El Salvador allanó oficinas de Alba Petróleos, subsidiaria de Pdvsa

La Fiscalía de El Salvador allanó las oficinas de Alba Petróleos, subsidiaria de Pdvsa, tras haber iniciado una investigación por presunto lavado de dinero.

En total fueron tomadas 26 oficinas de Alba Petróleos, que está sancionada por Estados Unidos al ser parte de la estatal petrolera.

Los fiscales encargados del caso llegaron a las oficinas para recabar material contable e informático a fin de recabar las pruebas necesarias.

Esta sociedad comprende otras ramificaciones como Alba Alimentos y Alba Gas, así como otras ramificaciones vinculadas a la firma.

“Como fiscalía en este momento estamos procediendo a realizar un registro en las instalaciones de la sociedad Alba con sus distintas manifestaciones como Alba Petróleos, Alba Alimentos, Alba Gas y otras 24 empresas más relacionadas”, explicó en rueda de prensa el director anticorrupción y contra la impunidad de la fiscalía, Germán Arriaza.

Los allanamientos involucran a las siguientes sociedades: Alba Petróleos, Gasohol, Centro de Investigaciones Científicas de Alba Petróleos, Consultores Técnicos Empresariales, Energía Orgánica, Renova Energy, Transportes Velmont, Precocidos de El Salvador, Maya Green Power, Alba Alimentos de El Salvador, Alba Gas, Asociación Instituto Schafick Jorge Handal, Coordinadora y Asesora de Proyectos, Diagrin, ENEPASA, Fundación Albapetróleos de El Salvador, Gaubri Group, Inversiones Flolat, Inversiones Valiosas, SAG, Termopuerto Limitada, Tu Financiera de RL y Fibras de El Salvador.

Según la prensa local, Alba Petróleos está vinculada al dirigente del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMNL), José Luis Merino, incluido en la “lista negra” de Estados Unidos que lo acusa de narcotráfico y lavado de dinero.

Washington asegura que Merino y su hermano habrían desviado 400 millones de dólares a Panamá.

El Gobierno de El Salvador, que este 1 de junio pasa a las manos de la oposición, ha sido liderado desde el 2009 por el partido de izquierda FMLN, y había sido un aliado estratégico de Venezuela durante el Gobierno de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

La intervención de Alba Petróleos forma parte de lo que el Gobierno venezolano ha calificado como el saqueo a activos de la república por parte de la oposición y Gobiernos aliados a Estados Unidos

Desde la entrega de Citgo por parte de los Estados Unidos a Juan Guaidó, pasando por Monómeros, filial de Pequiven en Colombia, y el cierre forzado de las operaciones de la empresa Petrolera del Conosur S.A. (PCSA), una sociedad propiedad del Estado venezolano bajo la regencia de Pdvsa América, filial continental de Pdvsa.

Por Maya Monasterios Vitols / Supuesto Negado