[Editorial] Trump vs. Coronavirus

Con más de 500 muertos y 30 mil infectados, la pandemia de coronavirus covid-19 avanza feroz en Estados Unidos y hace tambalear al gigante del norte. Ya ha sacudido sus bolsas. Y podría hacerlo con su industria. Un petulante Trump desestimó el virus y ahora deberá hacerle frente a la coyuntura más importante de su gobierno y a 8 meses de las presidenciales. En su giro discursivo utilizó a China en la búsqueda de un culpable y volvió a la diatriba ideológica.

Pero lo cierto es que el mundo evalúa y escruta a Trump a ver si vence al virus o recibe un impacto fulminante. Tiene mucho que perder. De hecho, mientras radicaliza sus medidas contra la pandemia, acepta el método chino para neutralizar al virus. Con el salvamento económico, reconoce los límites de su liberalismo económico. Trata de competir en la vacuna pero nada garantiza su éxito.

Trump muestra sus limitaciones mientras en vivo y directo está siendo examinado por el mundo. Un traspiés lo puede poner en cuarentena y terminar siendo vacunado por la medicina china. Tiene mucho que perder y ya ha perdido mucho.

Los chinos lograron neutralizar la pandemia y ahora llevan su medicina al resto del mundo. Ven una oportunidad para cambiar la opinión del mundo sobre China. Y avanzar en el control de la economía occidental. Europa da un giro sobre Venezuela e Irán y busca formas de neutralizar el bloqueo económico sobre ambos países.

Estados Unidos expone su acontecimiento más importante después del 11 de septiembre de 2001 en el que murieron tres mil personas y desató una ola de reacciones alocadas que llevaron a guerras en Afganistán e Irán. Pero ahora el enemigo es invisible y las armas no necesariamente resuelven el problema. El rey está desnudo. Trump va a demostrar si es un líder o un empresario con buen marketing.