Instalan rejas para proteger de venezolanos Consulado de Chile

La policía de la ciudad de Tacna, en el sur de Perú, instaló varias rejas para aislar al Consulado de Chile en esa localidad, que tiene desde hace más de un mes a unos 600 venezolanos esperando a las afueras por los papeles necesarios para continuar su viaje hacia ese país austral.

Según el jefe policial regional, Rubí Pinto, las rejas, que separan a la masa de migrantes venezolanos de la sede consular, se instalaron a pedido de la legación diplomática extranjera, para prevenir “algún intento” de ingreso de los nacionales que permanecen en el lugar desde el pasado 22 de junio.

La semana pasada, el campamento improvisado hecho por los venezolanos, que fueron detenidos en este punto fronterizo por no tener la visa que comenzó a exigir en junio Chile, fueron desalojados y sus pertenencias retiradas del sitio, pese a sus airadas protestas.

En esa oportunidad, la policía local informó que no se trataba de un desalojo, sino de una reubicación ante la queja de los vecinos de la zona, que denunciaron malos olores y suciedad en las calles.

 

De acuerdo al diario peruano El Comercio, las carpas de los venezolanos molestaban las residencias de los militares que son las más cercanas al edificio consular chileno.

La situación de los venezolanos se complica porque para obtener la visa tienen que tener pasaporte y certificado de antecedentes penales vigentes, ambos documentos emitidos por el Ministerio de Interior, Justicia y Paz.

Muchos venezolanos aseguran que tienen familiares del otro lado de la frontera y han apelado a la figura de la reunificación familiar.

Por Maya Monasterios Vitols / Supuesto Negado