Habla la gente de frontera: “Quienes queremos al Táchira no nos vamos”

No todo en la frontera es migración y violencia. Los entrevistados del siguiente reportaje cuentan cómo viven en el Táchira, más allá de cualquier prejuicio. El trabajo especial forma parte del seriado que publicamos en la página web de Supuesto Negado dedicado a la situación fronteriza.

La infiltración y acantonamiento de los grupos irregulares colombianos (guerrilla, paramilitares, narcotraficantes y delincuencia organizada) y sus prácticas criminales en los estados fronterizos venezolanos invisibiliza a miles de personas que habitan en el borde geográfico del país petrolero.

Los altos niveles de violencia en la frontera –inédita en la historia venezolana– forma en el inconsciente colectivo que moldea la opinión pública nacional un manto de sospecha y estigmatización sobre los habitantes de esta región de 11.100 Km2 y una maravillosa geografía de montes, valles, montañas y páramos.

Supuesto Negado entrevistó a algunas personalidades tachirenses referentes del arte, las ciencias y el deporte para conocer su trabajo y opinión sobre la realidad actual de la zona.

Secretos prehispánicos

La doctora Reina Durán es pionera en la investigación arqueológica regional y fundadora del Museo del Táchira. Por más de cuarenta años estudió y reconstruyó la historia a través de excavaciones que exponían los secretos de las antiguas culturas aborígenes que habitaron estas tierras desde los 5.000 a. C. hasta los 1.500 d. C.

“Es fundamental enseñar y conocer nuestras raíces para sensibilizar a la comunidad en la defensa de su patrimonio natural y cultural, coadyuvando en el despertar de los sentimientos de pertenencia, la conciencia y el orgullo de ser venezolanos, especialmente por ser el Táchira una zona fronteriza”, aseguró.

Aunque es oriunda de Biscucuy, en el estado Portuguesa, esta antropóloga –amplia conocedora del sincretismo de la región– afirma que la diversidad cultural del pueblo tachirense se remonta a la época prehispánica. “Sus primeros pobladores eran etnias que provenían de tres familias o troncos etnolingüísticos: aruacos, caribes y betoys”, señaló la investigadora.

Explicó que el patrimonio local es muy rico y se puede observar en diferentes manifestaciones tangibles e intangibles de la vida diaria: técnicas agrícolas, herramientas y equipos de manufactura casera, creencias mágicas religiosas y celebraciones, entre otras.

No es un dato menor que las relaciones del Táchira con el Norte de Santander y otras localidades colombianas se remontan a siglos atrás, y a pesar de los recientes cierres de fronteras y los desencuentros entre ambos Gobiernos las redes de parentesco en las familias binacionales permanecen inalterables. “Mientras más cerca de la frontera, menos y más difuminada la construcción cultural de la diferencia”, aclara Durán.

En torno al descrédito del Táchira producto de la guerra interna colombiana que se ha desbordado sobre el territorio venezolano, sobre todo en la última década, subrayó que “vemos con tristeza cómo a partir de una oleada comunicacional y tergiversaciones políticas se va creando una ruptura social, ahondando los problemas que vivimos e intentando mellar ese orgullo regional que siempre nos ha caracterizado”.

Finalizó subrayando que aunque se viven tiempos muy difíciles (deficiencia en los servicios básicos, sobreprecios y poca capacidad adquisitiva) algunos aprovechan para profundizar y exagerar la situación evadiendo sus propias responsabilidades políticas.

Gente que supera obstáculos

“En el Táchira nos levantamos todos los días a hacer lo que más nos gusta y en su mayoría son cosas buenas”, afirmó José Gregorio Peña, atleta nativo del estado fronterizo y especialista de los 3 mil metros con obstáculos.

Este deportista fue campeón juvenil del Sudamericano 2004, del Suramericano 2017, de los Juegos Panamericanos 2011 y 2014, del Alba 2011 y de los Juegos Iberoamericanos 2012. Además, consiguió medallas en los Campeonatos Sudamericanos 2005, 2006, 2007 y 2009, Juegos Alba 2007, Bolivarianos 2009 y Centroamericanos y Caribeños 2009 y 2014.

