¿INVASIÓN CONTRA VENEZUELA? VECINOS AVANZAN EN LA FRONTERA

Después de la gira de Rex Tillerson, jefe de la diplomacia estadounidense, por varios países de América Latina, el almirante Kurt W. Tidd, jefe del Comando de Operaciones Especiales del Ejército Estadounidense y autor de la estrategia militar Venezuela Freedom-2 se reunió con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y casi simultáneamente, los tres países que tienen frontera terrestre con Venezuela (5.161 km. compartidos) movilizaron sus tropas militares y establecieron un amplio despliegue de efectivos como lo establece la estrategia “tenaza” (de cerco y asfixia).

No es un dato menor que en las invasiones recientes, EE.UU. ataca desde países limítrofes al Estado víctima: en Libia utilizaron a Egipto, y en Siria a Turquía, El Líbano, Irak, Jordania e Israel.

Brasil duplica presencia en la frontera

El ministro de Defensa de Brasil, Raul Jungmann, afirmó que su gobierno duplicará el contingente del Ejército en la frontera con Venezuela.

guerra no convencional, guerra IV generación, Comando Sur, invasión, Rex Tillerson, Kurt W. Tidd, Venezuela Freedom-2

Antes, el presidente de facto, Michel Temer, autorizó a las tropas norteamericanas para usar la base aérea militar de Alcántara. Vale recordar que el mandatario también patrocinó en la Amazonia unos ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos, Colombia y Perú.

El principal objetivo militar en caso de un ataque bélico por el flanco brasilero es la represa del Guri. Su ataque y destrucción interrumpiría de forma permanente el servicio eléctrico en gran parte del país.

Colombia pone tres mil nuevas unidades

El gobierno de Juan Manuel Santos anunció el apresto de tres mil nuevas unidades de las Fuerzas Armadas para reforzar el control en la frontera con Venezuela.

Por la presencia de 7 bases militares estadounidenses desde el año 2009, Colombia es la cabeza de playa de la guerra contra nuestro país, no solo por la infraestructura bélica, sino por el reciente anuncio del redireccionamiento de millones de dólares para “aliviar la crisis humanitaria”.

guerra no convencional, guerra IV generación, Comando Sur, invasión, Rex Tillerson, Kurt W. Tidd, Venezuela Freedom-2

Según el plan militar develado, no solo el ejército regular participará en la invasión –tal y como sucedió Ucrania, Siria y Libia-. Por eso, en algunas zonas del Norte de Santander, estado fronterizo con Venezuela, los grupos armados ilegales han tomado el control de la seguridad, sin que el ejército, la policía o las instituciones del Estado hagan algo por evitarlo.

Desde Colombia, los objetivos militares son la destrucción del puente sobre el Lago de Maracaibo, la presa Uribante Caparo y el bombardeo de la infraestructura petrolera de Amuay y el complejo petroquímico de El Tablazo.

Guyana se apertrecha

A raíz de los recientes desencuentros por el territorio Esequibo, el presidente de Guyana, David Granger, ordenó reestructurar por completo sus Fuerzas Armadas “para defender la soberanía ante la persistencia agresiva de Venezuela”.

A través de un comunicado, explicó que la reorganización abarca entrenamiento, infraestructura y “levantamiento de la moral”, así como mejoras en los equipos de la Fuerza Aérea, la Guardia Costera y el Cuerpo de Ingenieros.

También el establecimiento de la reserva y un cuerpo civil de defensa mediante un plan de entrenamiento obligatorio.

Más recientemente, el ministro de Estado, Joseph Harmon, anunció que la Fuerza de Defensa de Guyana (GDF) aumentará la presencia de tropas en la zona fronteriza con Venezuela, así como la instalación de una base de patrullaje transitoria “para ayudar a paliar el tráfico de armas por comida y reducir la violencia de las pandillas en la zona”.

Los asentamientos militares de Guayana con presencia de tropas norteamericanas son las bases de Stevenson y Ayangana, principalmente.

En teoría, y por proximidad geográfica, los objetivos militares son los mismos que para las tropas asentadas en Brasil.

Fronteras marítimas: 12 bases militares

Hay que destacar que Venezuela también posee frontera en el Mar Caribe y en el Océano Atlántico con: EE.UU. (a través de Puerto Rico y las Islas Vírgenes), el Reino de los Países Bajos (a través de Aruba, Curazao, Bonaire, Saba y San Eustaquio), República Dominicana, Francia (a través de Martinica y Guadalupe), Trinidad y Tobago, San Cristóbal y Nieves, Reino Unido (a través de Montserrat), Dominica, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Granada y Barbados.

Hay 12 bases militares (estadounidenses y francesas) en estas islas.

Por su proximidad, tendrían como objetivos principales la destrucción de los Sukhoi-30 Mk2 ubicados en el Grupo Aéreo de Caza Simón Bolívar Nº 13 (Barcelona) y en la Base Aérea Libertador Palo Negro (Aragua). Además la incursión con grupos comandos en Miraflores, la Dirección de Inteligencia Militar, el Ministerio de la Defensa y TeleSUR.

Aunque no tenemos frontera con Panamá, se hace necesario recordar la llegada desde enero – y hasta junio de 2018- de un contingente de 415 miembros de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

El cielo encapotado anuncia tempestad

Las grandes cadenas informativas intentarán legitimar la invasión genocida como un rescate salvador.

Si se hubiera firmado el acuerdo de República Dominicana, se habría desactivado, al menos por un buen tiempo, la intervención. Sin embargo, la negativa del acuerdo y la posibilidad real de que Maduro gane las elecciones, apunta a que solo falta un motivo de guerra, causa o pretexto para iniciar una acción bélica.

Otras cuestiones a tener en cuenta son ¿Hasta dónde llega el compromiso de China luego del acuerdo de “seguridad y defensa” hace poco firmado con Venezuela? ¿Cuál será la reacción rusa?

__________________________

Por Edgard Ramírez Ramírez / Supuesto Negado