ECONOMISTAS DIVIDIDOS ENTRE LA CONFIANZA Y EL ESCEPTICISMO SOBRE PLAN DE RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Plan de recuperación económica

Mientras en el gobierno se afianza la convicción de que vamos rumbo a la reconstitución de los equilibrios económicos, en los mercados la gente todavía siente extrañas distorsiones.

Los precios siguen ajustándose hacia arriba, algunos a mayor ritmo que otros. Otros productos siguen sin mostrar rostro en el los establecimiento legales. Hace unos días nos pasó una peripecia. Adquirimos una samba (si la galleta cubierta con chocolate) en un bodegón lusitano en 20 bs para luego enterarnos de que en una famosa cadena de farmacias estaban en 9 bs y te dejaban comprar hasta cuatro unidades.

En fin, los mortales no salimos de nuestro enredo y por eso consultamos a dos economistas al respecto. Uno con convicciones de que el plan que alcanzará los objetivos: Tony Boza. Y otro escéptico ante la probable recuperación: Manuel Sutherland. Sigamos.

Para el economista Tony Boza hay motivos para ser optimista aun cuando advierte que falta el despliegue de medidas dentro del Programa de Recuperación económica. Nos explica por ejemplo el avance en el poder adquisitivo. “La recomposición del poder adquisitivo del venezolano que aunque ha sido parcial, es decir, los venezolanos todavía no hemos alcanzado los niveles que corresponden en los términos de la región suramericana” señala.

Sin embargo advierte que de acuerdo a nuestra generación de riqueza y al promedio regional suramericano, deberíamos tener un ingreso aproximado a los 300 dólares mensuales.

Por su parte, el también economista Manuel Sutherland se muestra escéptico y sólo menciona como un logro concreto: “Hay que reconocer que la reconversión facilita mucho los cálculos actuales, pero como se emitieron billetes de un alcance mucho más alto, de un poder de compra muy superior, eso facilita un poco la cantidad de dinero en efectivo que se necesita para hacer pagos en compras básicas. Aunque aún hace falta mucho más dinero en efectivo del que se ha impreso y distribuido”.

En ese sentido, Boza coincide en los logros de la reconversión y manifiesta que “en las calles es que ya la gente ve el efectivo, los viejitos, las amas de casa tienen formas de pago que antes no tenían en sus manos. Poco a poco ya se está empezando a sentir la diferencia”.

Recuerda que “hay algunas políticas que todavía no se han desplegado y que estamos esperando. Fíjense, los primeros avances es que el gobierno ha podido alinear a un sector de actores económicos en función de preservación de una línea de productos que se llaman los precios acordados, que si bien han tenido algunas fallas, ya poco a poco se han venido encaminando”.

Incertidumbre vs Convicción

Como punto gris, Boza advierte el tema del desabastecimiento, “algunos están jugando a eso, era esperado, se sabía que eso iba a pasar ya que conocemos el talante de algunos de esos actores que están jugando a la desestabilización, al conflicto. Sin embargo, aun así con la existencia de algunos actores que están jugando en esa línea, también es cierto que otros actores están trabajando con el gobierno”.

Por su parte para Sutherland hay incertidumbre en cuanto a las características del plan económico del Ejecutivo. “La verdad es que no se conoce, no se sabe cuáles son las metas, los objetivos, las metas. Lo que hasta ahora se conocen son algunas medidas, anuncios, publicaciones en Gaceta, pero el plan como tal es desconocido. Ahora según lo visto, hubo un aumento muy importante del salario, pero también un aumento bastante fuerte, correlativo de los precios, habría que ver cuáles son los números de la inflación, pero lamentablemente no hay estadísticas oficiales al respecto”.

La estabilización y los acuerdos con China

Para Tony Boza, las medidas económicas del gobierno dejan también claro que el tiempo de industriales y comerciantes con ganancias exorbitantes en lapsos muy breves, se acabó. “Estamos transitando el camino a la estabilización, a los equilibrios, la posibilidad de que en un tiempo prudencial, que puede ser de meses, buscar los equilibrios en términos del sistema de precios y de la retribución salarial y del valor de nuestra moneda, que se vaya anclando, como efectivamente está sucediendo”, afirma.

Sutherland no observa señales claras de estabilización, por el contrario sostiene que es necesario “un plan macroecónomico fuerte que pueda reducir la hiperinflación o llevar la inflación a al menos un dígito mensual, que sería muy alto, pero que sería una reducción drástica del ritmo inflacionario… se puso la carreta delante de los caballos”.

Acerca de los recientes convenios con China, Sutherland dice que se trata de un tema de educación. Explica por qué, “creo que el gobierno chino está tratando de educar al gobierno e indicarle, de alguna forma, la necesidad de hacer aperturas económicas importantes. Otros gobiernos están tratando de enseñarle al gobierno bolivariano que hay otras vías mejores para la conducción económica de mayor disciplina fiscal y de mayor confianza para inversionistas. El gobierno quiere fomentar el mercado y que los inversionistas vengan, pero hacen falta mucho más para poder darle darles confianza a esos inversionistas, dinamizar la economía y volver a una senda de crecimiento económico”.

En cambio Boza subraya que los acuerdos con China son determinantes, “una inversión de 5 mil millones de dólares que son asociaciones para incrementar la capacidad de la industria petrolera y la meta para destinar sólo para el mercado chino un millón de barriles diarios de petróleo con esos recursos”, son un indicativo.

Remarca que es con dichos acuerdos que Venezuela adquiere inversión y no deudas y que es una forma de relación que nos permite “liberarnos del yugo que pretende imponernos Estados Unidos… China es una forma de relacionamiento distinta, con el respeto de los pueblos”.

Para Boza no hay la menor duda de que las nuevas políticas del gobierno nos llevarán a puerto seguro “no sin dificultad, porque no hay que olvidar que el país que nos declaró la guerra económica es el más poderoso del mundo. Pero aun así las fortalezas, los aliados, la conciencia de un pueblo, nos va a ayudar a transitar los amargos momentos, hacía un momento de tranquilidad, equilibrio y prosperidad económica”.

__________________________________

Por  Chevige González Marcó / Supuesto Negado