Golpe del 30-A: esto pasaba a cuatro horas de su inicio

Por Ociel Alí López – 30/4/19 10:10 (HLV)

www.venezuelaanalisispolitico.com

En la madrugada de hoy la oposición radical ha decidido jugarse su última carta. Algunos efectivos militares y policiales, muy pocos según se aprecia en los videos, han liberado al líder derechista Leopoldo López, quien se encontraba preso en su casa y se han posicionado con un par de tanquetas antidisturbios, junto a Guaidó, en la autopista frente al aeropuerto La Carlota en Caracas, la zona de confort opositora. Hasta allí todo muy parecido a los antiguos levantamientos que han fracasado a corto o largo plazo.

El movimiento que se generó a partir del autojuramento de Guaidó luce muy debilitado. Su figura ha venido diluyéndose y su desplace se ha venido achicando. Así que esta jugada podría parecer, a primera vista, más una acción desesperada que una con planificación y apoyo sólido de las Fuerzas Armadas.

Salía el sol y rodaban dos noticias desde los medios venezolanos que trasmiten desde Miami (ETVnoticias). Los insurrectos habrían tomado la base militar La Carlota y entre ellos se encontraba el mayor general Ornella Ferreira, un militar de peso.  Al pasar los minutos, ambas informaciones han sido desmentidas. Desde la base, en calma, el mayor general Alexis Rodríguez Cabello, jefe militar de Caracas, negaba dicha información y se proclamaba leal a Maduro. Ornella hacía lo propio desde su cuenta de Twitter. Los manifestantes civiles han sido rápidamente disueltos, por ahora.

Desde el lugar del atrincheramiento, por los videos que han salido, se ven pocos soldados y pocos civiles, con presencia de López y Guaidó. Hubo varias ráfagas de fusil que parecían de disuasión por parte de los golpistas.

Lo que aún no logra comprenderse es por qué el líder socialdemócrata y segundo vicepresidente de la Asamblea Nacional, Edgar Zambrano, un experimentado político moderado, habría llegado al sitio a apoyar a los golpistas. ¿Tiene información extraordinaria que permita considerar que esta acción tendrá desenlace exitoso?

Por su parte, desde muy temprano el alto mando del Gobierno ha llamado a movilizarse a Miraflores. El Gobierno ha sorteado muchas veces situaciones similares, y siempre lo ha hecho con mucha paciencia, dando largas para que los golpistas se diluyan, en tanto no controlan ningún espacio de importancia. En esta ocasión parece repetirse la estrategia, pero la jornada apenas comienza y seguramente vendrán nuevas situaciones.

Pareciera que la oposición intentará, según se refleja en las declaraciones, forzar un escenario estilo Sudán, donde una concentración pacífica que duró algunos días terminó contando con el apoyo militar y sacando al presidente Omar Al Bashir de su cargo.

Pero en Venezuela algo así recuerda más bien a las manifestaciones de 2002, cuando decenas de generales y civiles tomaron la Plaza Altamira, a dos cuadras de La Carlota y se mantuvieron por meses, haciendo proclamas que develaban el carácter racista y supremacista de los sublevados y fortaleciendo el Gobierno del entonces presidente Chávez.

Este levantamiento puede generar una  adhesión de sectores militares y terminar siendo un golpe certero a Maduro. Pero puede también significar una frustración definitiva de la oposición, el atornillamiento de Maduro y la legitimación de medidas represivas contundentes. El peor escenario es sin duda una división tajante que conlleve a la conformación de dos grandes fuerzas militares, lo que conduciría a una guerra civil.

Ociel Alí López es sociólogo, analista político y profesor de la Universidad Central de Venezuela, colaborador en diversos medios en Estados Unidos, Europa y América Latina. Ganador del premio Clacso/Asdi a investigadores sociales en 2004 y premio municipal de literatura por su libro Dale más Gasolina.