Encuesta de OIT confirma abuso laboral contra venezolanos en Perú

Una encuesta realizada en Perú por diferentes instituciones, entre ellas la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y que fue aplicada a una población de más de mil 600 venezolanos, reveló que la mayoría de migrantes del país caribeño se enfrentan a situaciones laborales hostiles, entre ellas, acoso sexual.

La investigación, en la que también participaron la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, el Ministerio de Trabajo peruano y la Organización Internacional de Migraciones, señaló que los venezolanos deben tolerar la imposición de bajos salarios, jornadas extendidas y retención de sus documentos.

En este país, en el que se encuentra el segundo contingente más importante (en números) de migrantes venezolanos, 46 por ciento de los que consiguen empleo ganan menos de salario mínimo y trabajan más de 12 horas.

Asimismo, los encuestados -que fueron abordados en las ciudades de Arequipa, Lima y Piura- manifestaron que la mayoría de las veces son estafados, sobre todo en lo que se refiere a condiciones laborales ofrecidas previamente y salarios acordados.

Entre las situaciones de abuso laboral más comunes manifestadas por los encuestados se reportaron casos de retención de pago, pagos menores a los ofrecidos, extensión inconsulta de la jornada laboral e imposición de formas modernas de trabajo forzoso.

El informe presentado por las instituciones que aplicaron la encuesta, también da cuenta del aprovechamiento que hacen algunas agencias de empleo de la situación económica de los venezolanos a quienes cobran un porcentaje del primer sueldo que cobran cuando finalmente consiguen trabajo.

Por otra parte, el documento destacó la situación de vulnerabilidad de las migrantes venezolanas, a quienes además de pagarles menos que a los hombres se les discrimina y estereotipa como prostitutas. Asimismo, muchas señalaron que se les utiliza como un “gancho” para atraer nuevos clientes.

A través de la misma encuesta se determinó que nueve de cada 10 venezolanos que se encuentran en Perú trabajan en la economía informal y que del 100% de los que dicen estar trabajando, sólo el 7.5% tiene un contrato legal con el empleador.

Por Andreína Ramos Ginés / Supuesto Negado