluir imágenes de las menores de edad usando poca ropa o sin ella) y las denuncias hechas por varios padres que aseguran se les exige hipersexualizar a las niñas para que puedan tener éxito en el mundo del modelaje.

En las fotografías se puede apreciar a niñas, entre los nueve y los doce años, utilizando trajes de baño tipo hilo, maquilladas de forma exagerada para su edad y posando de forma sugerente para la cámara, fotos que fueron encontradas en páginas pornográficas de acuerdo a una investigación realizada por el especialista en marketing, Irrael Gómez.

El influencer publicó, además, imágenes comparativas de los lugares en donde son tomadas las fotografías de las pequeñas aspirantes a modelo de Belankazar, que coinciden con los de videos utilizados para pornografía.

Asimismo, reveló que algunas de las palabras de búsqueda utilizadas por la página de la agencia para que los usuarios de motores como Google puedan encontrarla son: sex (sexo), dirty (sucio), pussy (vagina) y sex doll (muñeca sexual), entre otros perturbadores términos nada relacionados con una empresa que según sus propios dueños es “incapaz de subir material indebido” y tiene 30 años “formando modelos ejemplares”.

Ante las denuncias, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), anunció el inicio de una investigación contra la empresa y aseguró que irá con todo en contra de quienes cometan este tipo de delitos.

El CICPC pidió la colaboración de todas las personas que hayan sido víctimas, quienes deben dirigirse a la División De Investigación y Protección en Materia Del Niño, Adolescente, Mujer y Familia de esa institución para ser entrevistados.

En Venezuela, las penas por explotación sexual infantil oscilan entre los 20 y los 30 años de prisión, de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo.

El instrumento legal contempla que los tipos penales previstos respecto a este delito se relacionan con la pornografía, difusión de este material y la utilización de niños, niñas y adolescentes para su elaboración.

No es la primera vez que una agencia de modelos venezolana se ve implicada en este tipo de hechos. En el año 2017, tres mujeres y un hombre fueron detenidos por un delito similar, denunciado por una adolescente que fue chantajeada por las dueñas de la agencia, quienes amenazaban con la publicación del material tomado bajo engaño en una sesión fotográfica.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado