Facebook ofrecerá dinero a sus usuarios a cambio de más información

Cuando se pensaba que no había nada de nosotros que Facebook no supiera, la empresa de Mark Zuckerberg anuncia que lanzará una nueva aplicación para recopilar aún más información de sus usuarios, pero esta vez a cambio de dinero.

Se trata de Study for Facebook, un programa para equipos móviles a través del cual Facebook pagará a quienes lo instalen (no dice cuánto), permitiendo a la aplicación hacer un monitoreo del uso que el usuario le da al resto de sus aplicaciones instaladas, es decir, a todo lo que hace con el equipo.

En su primera fase, Study for Facebook solo está disponible en Estados Unidos y la India, pero lo previsto es que poco a poco vaya sumando territorios.

La nota de prensa difundida por Facebook para anunciar el lanzamiento califica a la aplicación como un “estudio de mercado” y asegura que los datos recolectados estarán a buen resguardo (no como les pasó antes varias veces y por lo que han amasado tan mala fama). “Ofrecemos transparencia, compensación para todos los participantes y mantener sana y salva la información de la gente”, dice el boletín.

Explica la nota que no todas las personas pueden formar parte del experimento. Los internautas deben mostrar su interés en participar haciendo click en los anuncios de la app y Facebook dirá al usuario si califica o no para el estudio. No explican los parámetros de selección. En caso de ser positiva la admisión, Study for Facebook aparecerá como disponible en Google Play para su descarga y el usuario podrá instalarla, enterarse de los detalles de funcionamiento y, si está de acuerdo, comenzar.

Solo pueden participar mayores de edad y quienes lo deseen pueden darse de baja en cualquier momento.

Según dice Facebook, lo que la aplicación recolectará será: las aplicaciones instaladas en el celular del usuario, el tiempo que pasa en cada una y de qué forma las usa, y los datos del país y del equipo de la persona.

Lo que Facebook dice que la aplicación no recolectará es: los nombres de usuario, claves e información personal de cada participante como fotos o mensajes. También se compromete a no vender nada de lo monitoreado a terceros o usarlas para dirigir publicidad. Zuckerberg promete que el estudio es solo para mejorar Facebook y que solo para eso se dará uso a la información recabada.

“Modo Dios” vs. ética

Ofrecer dinero a cambio de acceso total al celular y a los datos personales (y más aún a una empresa con los antecedentes de Facebook) es un nivel superior de monitoreo al que ya están acostumbrados los usuarios de redes sociales. Se trata de ya, sin pruritos, hablar de información personal como sinónimo de mercancía.

El monitoreo de Facebook propone con su aplicación recuerda al “Modo Dios” que los seguidores de la serie Black Mirror vieron en el capítulo “Smitheereens”, usado por el magnate informático Billy Bauer (una evocación evidente a Mark Zuckerberg) para entrar por la puerta trasera al cien por ciento de información de la red social que ideó, de la que es propietario y con la cual puede recabar en segundos lo que la policía tardaría meses o años en saber de cualquier persona.

Borja Adsuara, abogado experto en derecho digital, fue entrevistado por el diario español El País por el tema ético involucrado en esta nueva propuesta de Facebook. Para el experto, “la base de todo es el consentimiento”.

“No se trata de proteger los datos, sino de proteger a las personas en el uso de sus datos personales. Dentro de las personas, lo que se protege es el derecho a la intimidad (…) No se protege la intimidad de las personas contra ellas mismas sino la libertad de las personas para hacer con su intimidad lo que quieran”, dice el abogado, quien compara esta libertad con la libertad sexual.

La ley, dice, debe proteger “tanto al que quiere ser casto como al que quiere ser promiscuo”. De la misma forma, señala que las normativas jurídicas deben proteger la libertad de los usuarios para que hagan con sus datos lo que quieran, incluso si lo que desean es venderlos.

Solución posescándalo

Study for Facebook ve la luz luego de meses de críticas, después de que se hiciera público que desde 2016 la red social ofrecía una cuota mensual a usuarios, entre ellos menores de edad, por espiar sus teléfonos. La compañía pagó hasta 20 dólares al mes a usuarios entre 13 y 35 años por instalar Facebook Research, un VPN que le permitía conocer toda su actividad web, recuerda el diario El País.

Ahora Facebook asegura que solo recopilará datos de mayores de edad. Y lo hará con su consentimiento tras haberles informado adecuadamente de los datos que se recabarán y cómo se utilizarán. “Hemos aprendido que lo que la gente espera cuando se inscriben para participar en estudios de mercado ha cambiado, y hemos creado esta aplicación para cumplir con esas expectativas”, manifiesta el comunicado de Facebook.

Por Rosa Raydán / Supuesto Negado