Con acento “cantadito”, pausado y con énfasis en las “s” –típico de los habitantes de esta región– aseguró que como en todas partes de Venezuela también en el Táchira hay mucho talento y hombres y mujeres que hacen todo lo posible para construir una mejor Venezuela.

Parte de sus logros los ha conseguido gracias a su entrenamiento en las variadas condiciones geográficas y climáticas de la zona: desde el Páramo del Tamá a 4.000 metros de altura y 12 grados centígrados, hasta La Fría a 126 metros sobre el nivel del mar con un calor abrasante de 36 grados.

Impulsar la venezolanidad hasta el límite del territorio

“Nuestra filosofía es llegar a las comunidades más desasistidas –desde el punto de vista cultural– con montajes que integran el lenguaje visual, dramático y corporal, en una puesta en escena para niños y adultos”, explica Karelys Contreras, una de las fundadoras de La Carreta Andariega, una agrupación dedicada a la investigación, producción y promoción del teatro de marionetas.

Karelys, Junto a Kadrian Contreras y Elvidio Márquez fundaron en 2011 este colectivo de titiriteros para aprovechar su amplia trayectoria en teatro y teatro de títeres (juntos suman más de treinta años de experiencia). Todos ellos fueron formados en los grupos estables de la Universidad de Los Andes.

Explicó que cada uno de los montajes que escenifican impulsa una transformación cultural al promover la venezolanidad y los valores patrios: en Circo Vivo, las tradiciones, el cuatro venezolano y la protección del medio ambiente son los protagonistas; mientras que en La Caja de los Juegos las recreaciones tradicionales cobran vida para enseñarle a los niños y niñas que con alegría e imaginación todo es posible. Finalmente en Reverón Historias en Tres Colores se rinde homenaje al Maestro de la Luz.

A la titiritera le preocupa tanta información negativa que proviene de la región porque hace que el resto del país vea al tachirense como un delincuente, traficante o violento “y nos aleja de lo que realmente somos: gente noble y trabajadora”.

¡Yo no me voy de aquí!

La cordialidad y las sinfonías de verdor –como narra la tradicional canción Tierra Tachirense– acogen no solo a los nacidos en estos predios sino a extranjeros que deciden hacerla su hogar.

Daniel Francovig, exfutbolista profesional y el más icónico arquero del equipo local, el Deportivo Táchira, es uruguayo, llegó en el año 1984 y se quedó para siempre.

Durante una década como cancerbero del equipo aurinegro disputó siete Copas Libertadores y fue campeón del fútbol nacional en dos ocasiones (1984 y 1986).

Francovig comentó que la mayoría de las gestiones locales en San Cristóbal han sido desastrosas y por eso actualmente en el Táchira la mayoría es opositora.

Dijo, además, que el Gobierno colombiano agrede a su par venezolano y maltrata a quienes migran al país neogranadino sin recordar que durante años el Táchira –y Venezuela– cobijó a millones que huían de la guerra interna en el país vecino. “Aquí nunca hubo diferencia entre ellos y nosotros”, acotó.

Francovig, quien fue presidente del Instituto Nacional del Deporte del Táchira, asegura que aunque actualmente hay muchos problemas tiene fe de que las cosas mejorarán. Subraya que la crisis es peor “por la guerra política y mediática que pretende acabar con el país”.

Sin embargo, es rotundo en el cierre de la entrevista: “Quienes queremos a Venezuela y al Táchira no nos vamos”.

Es imposible mencionar a Francovig sin recordar su histórico gol “de arco a arco” frente al equipo Independiente de Avellaneda durante la Copa Libertadores del año 1987. El resultado (3×0) a favor del local fue el primer triunfo de un equipo venezolano ante uno argentino en la más importante copa de clubes regional.

“Hoy mi gol se puede ver en YouTube. Cada vez que un arquero convierte un gol de arco a arco me llaman para entrevistarme. La gente en la calle, tras más de 30 años de eso, me pide autógrafos”, dice con alegría.

https://twitter.com/VarskySports/status/1152205196040257537?s=20

 Por Edgard Ramírez / Supuesto Negado

Siga leyendo los trabajos especiales que Supuesto Negado publicó en su página web a propósito del seriado dedicado a la situación fronteriza. Con entrevistas, reportajes y artículos de análisis nuestro equipo periodístico va tras la pista del día a día a pocos metros de nuestro límite con Colombia.