LOS MEDIOS COLOMBIANOS HACEN FESTÍN CON LA VENEZOLANOFOBIA

Colombia, Venezuela, cadenas de odio, migración, cobertura mediática, política, xenofobia.

Desde que el mundo es mundo los fenómenos migratorios masivos han despertado la xenofobia en los países receptores. Tan es así que cierto grado de rechazo es considerado normal.

Sin embargo, algunas de las manifestaciones de odio que se han venido presentando desde 2017, año en que se intensificó la migración venezolana a Colombia, parecen orquestadas por factores extranjeros y nacionales que promueven un cambio de gobierno en Venezuela.

Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar ha denunciado que la estigmatización contra Venezuela está teniendo lugar mediante la “proliferación de cadenas de odio en las redes sociales y algunos portales informativos”.

Colombia, Venezuela, cadenas de odio, migración, cobertura mediática, política, xenofobia.

Por otra parte, si se examina la cobertura mediática se puede constatar que esta se mueve entre mostrar a los venezolanos como “zánganos” y vividores chavistas que llegan al hermano país esperando que el gobierno les resuelva todo, y su victimización, cuya causa principal estaría en el “gobierno fallido” de Nicolás Maduro.

Así, durante todo el año pasado fueron noticia las manifestaciones de xenofobia contra nuestros compatriotas en el vecino país y, en particular, en las ciudades fronterizas.

También es verdad que todo esto se conoció, en parte, por el rechazo que suscitaron aquellas manifestaciones. Es decir, muchos colombianos reaccionaron criticando la conducta xenófoba de sus compatriotas y reivindicando la fraternidad y la solidaridad.

Sin embargo, la situación llegó a su clímax la semana pasada cuando un grupo de connacionales fueron atacados con bombas incendiarias mientras pernoctaban en una cancha de básquet ubicada en el barrio Sevilla de la ciudad de Cúcuta.

Este ataque, junto a otras situaciones de tensión que se venían desarrollando en ese espacio, incluida una convocatoria a una marcha antivenezolana, supuestamente pacífica, determinó que el alcalde de la ciudad, César Rojas, diera un ultimatum a los venezolanos para que desalojasen la cancha en la que se refugiaban desde diciembre de 2017.

El desalojo se concretó el 24 del presente mes y estuvo marcado por la tensión entre los habitantes de la comunidad, la fuerza pública y los migrantes, tal como puede verse en el siguiente video.

Todos los medios colombianos reseñaron el acontecimiento, pero no se limitaron a esto. Así, por ejemplo, el portal web de El espectador, aprovechó la oportunidad para destacar las declaraciones de Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda, quien desde el Foro Económico Mundial de Davos, auguró el colapso inminente de Venezuela y pidió “un plan económico para el día después”, agregando: “no sabemos cuándo vamos a llegar al día después, pero eso va a ser rápido por la gravedad de la crisis”.

Colombia, Venezuela, cadenas de odio, migración, cobertura mediática, política, xenofobia.

Pero este no es el único caso. El portal web de la cadena colombiana RCN destaca en su front page las siguientes noticias: “El fin de semana aumentó el paso de venezolanos a territorio colombiano”. Un poco más abajo en el mismo portal encontramos esta otra: “Denuncian que el ELN estaría reclutando a menores venezolanos”.

Por su parte, la revista Semana ha creado la etiqueta: “Crisis fronteriza con Venezuela” para agrupar las noticias y artículos de opinión que dan cuenta de la situación creada por el aumento de la migración venezolana al vecino país.

De las publicaciones de la mencionada revista destaca un estudio basado en cifras oficiales que da cuenta de la magnitud de la migración venezolana y que se titula: “¿Cuántos venezolanos se quedan en Colombia?”.

Pero, además, llama poderosamente la atención que la línea editorial de este medio asegura que son los colombianos los que han sido deportados de Venezuela “desde que el presidente Nicolás Maduro decretó un estado de excepción en la zona fronteriza”.

___________________

Por Julia Cardozo / Supuesto Negado