[Editorial]: 7-E

La sorpresiva retoma de Guaidó del Palacio Legislativo implica un reavivamiento de la política venezolana y genera nuevas expectativas en el campo opositor. Desde que a comienzos de 2019 se intensificaran las presiones sobre Maduro, por primera vez el Gobierno da un paso en falso intentando tomar el Poder Legislativo a punta de tácticas de diverso proceder.

La iniciativa de sacar a Guaidó del camino, o sobre todo la forma cómo lo hicieron (con utilización de fuerza militar para tapar el acceso a diputados, con sorpresivas y aparentes alianzas con diputados involucrados en la corruptela que rodea a Guaidó, y torpedeando la cobertura de medios públicos y privados) está siendo hasta ahora un fracaso para el chavismo en diversos campos.

Primero, en la política interna el chavismo no sale bien parado. Por primera vez acusa recibo de un contragolpe efectivo. De una manera inexplicable han quebrado sus defensas más firmes. Se deja colar en el ambiente opositor de que la dupla Maduro y Diosdado es derrotable. Y que lo mismo podría pasar en Miraflores. La oposición seguramente sobredimensionará este triunfo parcial.

En la oposición, a las primeras de cambio, el contragolpe de Guaidó ha generado entusiasmo y ha unido sectores que parecían opuestos de manera diametral. Además, el chavismo debe reconocer que el liderazgo de Guaidó ha tomado un nuevo aire con esta acción.

Segundo, en el plano internacional, la acción del 5-E ha producido una ruptura profunda entre el gobierno de Maduro y los gobiernos progresistas que están tomando posiciones en América Latina. Especialmente agresivo ha sido el discurso entre el gobierno argentino y el venezolano. Pero México y España también han condenado la acción. El 5-E está produciendo un mayor aislamiento político.

La tardanza del Gobierno en calificar y explicar el hecho de la toma de la Asamblea por parte de Guaidó ha aumentado la incertidumbre y aun no dice cómo va a reaccionar ante el hecho.

¿Se animará el oficialismo a poner fecha a las elecciones legislativas? ¿Reaccionará apresando a Guaidó?

Seguiremos analizando los próximos acontecimientos.