Analistas coinciden: hiperinflación es derrotable en 2019, el problema es cómo

Hiperinflación

Nada nuevo bajo el sol en 2019 para Venezuela. Las políticas económicas siguen siendo las mismas para atacar los mismos problemas. La hiperinflación resultó ser el adversario más poderoso que ha enfrentado el Gobierno de Nicolás Maduro y de momento le gana la batalla. El petro, aunque sube constantemente, no incide en la economía cotidiana del venezolano, el dólar, imparable y especulador, trastoca todos los escenarios nacionales y PDVSA todavía no arranca a su ritmo.

En Supuesto Negado pulsamos la opinión de diferentes expertos en el área económica que contemplan el panorama desde diferentes aceras políticas, para acercarnos a un pronóstico de lo que será 2019 a ver si da tiempo de poner las bardas en remojo.

El reto mayor: frenar la hiperinflación en 2019

El sociólogo y analista económico Luis Salas Rodríguez, cree que el Gobierno sí tiene la capacidad de frenar la hiperinflación, pero se aventura a opinar que el problema será cómo la frena. “Pareciera que una de las vías tomadas por el Gobierno es encaminarse hacia una liberación definitiva del mercado cambiario y una restricción monetaria bastante fuerte, lo que se nota en la falta de liquidez en la calle”. Salas advierte que la escasa liquidez no es causante de la hiperinflación, pero puede llegar “un momento en que si la liquidez se rezaga a la hiperinflación, se produzca un shock de precios y la gente no pueda seguir pagando los productos”.

Por su parte Ronald Balza, economista, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y muy dado al neoliberalismo, considera que es necesario un reordenamiento del régimen fiscal que pase por la revisión de ingresos y gastos del sector público. Frente a la firma de nuevos acuerdos comerciales con otros países que invierten en Venezuela, Balza asegura que resulta “muy complejo pensar en detener la hiperinflación solo con financiamiento externo. Esa no es la garantía de un verdadero crecimiento económico”.

Para Balza es inevitable que la inflación, el empobrecimiento y la escasez sigan ganando terreno en 2019, ya que el aparato productivo nacional no arroja señales de recuperación. Luis Salas, en cambio, opina que noviembre y diciembre son meses tradicionalmente inflacionarios, por lo que es prudente observar el comportamiento entre enero y marzo para saber si las políticas gubernamentales darán algún resultado.

Entre tanto, el economista Ingerzon Freites, del Observatorio Venezolano de la Realidad Económica (OVRE), pinta el panorama de manera mucho más dramática. “A estas alturas está demostrado que el Gobierno no tiene capacidad de frenar la hiperinflación. Tras 14 meses del fenómeno se planteó un Programa de Recuperación Económica que no se ejecutó y prácticamente hay un ‘mutis’ sobre el problema económico”. Freites se identifica como progresista y formó parte del Gobierno en cargos medios. “Si el Gobierno mantiene esa posición de seguir creyendo que solo la guerra económica y el bloqueo son los causantes del problema económico que tenemos, no hay manera en que podamos salir de la hiperinflación”, lamentó.

Por su parte, Jesús Farías, economista y constituyente de la ANC, asegura que la única forma en que se pueda superar este fenómeno es que el país tenga mayor circulación de divisas. “El mayor problema es el déficit de divisas, si tuviéramos abundancia de divisas pudiéramos estabilizar los precios y derrotar la hiperinflación”. Para Farías, el Gobierno debe invertir más divisas para recuperar el aparato productivo, pero es consciente de que esa opción es poco probable en el escenario actual.

El petro: la tabla de salvación es intangible

Recientemente la segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Gladys Requena, señaló que el presupuesto de 2019 estará anclado al petro, y de esa cantidad se destinará más del 74% a la inversión social. Para ello se presupuestó la cifra de un billón 489 mil millones de bolívares, casi 500 millones de petros, con los que cuenta el Gobierno para tal hazaña.

Pero los expertos se muestran desconfiados de que el criptoactivo logre “sacar las patas del barro” a la golpeada economía nacional. El economista Ronald Balza dice que el principal problema es que una criptomoneda debe ser aceptada por todos, y ese no es el caso del petro. Su colega Tamara Herrera, también opositora al Gobierno, piensa que el principal problema es la falta de credibilidad del Gobierno. “Si no hay un Gobierno que pueda generar confianza, no será posible incrementar la demanda de dinero y sin eso no hay inversión de capitales. No creo que esto se logre con el petro”, apuntó.

Ingerzon Freites, de OVRE, recomienda que para recuperar esa confianza hay que hacer una reestructuración de todo el gabinete económico y reemplazarlo por uno conformado por expertos en el área y con independencia del partido de Gobierno. “Sin estos cambios es imposible avanzar, tampoco reciclando a los mismos ministros. De tomar esta consideración, debe aplicarse un programa de medidas por fases para no causar un shock tan fuerte a nivel económico y de la población”.

Sin PDVSA a tope, todo será más difícil

Para Luis Salas todos los esfuerzos que se hagan en materia económica serán infructuosos si no se reactiva la industria petrolera nacional, que ha caído a niveles de la década de los 40 del siglo pasado. “En un contexto como en el que estamos, con unas proyecciones para la economía mundial en 2019 que no son las mejores, con un sector privado que aunque tuviese la voluntad de hacerlo, no está en sus capacidades, el único que tiene la potencialidad de reactivar la economía es el Estado, y dentro del Estado, PDVSA”.

Es bien conocido el impacto multiplicador que tiene la industria petrolera en todas las áreas de la vida nacional, Salas denomina ese fenómeno como un “reactivador inmediato de la economía”. Es la única fuente de ingreso seguro de divisas al país, puesto que siempre habrá consumo de petróleo pese a la desaceleración económica mundial. “Para arreglar el problema económico hay que arreglar el problema político y reactivar PDVSA. Todo lo demás que se haga sin tocar esos puntos, es perder el tiempo”, sentenció.

El economista y constituyente Jesús Farías, señala como el principal causante de la escasez de divisas en el país, la disminución en la producción petrolera, motivado al bloqueo económico que se impuso contra Venezuela. “El bloque impuesto por EE. UU. al país ha profundizado la crisis económica”, aseguró.

Según los cálculos del Gobierno los resultados positivos de sus políticas económicas se verán reflejados durante el primer semestre de 2019. Veremos.

___________________

Por Randolph Borges / Supuesto Negado