Guaidó no manda en la economía, pero estorba

Desde que el pasado 23 de enero el diputado opositor Juan Guaidó se autoproclamara en una plaza del municipio Chacao “presidente encargado” de Venezuela, sin abandonar su cargo de presidente del Parlamento, la incertidumbre reina en las calles.

Entre dimes y diretes, los defensores, por un lado, del presidente Nicolás Maduro, electo por voto popular directo, reconocido por todos los poderes Públicos y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, y por el otro, del diputado Guaidó, también votado por el pueblo, pero para un curul parlamentario del estado Vargas, se debaten a diario en estaciones de metro y camioneticas sobre quién tiene el poder en Venezuela.

Pero la verdad es que, en lo que le importa al pueblo, la economía, nada ha cambiado. La hiperinflación sigue haciendo de las suyas, los precios siguen cambiando a diario, mientras los sueldos siguen sin alcanzar.

El mercado cambiario sigue igual, excepto por lo sucedido con el dólar DICOM, que por primera vez desde que rige el control (2003) superó al negro en unos 109 bolívares. Y otro suceso en este campo también sorprendió, la aparición de una nueva plataforma-casa de cambios autorizada por el BCV para los privados: Interbanex, de capital español.

Esta nueva banda, viene a engrosar la lista, y fue lanzada al mercado con un precio de BsS. 3.200, también por encima del paralelo, en una jugada que para el economista y exparlamentario del PSUV Adel El Zabayar, podría haberse hecho usando al sistema bancario nacional.

“La decisión del Presidente Nicolás Maduro o del Banco Central de aperturar el negocio de las divisas a través de una empresa (Interbanex). La pregunta es ¿por qué a través de esa empresa, por qué no se apertura de manera automática a todos los bancos, e incluso que se genere toda una red de comercialización de las divisas y que permita la entrada de divisas del país?

El Zabayar cataloga de increíble que el Estado, después de tanto años de lucha contra Dolar Today, hoy lo use como referencia del valor cambiario.

“De repente el Estado, luego de haber atacado durante años a Dolar Today, ahora resulta que Dolar Today es el referencial del valor cambiario, una cosa increíble”, sentenció.

Sobre los pronunciamientos de Juan Guaidó, y su posible impacto en las variables económicas del país, el también presidente de la Federación de Asociaciones y Entidades Árabes de Venezuela, opinó en entrevista para Supuesto Negado que lo que ha generado esta especie de gobierno paralelo apoyado por Estados Unidos es generar más miedo e incertidumbre en el pueblo, que se suma a la incapacidad del Estado de dar una respuesta certera al problema económico.

“(Guaidó ha agravado la) incertidumbre, lo que hace es profundizar más la crisis a raíz del nuevo escenario que se presentó del 23 de enero para acá. Hay más miedo en la calle, más preocupación, hay mucha más desconfianza de la capacidad del Estado en confrontar la situación (…) y peor es que, lamentablemente en el mensaje del presidente Nicolás Maduro, que realmente, y eso hay que decirlo con mucha sinceridad, no se sintió un espíritu de confianza en los planes para la superación económica”, dijo.

“Hay un escenario bien complejo, que en lo económico está, la parte económica está esperando el desenlace, qué es lo que va a ocurrir en los próximos días (…) Mientras tanto la actividad comercial está casi que paralizada”, añadió.

Sobre las sanciones impuestas por Estados Unidos a PDVSA y avaladas por el diputado Guaidó, Adel El Zabayar explicó que esto es un escenario que podría agravar aún más el complejo panorama económico, debido a la dependencia casi absoluta del petróleo que vendemos.

“El problema que tenemos nosotros es la absoluta dependencia del petróleo para adquirir nuestras divisas, casi absoluta (…) Eso golpeará aún mas nuestra moneda y ya prácticamente lo estás viendo. Hoy en día con 500 bolívares, que es la máxima denominación de la moneda venezolana, es decir tú con eso no puedes adquirir productos. Ya urge la impresión de billetes de no menos de 10 mil, 20 mil y 50 mil bolívares, para poder cubrir la necesidad del mercado”.

Para finalizar advirtió que el Estado debe comenzar a pensar en una política económica coherente, que contrarreste la feroz arremetida contra nuestros sistema financiero.

“Ante una crisis tan feroz, tan amenazante contra la economía nacional, contra la independencia del país, contra la vida de nuestra nación el Estado pareciera que no tiene la capacidad de impulsar una política coherente con la coyuntura”, detalló.

Por su parte el también economista Jesús Peŕez opina que pese a que el actual Gobierno no tiene pleno control del “aparato económico”, sí tiene las pautas para organizar y articular un sistema económico, todo pautado en la Agenda Económica Bolivariana y el Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica.

Opiniones van y opiniones vienen, pero lo cierto es que, además de mucho centimetraje en la prensa, sobre todo internacional, Juan Guaidó no ha traído más que angustias e incertidumbre, porque aún hoy no sabes con qué precios te encontrarás cuando salgas de tu casa.

Por Maya Monasterios/Supuesto Negado