Facebook e Instagram apuestan a la realidad aumentada

La realidad aumentada es la nueva apuesta de Facebook e Instagram para atraer nuevos públicos, sorprender a sus usuarios, y poco a poco revolucionar el mundo de la publicidad.

Para quienes no están familiarizados con el concepto, la realidad aumentada consiste en la visualización de un entorno físico real a través de un dispositivo tecnológico que le añade información y elementos.

El antecedente más conocido es el juego de Pokemon Go, muy de moda hace hace pocos años, con el cual el usuario debía cazar animalitos buscándolos en el mundo real, pero solo podía verlos a través de su teléfono celular.

Hoy las posibilidades que ofrece la realidad aumentada son inmensas, y la compañía de Mark Zuckerberg ha estado trabajando en explotarlas de modo que se conviertan en uso cotidiano para sus usuarios, y dentro de poco en la plataforma ideal para la venta de productos, especialmente aquellos que puedan venderse por internet pero que primero necesitan ser probados.

En un inicio Facebook se valió de los filtros de realidad aumentada para ofrecer novedades en Facebook Live, siempre desde el punto de vista lúdico, con filtros que sus usuarios usan para divertirse. Luego, la compañía avanzó en compartir estas funcionalidades con la red Instagram, que la usa en sus Historias.

Algunos analistas de redes sociales dicen que estos filtros han sido globos de ensayo de las redes para ir perfeccionando su trabajo y avances en materia de realidad aumentada. El fin último de esta herramienta llegará cuando se indispensable para, por ejemplo, probarse a distancia unos lentes de sol antes de comprarlos, o ver cómo se vería un mobiliario dentro de un espacio, para así decidir si ordenarlo o no.

Marcas de moda como Michael Kors, de cosméticos como Sephora y de decoración como Wayfair y Pottery Barn, han dado ya pasos en conjunto con Facebook para trabajar en proyectos de ventas y publicidad a través de la realidad aumentada.

La realidad aumentada dará más confianza a quienes aún son reticentes a las compras por internet, dado que será como si se lo hubiesen probado.

Otro uso que se anticipa para la realidad aumentada es el de la geolocalización y el de señalización del camino cuando es visto desde la pantalla de un dispositivo móvil.

Las funcionalidades son muy extensas y las oportunidades de negocio también. Y se trata de una herramienta que, aunque suene futurista, no pertenece al futuro, sino que ya hemos probado.

Por Rosa Raydán / Supuesto Negado