¿Te has preguntado cómo llega internet a los barrios donde no hay Cantv?

Los sectores populares tienen que hacer tremendos sacrificios y “bajarse de la mula” para poder acceder al servicio de internet. Los proveedores “no convencionales” cobran cifras exorbitantes para hacerles llegar el servicio.

Varios habitantes de Mamera, una zona populosa de Caracas, usan un servicio de internet alternativo al que ofrecen proveedores como Cantv, Inter, y Super Cable. Supuesto Negado entrevistó a uno de estos proveedores “alternativos” para conocer cómo funciona este servicio.

Lo pagan porque no tienen más opción

El servicio de internet en este sector llega por una serie de antenas que el proveedor y sus “socios” adquirieron para este fin, “quien desee el servicio se contacta con alguno de nosotros y le conectamos un equipo (computador) por wifi”, explica el “proveedor”, quien pidió mantenerse anónimo. La contraseña de acceso no se revela a los usuarios, el equipo es conectado directamente por el proveedor que cobra Bs 3.500.000 por la “instalación” y una mensualidad de… ¡400.000 bolívares!

Un usuario del servicio se mostró bastante insatisfecho. Expresa que el servicio es lento e intermitente, sólo lo mantiene porque tiene dos hijos que van al liceo y lo necesitan para realizar investigaciones, “no todo el mundo puede pagarlo, a veces me retraso con los pagos dos días y lo cortan y para reconectarte te quitan 100 bolos (Bs 100.000) más”, expresó.

Por su parte, Thalía, también habitante de la zona, comentó que antes estaba conectada a ese servicio de internet, “yo pagaba Bs 25.000 a inicios del año pasado, pero cuando comenzó a subir la mensualidad decidí cancelarlo, era muy caro y a veces se ponía demasiado lento o no había”. Concluyó contando que “ellos (los proveedores) se aprovechan de uno porque no se puede conseguir internet de otra forma, tuve que moverme bastante pero al final conseguí un pendrive de internet de Digitel (Bam Digitel) y es más económico, aunque a veces no tiene señal y es igual de lento”.

Un caso similar ocurre en un barrio de Ruíz Pineda; ahí el servicio de internet por cable tampoco llega por los medios regulares, por lo que William aprovecha la ocasión para proveer el servicio a sus vecinos. Posee internet de Cantv, que según relata obtuvo pagando “un realero” porque “el técnico de Cantv me dijo que por la vía legal no me iba a llegar (el servicio) porque ahorita no tienen muchos técnicos, así que no se dan abasto ante las solicitudes”.

William cobra por la instalación Bs 1.100.000; para la misma tiene en su domicilio un “Switch TP- Link de 16 puertos y el Router de Cantv que tiene varios puertos más, así conecto los cables y se distribuye para las casas más cercanas”. Los vecinos interesados deben comprar su propio cable de red para la conexión y pagar adicionalmente una mensualidad de Bs 100.000.

Las cifras son asombrosas si se comparan con las de los proveedores formales.

Al acceder “legalmente” al servicio de Cantv el usuario disfruta de conexión ilimitada entre 6 mil y 15 mil bolívares al mes dependiendo del plan contratado e incluyendo el coste del servicio telefónico.

Los usuarios que acceden al servicio de Inter, pagan entre 17 mil hasta 63 mil bolívares; y los de Netuno desde 600 bolívares hasta 17 mil, con planes de navegación limitado.

Estas empresas, demás está decir, tampoco han llegado masivamente a los barrios.

No todos acceden a internet residencial

Según Carlos Silva, vicepresidente de Movilnet, en Venezuela “más de 19 millones de personas tienen acceso a Internet”, es decir, al menos el 63,33 % de la población disfrutan del servicio de internet y de acuerdo a Conatel, acceden al mismo por medio de más de 100 distribuidores, entre los que destacan la estatal CANTV, IFX Networts, Supercable, Inter y NetUno.

Sin embargo, pocos acceden a internet residencial. Buena parte de los venezolanos acceden a través de redes móviles que están repartidas en las 3 operadoras que ofrecen el servicio (Digitel, Movistar y Movilnet).

¿Por qué es difícil acceder al servicio?

Entre las condiciones que dificultan que el servicio de internet llegue a los barrios, se encuentran los requerimientos mínimos de Cantv, donde se estipula que para acceder al servicio el usuario debe estar conectado a una central Cantv con disponibilidad ABA y a una distancia no mayor de 5 km, sin embargo, en las zonas más altas estas centrales no abundan y generalmente están abarrotadas.

internet

Aunado a esto, quienes sí pueden optar por la solicitud del servicio, denuncian que hay una gran mafia entre los técnicos de la estatal, a quienes hay que “mojarles la mano para que te pongan el internet”.

La situación presentada hoy día con el servicio de internet es semejante a lo que sucedía con Cantv en la década de los 90 cuando era difícil, por no decir imposible, colocar el servicio telefónico fijo en los sectores populares. Los celulares llegaron aquella vez para alivianar ese mal y actualmente se usa la misma medicina para un mal diferente, pues, son también los celulares los que conectan los barrios al servicio de internet.

__________________________

Por Yonaski Moreno / Supuesto Negado