¿LA FOBIA ES CONTRA LOS SIFRINOS O CONTRA TODOS LOS VENEZOLANOS?

Los memes se han convertido en una nueva forma de comunicación, un código, podría decirse, junto a videos editados por la gente. Los gifs y los memes son parte integral del contenido de las redes sociales en una época en que, en gran medida, la gente fabrica su propio entretenimiento. Los memes se meten en todo tipo de asuntos y con el aumento de la emigración venezolana no extraña que muchos traten, no solo sobre política, sino sobre la emigración y la suerte de los venezolanos en otras tierras.

En días recientes han aparecido en las redes sociales varios memes y dibujos que muestran cómo la gente ve una parte de esa emigración que hasta hace poco era desconocida: la xenofobia contra los venezolanos o tal vez contra un tipo particular de venezolano.

Echémosle un ojo al asunto estudiando tres memes.

El meme de Homero

La emigración venezolana ha venido aumentando en los últimos años y ha pasado por muchas fases, desde la puramente política que se presentó en el exterior como exilio, hasta la de los últimos dos años que parece inclinarse a la cacería de ingresos en divisas. Desde entonces, los venezolanos han pasado de ser turistas, visitantes o pequeños grupos de emigrantes para convertirse en grandes colonias que toman para sí pequeñas ciudades como “doralzuela” en Florida. Con esa masificación de la emigración comenzaron los comentarios de propios y extraños sobre cómo se portaban los venezolanos en el exterior: las malas maneras, la rudeza, la “echonería”, la subestimación grosera del país que los recibe.

Hubo muchos debates, desde entonces, entre los mismos inmigrantes venezolanos sobre cómo algunos de sus compatriotas estaban haciéndoles las cosas más difíciles en otros países y cómo muchos llegaban todavía con mentalidad de turista. El Chigüire Bipolar parece aludir al amargo despertar de esos emigrantes en una de sus “noticias” recientes, abundando en la imagen de un venezolano problemático y mal adaptado que fastidia a sus anfitriones, pero también a sus compatriotas más serios.

La expresión más elocuente de ese rechazo es el meme de Homero en el bar que muestra que algunos venezolanos prefieren no encontrarse a sus coterráneos. El comentario no es precisamente blando: habla de la “tóxica” “cultura veneca”, de groserías y maltratos, es un cuadro muy desfavorable, que había sido ya descrito por el ciudadano más famoso del país, y que parece ser el epicentro de una nueva tendencia: la xenofobia anti-venezolana.

El de la cerveza gratis

En un artículo anterior hablamos sobre la “marcha contra los venezolanos” que se dio en Panamá en 2016 y de cómo en los emigrantes venezolanos en Panamá predomina un elemento particular: especuladores de bienes raíces que primero empezaron a saturar y deformar el mercado inmobiliario del pequeño país y luego a emigrar en masa.

Esa imagen hasta fue recogida en una “pieza literaria” escrita nada menos que por Rubén Blades en medio de un debate con Ibsén Martinez: “Algunos venezolanos, especialmente los de alto poder adquisitivo, llegan con una actitud de superioridad y de soberbia como la que contribuyó a producir la reacción popular que llevó a Chávez al poder y que en parte ayuda a explicar la caótica situación, enredada y dividida, que hoy se vive en esa hermana nación. (…) Compran dos casas en un barrio de lujo y de pronto se creen dueños del país, y con una condescendencia que ofende, tratan a sus anfitriones como si fuesen siervos”.

Las malas relaciones de Panamá no solo con el gobierno de Venezuela, sino con los venezolanos, han generado titulares desde hace años, últimamente con el anuncio de que se les pedirá visa. Curiosamente, y como nota a pie de página de esa noticia, empezó a circular por las redes una fotografía de un periódico de Panamá convertida en meme, según el cual los bares ofrecen descuentos a quien le pegue a un venezolano… obviamente un chiste, pero uno que dice mucho. Aun cuando seguramente conocemos a dos docenas de venezolanos que lo merecen, preocupa ver cómo la xenofobia en Panamá se ha hecho tan normal que ya da pie para ese tipo de chistes.

