¿SE VIENE EL EMBARGO PETROLERO? MICHAEL SHIFTER CREE QUE SÍ

En días recientes Prodavinci publicó una entrevista a Michael Shifter, en la que el presidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis para asuntos del Hemisferio Occidental establecido en Washington, asegura que la administración Trump “está considerando seriamente el embargo petrolero contra Venezuela”.

“Esta idea ha estado en el mapa desde hace mucho tiempo, incluso durante los años de Chávez, pero ahora es una opción real. El razonamiento es que se han aplicado otras medidas y no han funcionado, así que es necesario recurrir a decisiones más radicales”.

Quien también fuese director del Programa National Endowment for Democracy para Latinoamérica y el Caribe, un programa gubernamental para fomentar la democracia, ha cuestionado la eficacia de las sanciones económicas de la administración Trump contra el país caribeño:

“Siempre me he mantenido escéptico con respecto a su eficacia. Creo que debemos juzgar esas medidas por sus consecuencias reales a la hora de ayudar a resolver la crisis de Venezuela. Hasta ahora la evidencia no es muy motivadora. El gobierno está en una posición política muy fuerte”.

El profesor de la Georgetown University asegura, además, que la ineficacia de la política estadounidense contra Venezuela se debe a la “falta de pensamiento estratégico y coordinación política efectiva”.

Para el experto y columnista de The New York Times y Foreign Affairs, el gobierno de Trump no estaría tomando en cuenta que “el embargo petrolero podría solo profundizar la crisis humanitaria en Venezuela”, con lo cual se favorecería lo que llama “el juego de Maduro y su narrativa sobre una conspiración internacional”.

Remató: “Aquellos que defienden el embargo argumentan que las cosas no pueden empeorar en Venezuela, pero lamentablemente están equivocados. Sí pueden”.

Shifter, quien fuese entrevistado en la 21 Conferencia de la Corporación Andina de Fomento, realizada en Washington, afirmó que lo único que frena la medida es que:

“Muchas compañías estadounidenses están presionando fuertemente en contra de esta idea y hay cierta preocupación porque ocurra un pico en los precios del petróleo en los Estados Unidos y a nivel mundial, lo que se convertiría en un problema político para Trump”.

Si bien el experto y exfuncionario se mostró escéptico con respecto a la eficacia del embargo y sus consecuencias, no propuso ninguna medida en específico para solucionar lo que llamó “un problema muy complejo”.

Con respecto a la opción militar contra el país suramericano considera que ésta sería “un error muy grave”, pero no la descartó. Al respecto de la afirmación de Trump, aquella de que “no descartaba una opción militar en Venezuela”, aseveró:

“Cuando Trump hizo esta observación ‒como usted dice, en su estilo inimitable‒ su embajadora en la ONU y el secretario de Estado, parados junto a él, quedaron sorprendidos. Salió de la nada, como los comentarios que frecuentemente hace”.

En relación a los recientes cambios en el gobierno estadounidense aseguró que en caso de que Mike Pompeo ‒quien es nominado al Departamento de Estado por Trump, tras el “vergonzoso despido” de Rex Tillerson‒ sea confirmado por el Senado:

“Disfrutará de una relación más cercana con Trump. Él es un halcón, un duro, y estará enfocado principalmente en el acuerdo con Irán, al cual se opone, y la amenaza con Corea del Norte. Parece ser duro también con respecto al problema de Venezuela y posiblemente Cuba, aunque no está claro lo que eso significa”.

Por último el experto estadounidense sostiene que en Washington hay “una preocupación creciente” por la presencia de China y Rusia “pero la administración no tiene idea de qué hacer. Intentar revivir la doctrina Monroe ‒posibilidad que aumenta con el nombramiento de otro halcón, John Bolton, como Consejero de Seguridad Nacional‒ solo hará que las cosas se pongan peor”.

________________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado