¿ES MERECIDA LA FOBIA ANTIVENEZOLANA EN EL EXTERIOR?

xenofobia, venezolannos, exterior, Perú, Chile, Brasil, Colombia, insultos, antivenezolanos, odio

Anteriormente en Latinoamérica la experiencia xenofóbica la sufrían sobre todo los colombianos, bolivianos y peruanos porque eran ellos, mayoritariamente, quienes salían de sus países para convertirse en mano de obra barata. Hoy día somos los venezolanos quienes comenzamos a visibilizarnos como un pueblo de migrantes.

Con esta exponencial migración de los últimos años y el impulso que los medios de comunicación han dado al tema, en muchos países la xenofobia se está focalizando hacia los llegados de la tierra de Bolívar.

xenofobia, venezolannos, exterior, Perú, Chile, Brasil, Colombia, insultos, antivenezolanos, odio

El gentilicio venezolano ha ido tomando atributos propios en el discurso discriminador, sobre todo de los países fronterizos. También más al sur, específicamente en Perú y Chile.

Los argumentos que se usan en contra de los venezolanos recién llegados son básicamente los mismos que históricamente han usado los países receptores contra cualquier inmigrante: “roban el trabajo” porque lo hacen por menos del salario que cobraría cualquier nativo; usan el sistema de salud en detrimento de los ciudadanos locales; se dedican al comercio informal y otros medios de subsistencia ilegales y, en algunos casos, los menos, hay que decirlo, al robo y la prostitución.

xenofobia, venezolannos, exterior, Perú, Chile, Brasil, Colombia, insultos, antivenezolanos, odio

Pero además de estas típicas acusaciones xenofóbicas contra el extranjero, al venezolano en el exterior también le han colgado otras medallas: petulancia, vanidad, extravagancia.

Ya en algunos países la migración venezolana pasó de ser desconocida a indeseada y, más recientemente, odiada.

Lo propio de la xenofobia anti-venezolana

La visibilidad que ostentan algunos compatriotas en los países receptores (atuendos alegóricos, el machacón discurso de melancolía y crítica) podría haber impulsado imprevistamente el rechazo de las sociedades que hospedan a estos nuevos migrantes.

Una de las características de gran parte de los venezolanos que se hace más perceptible cuando traspasan la frontera es su personalidad bullera y el impulso de establecer conversaciones y nexos de amistad muy rápidamente. Si bien esto pudiese sorprender gratamente a muchos, en otras latitudes algunos consideran estas maneras como confianzudas o al menos las reciben con rareza. Pero eso no explica jamás una actitud xenófoba.

Al parecer, según reflejan acaloradas discusiones por redes sociales entre los propios venezolanos en el extranjero, el espíritu gregario de nuestras comunidades y el “comportamiento abusador” de algunos paisanos también nos estarían jugando en contra.

xenofobia, venezolannos, exterior, Perú, Chile, Brasil, Colombia, insultos, antivenezolanos, odio

La incidencia del “comportamiento negativo” de algunos venezolanos en lugares como Panamá, Aruba y Curazao viene desde los tiempos de Cadivi.

El aprovechamiento ilegal del control de cambio, aunado a la campaña sistemática de los medios contra toda política de asistencia social desarrollada por el gobierno bolivariano, impulsó la idea de que los venezolanos no trabajan y “quieren todo regalado”.

Esta “raya” llegó hasta Irlanda en el año 2014 cuando el gobierno de ese país cerró cinco escuelas de idiomas luego de constatar delitos de corrupción relacionados con el acceso ilegal al mercado laboral y para facilitarles la asignación de divisas de Cadivi.

Recientemente en Colombia, algunos de los recién llegados a los “refugios” comenzaron a exigir mejores condiciones y propuestas del gobierno para apoyar su situación y fueron acusados en medios y manifestaciones locales de “chavistas que quieren que les resuelvan la vida”.

xenofobia, venezolannos, exterior, Perú, Chile, Brasil, Colombia, insultos, antivenezolanos, odio

A pesar del relato de migración forzada, en algunos casos aflora cierta “superioridad moral e intelectual” que se evidencia en críticas a las formas o costumbres de los países receptores.

La respuesta obvia -lo que no quiere decir que sea correcta- es la reacción de los anfitriones para defenderse de lo que consideran una agresión a su cultura. ¿Por qué no se devuelven a su país?, cuestionan.

xenofobia, venezolannos, exterior, Perú, Chile, Brasil, Colombia, insultos, antivenezolanos, odio

Insultos, golpizas e incendios contra venezolanos

Según los registros hemerográficos, los países en donde más han sido maltratados los venezolanos que buscan nuevas oportunidades son Panamá, Perú, Aruba, Colombia y República Dominicana.

Lo primeros casos de xenofobia contra venezolanos ocurrieron en Panamá.

xenofobia, venezolannos, exterior, Perú, Chile, Brasil, Colombia, insultos, antivenezolanos, odio

Una marcha anti-migración venezolana se volvió noticia, generando indignación y un conjunto de reflexiones alrededor del tema.

xenofobia, venezolannos, exterior, Perú, Chile, Brasil, Colombia, insultos, antivenezolanos, odio

En Colombia, recientemente el presidente Juan Manuel Santos endureció las medidas de ingreso para detener la oleada de venezolanos.

Actualmente, más de 40 mil venezolanos se encuentran en Perú. La última semana se hizo viral el vídeo de una golpiza entre un vendedor ambulante caraqueño y un nativo, quien le reclamó por qué no se quedó en Venezuela “luchando”.

También en Chile varios venezolanos han sido insultados y las agresiones grabadas y viralizadas.

En Brasil, la policía arrestó a un hombre acusado de dos ataques con artefactos incendiarios a residencias de inmigrantes venezolanos en Boa Vista. La fiscalía hizo pública su preocupación ante las denuncias de trabajo esclavo, tráfico de personas y de impedimento de acceso a los servicios públicos.

Cambio en el perfil de los migrantes

Las agresiones han aumentado además por la diferencia con respecto a la primera ola migratoria que correspondió a élites económicas y profesionales, mientras que los nuevos viajeros pertenecen a la base de la pirámide social.

Gran parte de esta nueva movilización no lo hace de manera ordenada, ni legal y comienza a representar un problema para los países receptores.

Si bien es cierto que la mal llamada “viveza criolla” nos juega en contra, hay que dejar claro que la xenofobia y el chovinismo son problemas sociales que deben ser deslegitimados en cualquier terreno.

________________

Por Edgard Ramírez Ramírez / Supuesto Negado