Aunque es siempre injustificable, tenemos una hipótesis de por qué Panamá tiene tanta xenofobia: el país, cuyos mercados de trabajo son muy pequeños, recibió en un lapso muy breve una oleada de venezolanos de clase alta y media alta que no solo alteraron la economía, sino que dejaron a sus anfitriones con un mal sabor de boca, a eso le ha seguido una oleada de otros de menos poder adquisitivo que han competido con los panameños en algunos trabajos ya de por si no muy bien remunerados. Si a eso se le suma la influencia de los medios que pintan a Venezuela como un país “tóxico”, está hecha la receta para una relación muy mala y tal vez explosiva.

El cómic sobre la xenofobia

Muchos se han dado cuenta de lo “irónico” de esta situación. Venezuela durante mucho tiempo recibió a gente de otros países y durante esos años actitudes similares eran comunes: se les decía malolientes a los portugueses e italianos, ladrones y prostitutas a los colombianos, se hacían burlas de los haitianos que vendían helados.

En efecto, contrario a la creencia de muchos y la propaganda de los medios de comunicación, Venezuela no era tan amable con los emigrantes como se cree, y la xenofobia, aunque no muy agresiva, era marcada. Los que la pasaron peor fueron los colombianos ya que al rechazo de mucha gente se unía a la actitud brutal de la policía y el oportunismo de políticos como Luis Herrera Campins y Jaime Lusinchi que usaron el odio a los colombianos en la crisis creciente. Además, igual que ahora con Nicolás Maduro, muchos acusaron a Carlos Andrés Pérez de ser colombiano.

La palabra colombiano llegó a ser un insulto y es probable que ningún otro gentilicio haya sido tan detestado como llegó a serlo ese. Por esto resultó doblemente chocante cuando se supo que en Colombia la xenofobia contra los venezolanos es tan grande que Vargas Lleras quiso explotarla políticamente, y hasta Santos y la OIM pidieron a los colombianos evitarla. Incluso apareció un video de un colombiano denunciando la xenofobia de los colombianos, un eco triste de lo que, ya en los lejanos setenta, sufrieron acá los neogranadinos. El video es revelador, claro y no tiene desperdicio.

La cruel XENOFOBIA de venezolanos en Colombia

Un Colombiano denuncia la cruel xenofobia a la que el Venezolano está sometido a diario en la Nación Colombiana… Muchos colombianos antes criticaban a Donald Trump por los mexicanos, ahora hacen lo mismo con los Venezolanos

Posted by Eltrolebus.com on Dienstag, 8. August 2017

¿Odian a los venezolanos o a un tipo de venezolano?

Todos los pueblos del mundo se dicen pequeñas mentiras para hacerse más fácil la vida, y algunas veces esas mentiras son vueltas contra ellos: en los EE.UU. se creen que son “el mejor país del mundo”, pero de hecho es de los peores del primer mundo, los argentinos se han creído europeos solo para descubrir que en Europa nunca lo serán. Por su parte, los venezolanos tienen muchas creencias exageradas sobre sí mismos pero, en este momento, nos detendremos en dos: creen que son más simpáticos y graciosos de lo que son, y que han sido mejores anfitriones para los emigrantes de lo que lo han sido.

Sin embargo, es evidente que es falso que todos y cada uno de los venezolanos sean como los pinta Rubén Blades o los memes. Es significativo que el país que tiene la peor imagen de los venezolanos sea el que ha recibido más gente de clase alta y media alta, y que en todos los memes y cómics el venezolano cretino lleve la misma gorra tricolor que se usa en las manifestaciones de oposición.

Aunque acá tenemos cretinos de todos los sexos, colores, tamaños y credos, hasta ahora la clase media ha sido el componente principal en la emigración venezolana y no es descabellado decir que, en gran parte, la “chamofobia” es en gran parte “sifrinofobia”: rechazo a las maneras, la forma de ser y los códigos de la clase media venezolana. Eso no es todo lo que está detrás de esa xenofobia, pero parece que es de lo que se alimenta ese fuego… sino ¿cómo es que esa gorrita aparece en todos los memes sobre venezolanos insoportables?

Desgraciadamente la xenofobia no es algo latinoamericano sino una tendencia global, y una bastante fuerte. Queda ver si, en el exterior, los venezolanos que están hartos tanto de la xenofobia como de la actitud de sus compatriotas lograrán aislar ese odio en el futuro.

________________________

Por Fabio Zuluaga / Supuesto Negado