NOBEL DE ECONOMÍA, JOSEPH STIGLITZ, AUGURA QUE CRISIS ARGENTINA LA PAGARÁN LOS POBRES

Stiglitz

Las medidas gubernamentales implementadas por el presidente de Argentina, Mauricio Macri, han llevado al país a una grave crisis económica y política cuyo desenlace aún está por verse, pero que prefigura como una situación similar a la del comienzo de siglo.

La llamada crisis del 2001 no solo resultó en que el país austral cayó en default sino que, además, sufrió de una parálisis económica casi total lo que trajo como consecuencia la rápida sustitución de tres presidentes en el plazo de dos meses.  

En una entrevista a la BBC de Londres el premio Nobel de economía, Joseph Stiglitz, afirmó que el presidente Macri debería pensar en reestructurar la deuda del país para evitar el impago de la misma y las severas consecuencias para los más humildes del país.

El economista recordó las características de la crisis argentina: Una gran devaluación del peso acompañada de una subida de las tasas de interés al 60%, la más alta del mundo. Esto vaticina un aumento, aún más radical, de la inflación vivida hasta ahora y una ausencia de confianza.

Para el economista, la ayuda del FMI no ha traído las consecuencias esperadas y más bien ha sucedido todo lo contrario: los capitales nacionales e internacionales pujan por salir del país a como dé lugar.

StiglitzA juicio del que fuera economista jefe del Banco Mundial “los errores del pasado de Macri limitan su margen de acción y los costos de las medidas de austeridad que busca imponer podrían ser demasiado grandes”.

Afirma Stiglitz que uno de los principales errores de Macri fue confiar demasiado en la idea de que “habría un ingreso de capital de la inversión extranjera” por lo cual procedió al recorte de los impuestos a la exportación, que era una fuente importante de ingresos:

“Acabamos de hablar en una conferencia sobre la importancia de la desigualdad, y esa fue una medida que aumentaba la desigualdad porque reduce los impuestos a algunos de los argentinos más ricos y el precio lo pagan algunos de los más pobres”.

El resultado fue el aumento del déficit fiscal, luego el aumento del monto y la cantidad de préstamos tomados del exterior, a lo que siguió el aumento del costo de los alimentos y la consecuente reducción de los salarios reales de los trabajadores.

Sin embargo, opina el laureado economista, que Macri ha comenzado a dar pasos en la dirección correcta:

“…ahora subió impuestos a las exportaciones como parte de un paquete nuevo. Si lo hubiera hecho originalmente, no estaría en la situación extrema que está ahora”.

Opina que otro error fue el enfoque desmedido en las metas de inflación lo que solo redundó en traer capital especulativo: “Los tipos de interés excesivamente altos atraen capital que viene por algún tiempo y luego se va”.

StiglitzLo que le preocupa es “que una vez que se crea una crisis, como parecen haberlo hecho estas políticas de mala gestión de una forma previsible, el margen de maniobra está muy limitado”.

El resultado lo sintetiza en la siguiente frase:

Las medidas de austeridad que parece estar imponiendo, obviamente ralentizarán la economía e impondrán nuevamente un alto costo en la gente común

Así que, de no reestructurar la deuda “los costos que probablemente se impongan a través de la austeridad serán demasiado grandes. Hay mucho optimismo irracional, tanto de parte de los prestatarios como de los prestamistas”.

Pero lo más llamativo de la opinión de Stiglitz es que para él no fue malo que Argentina haya sido excluida de los mercados internacionales luego de la crisis del 2001, porque esto trajo como consecuencia una especie de disciplina que hizo que Argentina enfrentara las realidades de las restricciones presupuestarias, no necesariamente hechas de la mejor manera, pero al menos evitó una post-crisis”.

La conclusión del economista podría sintetizarse en una versión del refrán popular cría buitres y te sacaran los ojos”:

“Los términos que Macri acordó con los [capitales] buitres, el enorme obsequio después de que Argentina sacrificó tanto, creo que fue desmesurado y le planteó a Argentina un problema a futuro. Y luego los términos en los que pides prestado también son inquietantes”.

_____________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado