Informe de ONU sobre DD.HH. deja 13 recomendaciones y 11 llamamientos al Gobierno

Este jueves se publicó en la red social Twitter el informe sobre la situación de Venezuela, que realizara la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, luego de su visita a Venezuela.

La oficina decidió que después de este informe, cuya presentación oficial será este viernes 5 de julio, se aumente especialmente “la documentación, el análisis y la presentación de informes públicos sobre la situación de los derechos humanos”.


De acuerdo con ACNUDH, hay indicios que revelan la “sistemática violación de los derechos humanos en Venezuela”.

En total, el despacho de Naciones Unidas emitió 13 recomendaciones y 11 llamamientos al Gobierno del presidente de Nicolás Maduro relacionados con la materia evaluada.

La primera recomendación que le hace al Ejecutivo es que “adopte todas las medidas necesarias para garantizar la disponibilidad y la accesibilidad de alimentos, agua, medicamentos esenciales y servicios de atención de la salud”.

También le pide a Maduro que libere a todos los políticos privados de libertad, que amplíe las atenciones y los planes sociales, y que lleve a cabo “investigaciones prontas, efectivas, exhaustivas, independientes, imparciales y transparentes de las violaciones de los derechos humanos, incluidas las muertes de indígenas, y lleve a los responsables ante la justicia”.

Por otra parte, Bachelet indicó que además de aceptar la presencia del ACNUDH en el país, “el Gobierno realizó varios compromisos e identificó áreas de cooperación”.

“El ACNUDH apoyará la evaluación de los principales obstáculos respecto al acceso a la justicia y de la Comisión Nacional de Prevención de la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes. El Gobierno también aceptó otorgar al ACNUDH acceso pleno a los centros de detención para monitorear las condiciones de detención y hablar con las personas detenidas. El Gobierno adoptará un calendario de diez visitas de los Procedimientos Especiales en los próximos dos años. En seis meses, el ACNUDH y el Gobierno evaluarán la posibilidad de aumentar la presencia del ACNUDH y establecer una oficina de país”, se dejó plasmado en el informe.

Lo que agrava la crisis

ACNUDH destacó que las últimas sanciones económicas “están agravando aún más los efectos de la crisis económica, y por tanto la situación humanitaria, dado que la mayoría de los ingresos en divisas procede de las exportaciones de petróleo, muchas de las cuales están vinculadas al mercado estadounidense”.

“El Gobierno ha aceptado autorizar gradualmente asistencia humanitaria de las Naciones Unidas y de otros actores. Sin embargo, el nivel de asistencia es mínimo en relación con la magnitud de la crisis y hay una necesidad urgente de adoptar reformas económicas estructurales”, reza el informe.

Hablan las partes

El Gobierno de Venezuela presentó varias observaciones al informe de la alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

La Cancillería venezolana emitió un comunicado y a través del mismo señala: “El informe presenta una visión selectiva y abiertamente parcializada sobre la verdadera situación de derechos humanos de la República Bolivariana de Venezuela”.

El mismo “contradice los principios que deben regir el tratamiento de los asuntos de derechos humanos, recogidos en la Declaración y Programa de Acción de Viena”.

De acuerdo con el Ejecutivo, en el informe “se privilegian excesivamente las fuentes carentes de objetividad y se excluye casi en su totalidad la información oficial”.

Mientras tanto, voceros de oposición señalaron en la red social Twitter que el documento presentado por ACNUDH es acertado.

El dirigente de oposición Henrique Capriles Radonski dijo que “el informe expone a Venezuela y al mundo la magnitud de la catástrofe que representa el madurismo para los venezolanos”.

También el diputado Henry Ramos Allup se pronunció al respecto. Aseguró que el informe fue “claro y contundente” y calificó como positivas las “instrucciones que Bachelet da al Gobierno. “Hay que leerlo en su totalidad”, expresó.

No es la primera

La alta comisionada visitó Venezuela del 19 al 21 de junio de 2019. En el informe, la oficina de la ONU para los DD.HH., dice que Bachelet se reunió con diferentes contrapartes, incluido el presidente de la República, Nicolás Maduro, el vicepresidente (Delcy Rodríguez) el ministro de Relaciones Exteriores (Jorge Arreaza), altos cargos de 17 ministerios , el presidente de la Asamblea Nacional (Juan Guaidó) y diputados de la oposición.

“Asimismo, se reunió con el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (Diosdado Cabello), el fiscal general, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia y el defensor del Pueblo. Sostuvo reuniones con representantes de la Iglesia católica, el sector empresarial, universidades, estudiantes, sindicatos, organizaciones de derechos humanos, aproximadamente 200 víctimas, la comunidad diplomática y el equipo de la Organización de las Naciones Unidas en el país”, afirma el texto.

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (el ACNUDH) recordó en su informe que efectuó otra visita a Venezuela del 11 al 22 de marzo de 2019, “durante la cual se reunió con una amplia variedad de partes interesadas, incluyendo actores estatales, en Caracas, Barquisimeto, Valencia y Ciudad Guayana. Además, entre septiembre de 2018 y abril de 2019, el ACNUDH llevó a cabo nueve visitas para entrevistar a personas refugiadas y migrantes venezolanos en la Argentina, el Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México y Perú”.

Por Nancy Mastronardi / Supuesto Negado