Huawei contraataca en tribunales estadounidenses y alega que veto es inconstitucional

La empresa tecnológica china Huawei presentó una demanda judicial en Estados Unidos contra el veto impuesto por Donald Trump. Con esta medida, la compañía asiática solicita que el tribunal declare inconstitucional la reciente prohibición impuesta sobre sus productos.

Huawei alega que las sanciones del gobierno norteamericano se emitieron sin antes permitirle el derecho a la defensa y que afectan directamente a la población de ese país.

“Al impedir que compañías estadounidenses hagan negocios con Huawei, el gobierno perjudicará directamente a más de 1.200 empresas estadounidenses. Esto afectará a decenas de miles de empleos estadounidenses“.

Así lo afirmó en rueda de prensa el principal responsable jurídico de la empresa, Song Liuping, quien también se refirió a lo irregular del proyecto de ley que establece las restricciones hacia Huawei, dado que declara culpable a la empresa sin permitirle previamente exponer sus alegatos.

“La ley no le da a Huawei la oportunidad de refutar las acusaciones, de presentar pruebas en su defensa o de recurrir a otros procedimientos que los adjudicadores imparciales proporcionan para garantizar una búsqueda justa de la verdad (…) La prohibición es un escrito de proscripción por excelencia y una violación del debido proceso“, dijo el abogado, citado por el medio de comunicación ruso RT.

El recurso al que apela Huawei en los tribunales de EEUU es a un juicio sumario –más rápido que uno de carácter ordinario ya que busca obtener la decisión de un juez sin celebrar un juicio completo- y la empresa aspira a que la corte declare el veto como inconstitucional, impidiendo así su entrada en vigor.

Song dijo que desde el pasado mes de marzo Huawei ejerce medidas legales para defenderse ante la persecución y posterior bloqueo por parte del gobierno de EEUU.

La audiencia al respecto de la moción tendrá lugar el próximo 19 de septiembre, informó BBC.

El vocero añadió que las motivaciones de las sanciones, que afectan a clientes en más de 170 países, van más allá del ámbito meramente comercial. “Políticos en EEUU están utilizando la fuerza de toda una nación para perseguir a una empresa privada“, dijo Song, recogió BBC.

“El gobierno de EEUU no ha presentado evidencia que demuestre que Huawei representa una amenaza para la seguridad. No hay arma, no hay humo. Solo especulación“, aseguró.

Las sanciones de Trump, impuestas en plena guerra comercial con China, amenazan la supervivencia de Huawei dado que le prohíben a las empresas de EEUU hacer negocios con la compañía asiática, que depende en gran medida de componentes y software hecho en Norteamérica.

Huawei ha declarado en varias oportunidades que está en capacidad de producir todo lo que necesita sin sus socios en Estados Unidos, sin embargo, el veto le cierra una ventana de negocios muy importante para su estabilidad a corto plazo, especialmente cuando se acerca la hora cero en la carrera por el despliegue de la red 5G, que se espera sea en 2020 y en la que Huawei lleva hasta ahora amplia ventaja.

Washington alega que el bloqueo a Huawei es una estrategia de “seguridad nacional” dado que acusa a la compañía china desde hace varios años de ciberespionaje. No obstante, no ha presentado ninguna prueba que soporte la denuncia.

Por Rosa Raydán/ Supuesto Negado