Grupo de Contacto propone encuentro con Gobierno y oposición en Caracas

El Grupo Internacional de Contacto (GIC), que evalúa la situación de Venezuela, propuso enviar una misión al país para reunirse con el Gobierno y la oposición. Así lo acordaron los miembros de las 12 naciones participantes en la reunión ministerial realizada entre lunes y martes de esta semana, en San José de Costa Rica.

“El grupo está listo para llevar a cabo una misión a nivel político en Caracas para presentar y discutir opciones concretas para una solución pacífica y democrática a la crisis”, señala la declaración final del encuentro, en el que participaron ocho países europeos y tres latinoamericanos. Todos suscribieron la declaración, menos Bolivia que se abstuvo.

Sobre el tema, en rueda de prensa, el canciller costarricense, Manuel Ventura, agregó que la visita de la GIC viajaría a Caracas “para reunirse con las partes involucradas en el conflicto, con el propósito de seguir avanzando para que se pueda realizar lo antes posible elecciones creíbles”, citó AP.

El documento del GIC también detalla la propuesta de establecer en la capital venezolana un “Grupo de Trabajo Humanitario”, para la gestión de la ayuda internacional que según ellos debe recibirse a través de donantes para paliar “el sufrimiento del pueblo venezolano”. En este tema, el documento subraya que el protagonismo deben tenerlo las ONG.

El Gobierno venezolano no se ha pronunciado para dar autorización de entrada al país ni a la misión política ni al Grupo de Trabajo Humanitario. No obstante, Juan Guaidó se reunió el martes en la sede de la AN con varios de los embajadores de los países europeos participantes del GIC y declaró que uno de los puntos tratados fue justamente el de la visita de la delegación a Caracas.

El Grupo de Contacto habla en su declaración sobre la precariedad de la situación en Venezuela, que se ha intensificado por problemas en los servicios públicos y violencia en las calles, sin embargo, no menciona en ninguno de sus puntos las sanciones internacionales de las que es objeto el país –incluyendo los fondos retenidos en Europa, tema en el que podrían ayudar de primera mano– y las consecuencias que causan estas medidas en la cotidianidad de los venezolanos.

En el documento se habla de la urgencia de realizar “elecciones libres y justas lo más pronto posible”, dice que “es imperativo restaurar la democracia, el Estado de derecho y la separación de poderes”, Y aunque no menciona abiertamente su reconocimiento a uno u otro presidente, enfatiza que la Asamblea Nacional, “elegida democráticamente y dirigida por Juan Guaidó, debe seguir siendo el centro de la vida política del país”.

Voceros de la oposición han manifestado su complacencia con los resultados del encuentro. Por ejemplo, el diputado Stalin González difundió a través de su cuenta en Twitter: “El Grupo Internacional de Contacto expresa su profunda preocupación por el sufrimiento del pueblo venezolano ocasionado por Maduro. ¡Seguimos sumando esfuerzos!”.

En cuanto a reacciones internacionales, el portavoz de la cancillería china, Geng Shuang, dijo que su país “tomó nota de la reunión del Grupo de Contacto sobre Venezuela y aprecia altamente su posición”, reseñó Sputnik.

El documento del GIC también aborda intensificar la coordinación con el Grupo de Lima, con los países de la Comunidad del Caribe (Caricom), con EE.UU., Rusia, China, Cuba, México y el Vaticano, para tratar la situación venezolana.

Por Rosa Raydán / Supuesto Negado